¿Qué es un jefe tóxico y cómo reconocerlo?

Jefe tóxico. Imagen: Canva.
Jefe tóxico. Imagen: Canva.

Os voy a contar una historia acerca de mi jefe tóxico: hace unos meses cambié de trabajo para uno mejor, o eso se suponía. Iba a trabajar de lo mío y estaba entusiasmada. Mis compañer@s una maravilla, un ambiente genial, un trabajo enriquecedor. Todo genial hasta finales de mes, cuando, a pesar de los buenos resultados que habían dado los cambios que yo había hecho, el jefe no estaba contento.

El segundo mes, más de lo mismo. Todavía no era suficiente, a pesar de seguir incrementando la facturación y los cambios. El tercer mes, me quitaron uno de mis proyectos para meterme en otro, ya que «no me entendía con la plataforma». Mi supervisora observó todo con incredulidad, ya que estaba muy contenta con mis resultados y había llegado en una época mala. 

Al tercer mes, recibo un comentario: «lo que haces no da ni para pagarte». Frente a esto, me sale del alma el decir «pues si ese es el problema, no pasa nada, aquí cada un@ por su lado, gracias por la oportunidad y tod@s tan amig@s». ¿La respuesta? «No, haremos algo más para no tener que llegar a eso». 

Sigo en la empresa, trabajando y esforzándome y dando el 110 % para que todo vaya bien, pero en ciertos momentos tiras la toalla porque no te valoran, te tratan como una inútil, ya que tú nunca sabes nada y tu jefe sabe más (aunque seas consciente de que no se entera de muchas de las cosas que manejas). Acatas la orden y callas. ¿Para qué? 

¿Os suena? ¿Tenéis esta situación en el trabajo? Muchos de los jefes tóxicos de hoy en día (y no solo jef@s) tratan al resto de las personas así. Pero todo tiene una explicación: tienes un jefe tóxico, y detrás de esa persona se esconde alguien insegur@ que se comporta de esa manera para mostrar su escudo protector. ¿Les compensa? No lo sé, nunca sería capaz de comportarme de esa manera. 

Para que sepáis reconocer a una de estas personas tóxicas y que intentéis evitar conflictos y que os sintáis mal con vosotr@s mism@s, en La Palabra Púrpura os daremos algunos consejos. ¡Comenzamos! 

Indicios de que tienes un jefe tóxico (sirve para otras personas): 

  • Hace uso inadecuado del poder que le confiere el cargo. Tienen una idea autocrática del poder y, por eso, no les preocupa el hecho de causar malestar con su conducta. Se centran más en los resultados que en los procesos. 
  • Hace énfasis en el temor, por lo que frustran al personal y crean la necesidad de irse de la empresa. 
  • Se sienten superiores al resto de la gente. Son arrogantes. Intimidan e interpretan el miedo del resto del personal como una señal positiva. 
  • No saben escuchar ni comunicarse. Vuelven innecesariamente complejas las instrucciones más simples.
  • Son controladores e inflexibles. Asume que su deber es vigilar y sancionar las conductas inadecuadas. 
  • No saben gestionar conflictos. Ven la ira con buenos ojos, ya que piensan que es una señal de responsabilidad y seriedad en el trabajo. Por ello, dan las órdenes en un tono desagradable o a gritos. Una persona de este tipo crea una atmósfera de tensión y represión ya que es lo mejor para realizar el trabajo. (www.lamentemaravillosa.com)

Y te preguntarás… ¿Qué puedes hacer para neutralizarlo? Pues te lo contamos. 

  • Analiza la situación: ¿Se comporta así con todo el mundo o solo con un núcleo pequeño de gente? ¿Qué piensa el resto? Averigua la dinámica. 
  • Documenta todo lo que pase: toma nota de todos los incidentes existentes con todo detalle. 
  • Une fuerzas: acompañad@ siempre es mejor.
  • Concéntrate en las palabras y no en el tono de los insultos: mantén la calma. No quieres volverte como esa persona. 
  • Fortalece tus murallas mentales: Apóyate en otras personas que sí reconozcan tu valía. Quédate con las cosas positivas. 
  • Intercepta los pensamientos negativos improductivos y automáticos. Concéntrate en lo que se puede hacer. 
  • Planea tu salida. Apartarte de la persona, pero siempre de manera bien pensada y meditada. 
  • Cuídate: piensa en ti si sabes que estás angustiad@ por la situación y que te afecta. No trabajes más de lo necesario para tener la aprobación de esa persona. Te quemarás y no lograrás nada. 

Sé que no es difícil porque estoy en tu situación, pero con paciencia y apoyo y buenas herramientas podrás salir de esta. ¡Ánimo! 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS

Suscríbete a La Palabra Púrpura y obtén de regalo el ebook

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS

A %d blogueros les gusta esto: