Reseñas 2020: Greed (Avaricia), una sátira moderna

Título: Greed

País: Reino Unido

Género: Comedia, sátira

Fecha de publicación: 2019

Resumen

La película Greed (avaricia) cuenta la vida de Richard McCreadie, un millonario que desde joven recibe el apodo de “Greedy McCreadie”. Tras quedar huérfano de padre a los 16 años, decide abandonar la escuela porque siente que podría aprender mucho y ganar más si comienza a trabajar.

Se dedica, pues, al sector textil a precios de outlet y comienza a amasar su fortuna a base de, supuestamente, un gran esfuerzo personal. No obstante, el mote de “Greedy McCreadie” no le venía por casualidad.

Desde los comienzos de su carrera, opta por buscar todas las maneras posibles para abaratar costes, incluido llegar a acuerdos con fábricas en países como India o Sri Lanka para producir de manera barata.

Trailer oficial de la película Greed en YouTube.

Richard McCreadie celebra su 60º cumpleaños en una isla griega rodeado de familia, emplead@s y otr@s invitados, muchos de los cuales recibieron una suma importante por acudir a la celebración, aunque la celebración no saldrá como espera.

El equipo de actores y actrices 

Entre el equipo de actores y actrices de Greed podemos destacar a Steve Coogan, quien hace de “Greedy McCreadie”, es un actor de comedia con una carrera de más de 30 años a sus espaldas y que empezó como monologuista.

Entre sus obras más destacadas podemos mencionar la serie Alan Partridge, que cuenta la historia de un periodista de la BBC que vive en un hotel y a quien tod@s detestan por sus constantes comentarios de mal gusto, o Philomena, nominada a un Globo de Oro, a los Academy Awards (premios de la academia de cine británica) y a un premio BAFTA.

También contamos con Dinita Gohil, que apareció en The Infiltrator (El infiltrador, acerca de un oficial de aduanas de EE UU que tapa una operación de lavado de dinero en la que está involucrado el cartel del colombiano Escobar), junto a Bryan Crantson (Breaking Bad).

Gohil hace de Amanda, una empleada de McCreadie que llegó a Reino Unido después de que su madre, una empleada de una de las fábricas que proporcionaba prendas a McCreadie y a otras empresas en Colombo (Sri Lanka) falleciera en un incendio que se produjo en las instalaciones debido a una falta de ventilación.

Además, podemos destacar a Ollie Locke, un actor, modelo y escritor británico famoso por su aparición en Made in Chelsea, un programa que muestra la vida de un grupo de amig@s en el barrio londinense de Chelsea, uno de los más pudientes de la ciudad.

Ollie Locke, que salió del armario durante el rodaje del programa la serie, hace de Fabian, el novio de la hija de McCreadie que acaba confesando ante la cámara que grababa a l@s invitad@s de la fiesta (algo similar a lo que ocurre en la serie anteriormente mencionada) que es gay y que esa es la razón por la que la relación entre la pareja no iba a funcionar.

Greed es una crítica al mundo capitalista y especialmente a Philip Green, dueño de la tienda Topshop

Portada de la película Greed. Imagen  obtenida de Wikipedia.
Portada de la película Greed. Imagen obtenida de Wikipedia.

Otro de los personajes relevantes en la película es el de Nick (interpretado por el humorista David Mitchel), un escritor sin mucho éxito al que la familia del millonario ha contratado para que escriba su autobiografía. 

Su rol lo lleva a visitar y entrevistar a muchas de las personas que están en contacto, o estuvieron, con Richard McCreadie, incluidas las trabajadoras de las fábricas, a quienes pide que le deseen “feliz cumpleaños” en un vídeo que sería luego reproducido en la fiesta.

Nick llega a conocer la historia de Amanda y la de su familia, y aunque en un principio parece que se pone de su parte a la hora de destronar al millonario mostrándole al mundo cómo es el afán por conseguir una cantidad económica sustanciosa le hace caer en la trampa de la avaricia y llega a aparecer en el medio británico BBC defendiendo al magnate.

Philip Green es un personaje bastante polémico para el público británico, no solo por sus estrategias financieras sino también por algunas de sus declaraciones. Entre algunas de ellas podemos destacar:

  • Evasión de impuestos de las empresas de la familia, gracias a que la mujer de Green reside en Mónaco, un paraíso fiscal.
  • Green dio a su familia 1,2 millones de libras esterlinas del fondo de una de las empresas propiedad de su mujer, Arcadia.
  • Pago de salarios por debajo del SMI nacional en Reino Unido, exportación del sistema productivo a terceros países y condiciones laborales pobres.
  • Racismo: le dijo a un editor irlandés del diario The Guardian que no era capaz de leer en inglés, ya que «era un puto irlandés». Se tuvo que disculpar en público.
  • Acoso sexual y bullying.

¿Por qué podemos decir que Greed, una sátira sobre la vida de Philip Green, puede remover conciencias? 

Philip Green. Imagen de la agencia EPA para The Independent.
Philip Green. Imagen de la agencia EPA para The Independent.

La película, lejos de ser una simple comedia absurda, habla de temas como la economía del outlet, el uso de animales salvajes para fiestas y ocio, las condiciones en las que viven l@s trabajador@s de las fábricas en países menos favorecidos, como los que ya hemos mencionado, e incluso la guerra de Siria y l@s refugiad@s.

Además, hay escenas, como la de la familia de refugiad@s siri@s que viven en la playa donde “Greedy McCreadie” quiere hacer la fiesta (para ello necesitaría echarles de la playa, aunque legalmente no debería tener permiso porque las playas en Grecia son de uso público) o el hecho de el magnate que se aproveche de ell@s para que acaben trabajando para él disfrazad@s de esclav@s.

También podemos destacar el hecho de que Amanda, tras la muerte del magnate en la fiesta debido a un incidente, acabe trabajando en una de las tantas fábricas textiles del norte de Inglaterra que hacen encargos para tiendas como la “Greedy McCreadie”.

Finalmente, es destacable el hecho de que, frente a la falta de atención que muestra la sociedad (especialmente la británica) hacia ese tipo de problemas, los directores de la producción hayan optado por hacer una comedia satírica para obligar a la gente a reflexionar al tiempo que se echan unas risas.

¿Recomendaría la película Greed?

Sin duda alguna, ya que, aunque al principio puede parecer una típica comedia absurda,  considero que la película se atreve a decir, de manera llamativa y creativa lo que la gente no quiere oír, y eso es completamente necesario.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS

Suscríbete a La Palabra Púrpura y obtén de regalo el ebook

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS