¿Qué comer en cada fase del ciclo menstrual?

Saber qué comer en cada fase del ciclo menstrual te puede ayudar a sentirte mejor contigo misma. Fuente de imagen: Pixabay.
Saber qué comer en cada fase del ciclo menstrual te puede ayudar a sentirte mejor contigo misma. Fuente de imagen: Pixabay.

¿Sabes que elegir qué comer en cada fase del ciclo menstrual también afecta a tu ciclo y a tu rutina mensual? No es algo en lo que nos paremos a pensar a menudo, pero podría ayudarnos y mucho. ¿Cómo? ¡Sigue leyendo!

Somos muchas las que acostumbramos a atiborrarnos de dulces y carbohidratos cuando estamos a punto de menstruar. Lo que no nos han contado (igual no interesa que se sepa) es que estas decisiones pueden afectar no solo a este ciclo sino también a los siguientes tres. Sorprendente, ¿verdad?

Por eso mismo, en La Palabra Púrpura hemos creado esta pequeña guía de alimentos que te pueden ayudar a sentirte mejor contigo misma eligiendo qué comer en cada fase del ciclo menstrual para sentirte bien y al mismo tiempo darle una merecida tregua a tu organismo.

Nota: esto no es una dieta, sino una serie de recomendaciones. Si crees que necesitas ponerte a dieta (sea por el motivo que sea), te recomendamos que acudas a tu ambulatorio y pidas cita con un equipo de especialistas en nutrición y dietética.

Fase 1: menstruación.

Sí, has leído bien: el ciclo menstrual empieza con el primer día de tu menstruación. 

En estos días, es posible que te sientas hinchada (aunque cada cuerpo es un mundo) y no estés de buen humor, o, para decirlo de otro modo, solo quieras comer pizza, chocolate, palomitas y no salir de la cama. 

No, ¡para ahí! Está bien que necesites descansar, y te animamos a hacerlo, pero con los atracones de comida ya es otra cuestión aparte.

Recomendación:

Intenta sustituir los carbohidratos de la pizza por alimentos que te sacien, como los frutos secos o el pescado azul. Se recomienda tomar Omega 3 y potasio porque ayudan a reducir la hinchazón, así como beber mucha agua y tomar fibra para no sufrir de problemas digestivos esos días. ¿Por qué no sustituyes la comida basura por algo más nutritivo como un caldo de verduras o una ensalada con frutos secos? 

Fase 2: folicular.

Esta es la fase previa a la ovulación, y normalmente acostumbramos a tener mucha energía y a sentir que nos vamos a comer el mundo. Esto se debe a que nuestro nivel de estrógenos va aumentando hasta llegar a su pico más alto (en la ovulación), y eso hace que nos sintamos genial.

Recomendación:

Aquí puedes tomar más pasta y arroz, aunque si son integrales mejor que mejor, y también proteínas, que son más saciadoras. Evita las grasas, ya que tu organismo no trabaja tan rápido para digerirlas como en otros momentos del ciclo.

Fase 3: ovulación.

Aquí es cuando el organismo está más centrado en propiciar las condiciones para un posible embarazo (y cuantas más precauciones tienes que tomar en caso de que lo estés evitando a toda costa). 

Para saber cuándo ovulas y aún no lo controlas muy bien, puedes comprar tests de ovulación. Son muy fáciles de usar y muy baratos, así que siempre es conveniente tenerlos en casa. 

Otra opción, si tienes tiempo, interés y paciencia, es buscar información acerca del método sintotérmico, que consiste en medir las diferentes etapas del ciclo según las señales que te envía tu cuerpo y tu temperatura corporal.

Nota: aquí tienes algunas cuentas de Instagram que puedes seguir:

@aritaglio.

@ola.psiclica.

@sintotermicasenred.

@escuelacyclo.

@fer_habiaunavezunamujer.

@larabriden (en inglés).

Recomendación:

Cambia los carbohidratos simples (como el azúcar) por otros más complejos como las legumbres, cereales integrales y frutos secos. Además, especialmente si estás buscando un embarazo, se recomienda aumentar la ingesta de hierro y de ácido fólico en esta fase.

Fase 4: lútea.

Esta fase se corresponde con los días previos a la menstruación, y tendemos a estar algo más cansadas porque es cuando el cuerpo, en caso de que se produzca la implantación, se prepara para el embarazo. Además, podemos ser más sensibles a los cambios de humor, tener sueño y ver algo de acné aun cuando hace mucho que pasamos la adolescencia.

Aquí es cuando podemos sentir que podríamos arramblar la nevera, lo cual lo cual nos hará sentir mal si realmente seguimos nuestros instintos si realmente seguimos nuestros instintos. 

Recomendación:

Intenta saciar esa ansiedad con alimentos grasos saludables, como el aguacate, el yogur griego o el chocolate negro. También te harán bien las proteínas (especialmente carne blanca o pescado, legumbres y huevos) y evitar los alimentos procesados. ¡Ni los mires! ¡Pasa de largo cuando los veas en el supermercado!

En La Palabra Púrpura no somos dietistas y lo último que queremos es que caigas enferma. Estas son recomendaciones que hemos encontrado en nuestra investigación personal que, como mujeres y como personas menstruantes, hemos hecho para saber qué comer en cada fase del ciclo menstrual con el fin de sentirnos mejor. 

Por ello, te recomendamos que, en caso de dudas, acudas a tu médica, pues ella te sabrá aconsejar o derivar al equipo de especialistas que corresponda.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS

Suscríbete a La Palabra Púrpura y obtén de regalo el ebook

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS