Un paseo por los encantadores mercadillos de Navidad alemanes

Mercadillo de Navidad en Múnich. Fuente de imagen: My Favourite Views.
mercadillos de Navidad en Múnich. Fuente de imagen: My Favourite Views.

En Alemania, además de encontrar un pedacito de historia en cada esquina, disfrutar de castillos de ensueño, ríos caudalosos como el Rin o el Danubio y de fiestas cerveceras como la Oktoberfest, hay algo escondido en sus fríos inviernos que llena de luz, alegría y gente sus calles: los mercadillos de Navidad.

Descubrir y conocer las cosas típicas de un país o ciudad te llevará a entender mejor su cultura y gentes.

mercadillo de Navidad en Múnich. Fuente de imagen: My Favourite Views.
mercadillos de Navidad en Múnich. Fuente de imagen: My Favourite Views.

Perderte por las ciudades, los pueblos de cada región, observar cómo es y se comporta la gente, comer algo típico, y en este caso también beber, es lo mejor que se puede hacer para descubrir un país y su cultura.

Si te gusta el frío, una buena manera de conocer Alemania es a través de sus mercadillos de Navidad y la vida y el ambiente que se crea alrededor de ellos. Siempre llenos de gente que se anima a pasar una fría tarde-noche con sus amigos o familiares.

Los mercadillos de Navidad alemanes, llamados Weihnachtsmarkt Christkindlmarkt, no son cualquier mercadillo que te puedes encontrar en cualquier sitio. Todos tienen ese pequeño encanto de Navidad mezclado con olores a comida, vino caliente, artesanía y el alboroto de la gente.

En una misma ciudad te puedes encontrar varios mercadillos de Navidad y no sabrás donde tomarte una taza de vino caliente para entrar bien en calor. Es la única manera de soportar el frío de diciembre sin moverte. 

mercadillo de navidad en Núremberg. Imagen cedida por la autora del artículo.
mercadillo de navidad en Núremberg. Imagen cedida por la autora del artículo.

Núremberg tiene un gran mercadillo de Navidad en la plaza del ayuntamiento. Filas y filas de puestos con toldos a rayas blancas y rojas que recorrer y comprar algún adorno navideño, un bonito regalo de Navidad mientras disfrutas de una buena taza de Glühwein

Recuerda que con cada una de ellas pagas un pequeño extra llamado Pfand, que te devuelven cuando entregas la taza. Todos los turistas tienden a quedarse con la taza porque está decorada y pintada de manera muy bonita, y si lo haces, tampoco te van a decir nada.

Es muy común pagar este tipo de señal cuando bebes en los mercadillos de Navidad de Alemania, pues se aseguran que vas a devolver el vaso o jarra.

Tomando vino caliente mientras visita por los mercadillos de Navidad. Fuente de imagen: My Favourite Views.
Tomando vino caliente mientras visita por los mercadillos de Navidad. Fuente de imagen: My Favourite Views.

El Glühwein, es un vino caliente que está especiado y es fuerte, un par de tazas (dependiendo del tamaño) son más que suficientes para sentir un pequeño mareo. No hay mercadillo navideño alemán sin su Glühwein, tanto de vino tinto como blanco. 

Y qué mejor que acompañarlo con un buen bocado de salchichas para que el espíritu navideño alemán entre en ti. O a lo mejor un capricho de su gran variedad de dulces, como el lebkuchen, una galleta de genjibre típica de Navidad. 

Siempre es difícil decidirse. 

En Múnich te puedes encontrar estos mercadillos de Navidad en plazas y calles. Entrando por Karlstor hasta Marienplatz tienes una fila de puestos que se abre hasta abarcar toda la plaza del ayuntamiento. 

Puestos muy variopintos llenos de luz donde puedes comprar algún objeto típico alemán como los Rauchenmenschen (hombres que fuman), para el incienso, o algo de abrigo por si tienes frío. 

También los hay en pequeñas plazas entre los edificios, dando un poco de vida a la fría tarde alemana. Te sorprenderá ver cuánta gente hay en estos mercadillos en los que algunas veces es difícil andar y tienes que ir sorteando a los grupos de personas.

Los mercadillos de Navidad en Alemania suelen estar abiertos en la última semana de noviembre y los puedes visitar hasta unos días antes del día de Navidad, recordad que la fiesta de los Reyes Magos es algo casi exclusivo de España, por esa razón se cierran tan pronto.

mercadillo de navidad en Múnich. Imagen cedida por la autora del artículo.
mercadillo de navidad en Múnich. Imagen cedida por la autora del artículo.

Como están a pie de calle y son diferentes puestos, su entrada es libre y puedes pasear tranquilamente entre las casetas o moverte de un mercadillo a otro si no quedan lejos.

En algunos de estos mercadillos encontrarás atracciones para los niños, algún tiovivo, para que ellos también se diviertan.

Vivir los mercadillos de Navidad alemanes te hará sentir un espíritu navideño diferente y ver cómo en Alemania, la vida en la calle se convierte en algo muy social de lo que disfrutar pese al frío que haga. 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS

Suscríbete a La Palabra Púrpura y obtén de regalo el ebook

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS