Magnum crea campaña en 2019 a favor de los derechos de las personas LGTBI

Helado de la marca Magnum. Fuente de imagen: Pixabay.

La marca Magnum, de la casa Unilever, lanzó este año una nueva campaña en favor de los derechos de las personas LGBTI con tres anuncios de audio.

Este año 2019, varias marcas de productos de cosmética y ropa, entre otras, modificaron sus logos para dar apoyo al Día Internacional del Orgullo.

La famosa marca de helados Magnum le encargó a la agencia creativa LOLA MullenLowe una campaña que fue incluso más allá. Y es que en los tres anuncios de audio que grabaron se denuncian las penas a las que se tienen que enfrentar las personas LGTBI en determinados países por expresarse libremente.

En los audios se pueden escuchar a dos hombres y a una mujer con distintos acentos de países de Asia, narrar como algo tan habitual en Europa como hacerle una caricia, o darle un beso o un abrazo a la persona que amamos, puede resultar en que la persona acabe en prisión en determinados países.

El apoyo a las causas sociales implica más que cambiar el color de un logo

Aunque desde La Palabra Púrpura aplaudimos el apoyo al Día Internacional del Orgullo por parte de diversas marcas que vemos y usamos en nuestro día a día, consideramos que las causas sociales requieren mucho más que cambiar el color de un logo. 

En una época en la que la sociedad parece dar por hecho que disponemos de determinados derechos y que ya hemos conseguido mucho, da la sensación de que nos hemos dormido en los laureles y que los objetivos que  hemos logrado ya no importan porque “ya son nuestros”.

Nos olvidamos de que no todo el mundo tiene la “suerte” de vivir en Occidente, donde aparentemente disponemos de todo lo que necesitamos: desde bienes físicos y tangibles que podemos comprar hasta derechos sociales de los que podemos disfrutar.

Nos olvidamos de que aún hay países cercanos en los que temas como el aborto o la homosexualidad son tabú, y que muchas personas transexuales se ven obligadas a ejercer la prostitución porque la sociedad las rechaza y no les da la oportunidad de trabajar en alguna actividad en la que se sientan realizadas.

Zapatillas con los colores de la bandera LGTBI. Fuente de imagen: Pixabay.

Por eso mismo, aplaudimos esta campaña de Magnum, porque emplea las campañas de su propia marca para hablar de causas de las que a menudo la sociedad occidental se olvida.

Porque pone voz a problemas reales, como que personas de carne y hueso deban vivir su sexualidad a escondidas en determinados países por miedo a acabar en prisión, o peor, asesinadas.

Aquí os dejamos la traducción de cada uno de los mensajes de esta campaña de Magnum:

Magnum Guilty Pleasures – Abrazos

“Me encantaría que mi placer culpable fuese algo como cantar esa horrible canción a viva voz en el coche, pero no. 
El mío no tiene nada que ver con eso. 
El mío son los abrazos.
Abrazos que das a las personas a las que amas y que te aman.
Abrazos que das con los brazos abiertos o con los ojos cerrados, y siempre un abrazo a mi novio. 
Ese es mi placer culpable.
Porque en mi país, un simple abrazo al hombre al que amo podría mandarme a prisión durante más de 10 años.
El placer nunca debería ser culpable.
Celebremos el Día Internacional del Orgullo con un abrazo.”

Magnum Guilty Pleasures – Besos 

“Mi placer culpable no es una canción, o un plato de comida. Ni siquiera una comedia romántica de Hollywood. 
Mi placer culpable es un sencillo beso.Un beso en la boca o un beso en la mejilla.
Solo un besito.
Un beso con amor o, ¿por qué no? Sin él.
Pero siempre será un beso con otro hombre. Ese es mi placer culpable.
Porque en mi país, un solo beso con el hombre al que amo me podría enviar a prisión durante 14 años.
El placer nunca debería ser culpable.
Celebremos el Día Internacional del Orgullo con un beso”.

Magnum Guilty Pleasures – Caricias

“Cuando la gente piensa en placeres culpables, a nadie se le pasaría el mío por la mente.
Caricias. Caricias dadas con mis manos a otras manos, a otras caras o a otras piernas.
Caricias secretas o caricias públicas.
Caricias acompañadas de silencio o de palabras, pero siempre con otra mujer.
Ese es mi placer culpable, porque en mi país, una sencilla caricia a la mujer a la que amo podría enviarme a prisión hasta 3 años.
El placer nunca debería ser culpable.
Celebremos el Día Internacional del Orgullo con una caricia”.

Lamento tener que anunciar que el motivo por el que no hemos podido colgar los vídeos es que ha habido estos últimos días, mientras preparábamos nuestro artículo, una campaña contra Magnum por comparar el hecho de comer helados con la homofobia en determinados países. Por eso mismo, tanto la agencia como la marca han decidido eliminar los vídeos de YouTube.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.