Ideas como las de VOX podrían hacer a España retroceder 40 años

El partido ultraderechista VOX ha logrado infiltrarse en las instituciones tras obtener representación en Andalucía, pero sus ideas podrían hacer a España retroceder 40 años.

VOX solicitó los datos de l@s trabajador@s del servicio de apoyo a las mujeres maltratadas, o 016 al Parlamento Andaluz, pero éste les negó dicha información. Fuente de imagen: El diario.

Cómo surgió VOX en la esfera política española.

La presencia de la ultraderecha española en las instituciones españolas era, tradicionalmente, residual y casi desapercibida. De hecho, hasta ahora, esos partidos formaban coaliciones no representativas con el Partido Popular o, más recientemente, con Ciudadanos.

No obstante, en 2008 se empezó a formar VOX, un partido que, diez años más tarde, daría mucho que hablar. Lo fundó Santiago Abascal, antiguo político del PP en el País Vasco, y contaba con figuras como Ortega Lara (funcionario de prisiones retirado y militante del PP entre 1987 y 2008 que fue secuestrado por ETA entre 1996 y 1997) o María San Gil, presidenta del Parlamento Vasco con el PP entre 2004 y 2008.

El propio Abascal tenía que ir con escolta a la universidad en una época en que los partidos que no defendían el soberanismo del País Vasco sufrían varapalos importantes de manera constante por parte del grupo ETA.

La postura de Santiago Abascal y l@s suy@s con respecto a la secesión de comunidades autónomas como el País Vasco o Cataluña ya era bien conocida por aquel entonces. No obstante, no ha sido hasta ahora, once años después, que se han atrevido a defender abiertamente su postura en lo que respecta a otros temas: el papel de la mujer en la sociedad, la ley del aborto existente o la violencia machista entre ellos. Son precisamente las ideas de VOX y de otros similares las que, de materializarse en forma de leyes, podrían hacer a España retroceder 40 años en materia de derechos humanos.

VOX y l@s suy@s representan lo que algun@s consideran la España más rancia.

No solo defienden la unidad del país frente a un modelo basado en autonomías, tal y como consta en la Constitución. También parecen molest@s con que se hablen o se enseñen tres lenguas cooficiales y defienden que es intolerable que en España (o más bien, en su imagen de España) las familias no puedan escolarizar a sus hij@s únicamente en castellano si así lo desean.

Resulta sorprendente que sean varias las mujeres que forman las filas del partido y que decidan apoyarlo en las urnas, sobre todo porque aboga por eliminar la ley vigente en materia de abortos y está en contra de las medidas relacionadas con violencia de género implementadas.

No solo defienden volver a la Ley de supuestos de 1985, según la cual las mujeres sólo podrían abortar en determinadas situaciones, como en casos en que el embarazo pone en riesgo la vida o la salud mental de la madre. Además, quieren extender la paga que se les da a las mujeres afectadas por la violencia machista a l@s menores (est@s ya reciben una paga de orfandad que se ha aumentado con el actual gobierno) y a los varones ancianos que también se ven afectados por este tipo de situaciones.

En ocasiones, el propio Abascal ha afirmado que el 86% de las denuncias interpuestas por violencia machista son falsas, algo que tanto ONGs como datos oficiales del gobierno han demostrado que no es verdad (las denuncias falsas son el 0,013% del total). Es más, según Miguel Llorente, exdelegado del Gobierno para Violencia de Género, sólo denuncian entre el 20 y el 25%. Cabe decir que, según una encuesta realizada en 2011, 600.000 mujeres fueron afectadas por violencia machista.

VOX pidió al Parlamento Andaluz que les faciliten los datos de l@s trabajador@s del servicio de apoyo a las mujeres maltratadas.

El objetivo de VOX era asegurarse de que l@s trabajador@s de este servicio, también conocido como el ‘016’, no realizaban informes “ideológicos”.

Esta petición, que hubiera hecho a España retroceder 40 años, recuerda demasiado a las listas negras que realizaban regímenes dictatoriales, como el de Hitler en Alemania, choca también con la Ley Protección de Datos.

Frente a esta petición, el Parlamento Andaluz, aunque votó en contra de la solicitud inicial, se mostró dividido. Mientras que el PP y Ciudadanos (ambos de derechas) defendían la posibilidad de que VOX reescribiese para que se adaptase a derecho, otros grupos como PSOE o Andalucía Podemos-IU se negaron a facilitarle esta opción.

De haber reformulado la petición, VOX no hubiera podido acceder a los nombres, pero sí a los cargos y perfiles profesionales, aunque finalmente esto no ocurrió.

Gran reacción frente a las peticiones de VOX.

L@s usuari@s de las redes sociales han estallado y han llenado sus perfiles de mensajes de apoyo a l@s trabajador@s de este servicio con el hashtag “#ApuntaMiNombreVOX”. Además, algunos medios y algun@s periodistas a título personal han hablado de una “caza de brujas” por parte del partido ultraderechista.

Mensajes de múltiples usuarios en Twitter, como Ada Colau, en protesta contra la petición de VOX con el hashtag ˝#apuntaminombrevox». Fuente: Twitter.

A pocos meses de las elecciones locales, autonómicas y generales, algunos medios de comunicación insisten en invitar a representantes de VOX a los debates a nivel nacional, y es que su presencia hace que, para mejor o para peor, la gente reaccione. Solo queda esperar que este tipo de medidas que han tratado de aprobar sirvan para que la gente por fin se anime a votar y que lo haga pensando en las posibles consecuencias, que logren hacer a España retroceder 40 años en materia de libertades y de DDHH.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.