La vie en rose se tiñe de negro en París

Transmisión de los hechos ocurridos en París detallada siguiendo la información recogida por el diario Libération

El presidente francés acaba de decretar, en la medianoche del viernes al sábado 14 de noviembre de 2015, el estado de emergencia nacional y el cierre de las fronteras. Parece un titular que se remonta a los años de la 2ª guerra mundial pero no, estamos en pleno siglo XXI.

Todo ha comenzado hace unas dos horas cuando se han producido dos tiroteos en una terraza y en un club nocturno en el distrito 10 de la capital francesa, donde, según los testigos, se han llegado a escuchar hasta 100 disparos, así como una fuerte explosión.

También apareció la luna de otro restaurante.

En el estadio Saint Denis, o estadio de Francia, donde se encontraba el mismísmo Presidente, François Holland, con motivo del partido de la selección nacional frente a la alemana, también se han sentido dos explosiones, aunque el partido seguía con total normalidad “para no cundir el pánico”.

A lo largo de la ciudad, más disparos, y varios testigos anuncian por las redes sociales que se trata de dos o tres personas disparando con armas kalashnikov. Los testigos cuelgan escalofriantes fotos como ésta:

https://twitter.com/5h55/status/665278434772389891, en la que el usuario dice que 6 cuerpos en plena calle Charonne, uno de los primeros puntos en los que se dieron los tiroteos.

Además, cuenta que los vecinos tiran sábanas para cubrir los cuerpos. Poco a poco, la policía acude en masa a los lugares y para las 22.34, según el diario Libération, las primeras personas son evacuadas de la sala de conciertos Bataclan, a la altura del número 90 de la calle Charonne, donde se ha producido una toma de rehenes y un tiroteo “a lo loco”, según algunos testigos, dentro del local, y la policía frena a todo aquel que quiera acercarse al lugar, incluida la prensa.

En torno a las 22.45 se produce el desalojo del estadio SaintDenis y a las 22.52 se publica que el Primer Ministro Manuel Valls se reúne con el Presidente de la República François Hollande y el Ministro de Interior Bernard Cazeneuve en una reunión de urgencia con motivo de lo ocurrido.

Los internautas empiezan a publicar imágenes de las explosiones del estadio de fútbol, como ésta: https://twitter.com/mompontet/status/665290923987894273.

Son las 23.18 y los tiroteos surgen ahora en Les Halles, en el corazón de París, a escasos metros de Notre Dame y en una zona de marcha y de reunión donde además se juntan algunas de las líneas de tren y metro más concurridas.

Dadas las circunstancias, los testigos del estadio de fútbol no quieren volver al centro de la ciudad, y es de esperar.

Los primeros balances de víctimas llegan. Son las 23.41 y según las fuerzas del orden se cuentan ya 42 fallecidos y numerosos heridos.

El gobierno no tarda en decretar el plan “rouge-alpha”, es decir, un plan multi-atentado. Mientras tanto, la policía anima a la gente a no salir de casa y se envían 200 soldados primero, cifra que se dobla poco después, para reforzar la seguridad en los departamentos afectados, el 10 y el 11.

Los hospitales están colapsados y se cierran las fronteras al tiempo que se decreta el Estado de Emergencia Nacional.

Las noticias llegan con cuentagotas y desde fuera llegan los primeros mensajes de apoyo de mandatarios europeos como Cameron o Jean-Claud Juncker.

Además, todos los centros de enseñanza que normalmente están abiertos los sábados en el país galo, mantendrán sus puertas cerradas el día de mañana.

Se da un nuevo tiroteo en el Bataclan en torno a las 0.20, y a los pocos minutos se informa de que una de las explosiones del estadio se debió a un atentado suicida, el primero en territorio francés, afirman.

Las líneas de metro principales, las más cercanas a Les Halles, cortadas, y los primeros camiones del ejército se dejan ver por las calles.

La policía contra-ataca en el Bataclan, supuestamente con una granada, y los últimos supervivientes logran escapar del lugar. 100 personas habrían perdido la vida en el interior del recinto, según fuentes policiales, y al rededor de la 1.20 de la madrugada, los tres terroristas causantes del tiroteo en el restaurante serían abatidos por las fuerzas del orden.

Cabe señalar que la zona afectada no es una cualquiera, pues está a escasos metros de una sinagoga y de las oficinas de la publicación Charlie Hebdo donde se produjo el tiroteo hace unos meses, y tampoco parece serlo el objetivo, puesto que ISIS publicó un vídeo donde amenazaba a varios países.

El primero en sufrir las consecuencias fue Rusia, que vio como ISIS estrelló un avión con pasajeros nacionales rusos en territorio egipcio. El siguiente Francia, hoy. Esperemos que no haya otro, aunque las fuerzas de seguridad de todo el mundo occidental están en alerta.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.