VOX no es un partido nuevo en España, pero, a diferencia de antes, cada vez gana más adeptos, y los resultados en Andalucía son prueba de ello.

Resultados electorales en Andalucía. Fuente de imagen: Europapress.
Resultados electorales en Andalucía. Fuente de imagen: Europapress.

Andalucía, una región donde el PSOE había ganado las elecciones durante más de treinta años, ha visto un resultado electoral que poc@s se esperaban.

Con una abstención de algo más del 45%, los votos están más reñidos que nunca. Y es que el PSOE de Susana Díaz, que, aunque sigue ganando, ha perdido un apoyo importante y se ha producido una posible coalición de derechas. En consecuencia, es previsible que el Partido Popular, Ciudadanos y VOX se unan para formar gobierno.

Cabe decir que, hasta hace poco, este último partido representaba a un sector de la sociedad ignorado por sus ideas radicales y extremistas. No obstante, estos últimos resultados han reflejado, y de manera muy evidente, que esa vertiente de la derecha no ha desaparecido, sino que estaba camuflada entre los partidos menos extremistas.

Pero, ¿qué tipo de ideas defiende VOX?

Entre las propuestas del grupo VOX podemos encontrar las siguientes:

  • Unidad de España.
    • Esto viene a suponer la supresión de las autonomías y el procesamiento de aquell@s que promuevan el separatismo.
  • Acabar con el despilfarro, acabar con las subvenciones a los partidos políticos, cargos a dedo, asesores y coches oficiales, así como cerrar el Senado.
  • Apoyo a la familia, la vida y los valores e implantar un cheque escolar para que las familias puedan elegir libremente el modelo educativo que quieren para sus hij@s.
    • En otras palabras, eliminar, desde los sistemas educativo y judicial, los programas que fomenten la igualdad, pasando por derogar la ley de violencia de género, y promover la subvención de centros concertados de pago.
  • Lucha contra la corrupción, eliminar el indulto y solicitar un único poder judicial de ámbito nacional e independiente.
  • Un sistema educativo y de salud igual para todo el territorio nacional.
    • Una medida que plantean es eliminar las subvenciones a las operaciones de reasignación de sexo para las personas transexuales.

    • Cabe decir que Andalucía es una de las pocas comunidades autónomas en las que este procedimiento se realiza de manera gratuita y por la seguridad social.
  • Acabar con el fundamentalismo islámico, recuperar el control de las fronteras, cerrar las mezquitas fundamentalistas, detener y expulsar a los imanes fundamentalistas y vetar la entrada de Turquía en la UE.
  • Bajar los impuestos sobre la renta a un tipo único del 21%, permitir que los 12.000 euros estén exentos de impuestos, así como dar 3.000 euros por hijo o persona dependiente a cargo.
  • Controlar la inmigración en función de la situación económica del país y controlar que se produzca una integración y aceptación de los valores de España.
  • Apoyo a PYMES y autónomos.
  • Tomar control de la autonomía de España en aspectos que afecten directamente al país y recuperar el peso que le corresponde al país en el ámbito internacional.

Posibles alianzas.

Con un Partido Popular que ha dado un giro hacia la derecha más conservadora, no es de extrañar que algunos se planteen pactar con VOX.

De hecho, el expresidente Aznar (del PP) lleva meses criticando a su sucesor, Mariano Rajoy, por dividir a la derecha. Además, reivindica la necesidad de llegar a un pacto entre Ciudadanos, el PP y VOX. ¿El objetivo? Luchar en las urnas contra la “extrema izquierda”.

En Europa, representantes de grupos ultraconservadores como Marine Le Pen (Francia) o Geert Wilders (Países Bajos) fueron los primeros en felicitar a Abascal. Este último era, cabe decir, un antiguo miembro del PP y el actual dirigente del grupo ultraderechista VOX.

Marine Le Pen, además, calificó al grupo como “movimiento joven y dinámico”. Mientras, José María Aznar, antiguo dirigente del PP, afirmó en una entrevista en Telecinco que Abascal es “un chico lleno de cualidades”.

La fundación FAES, presidida por el propio Aznar, emitió un comunicado reciente en el que se afirmaba: “las elecciones del domingo han actuado como un plebiscito inesperado y silencioso en favor de la alternancia y el cambio; un cambio que lo será tanto de gobierno como de régimen porque, después de más de 36 años en el poder, los socialistas han construido sin ningún miramiento un verdadero régimen con pretensiones de hegemonía y perpetuación».

España es uno de los únicos tres países europeos donde la extrema derecha aún no tenía presencia en las instituciones.

Pese a que ya existen en España otros partidos de extrema derecha, como Europa 2000 en Valencia, la presencia de estos grupos en las instituciones estaba limitada, o camuflada entre los principales partidos de derecha.

Hasta hace nada, el hecho que grupos como VOX llegaran siquiera a formar parte de las instituciones, nacionales o autonómicas, no era más que un miedo. Un miedo que la sociedad tenía de volver al pasado. Un pasado del que costó casi cuarenta años salir, o al menos en parte.

Ahora parece haber surgido otro miedo aún mayor: que los resultados electorales en Andalucía sean un anticipo de las futuras elecciones a nivel estatal y de las elecciones al Parlamento Europeo.

En las instituciones europeas ya hay grupos de tinte extremista, como el partido del húngaro Viktor Orbán o el UKIP, de Nigel Farage. No obstante, nadie en Europa parecía anticipar un giro autoritario viniendo de España, y esto es lo que le preocupa especialmente al grupo liberal europeo. Así lo hizo saber su presidente Guy Verhofstadt en Twitter el pasado 2 de diciembre.

Imagen obtenida directamente de la cuenta de Twitter de Guy Verhofstadt.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.