Eurovisión 2019. Fuente de imagen: Rtve.es

Como es sabido, un Eurovisión sin Eurodramas, no es Eurovisión. Y este año, no podía ser menos.

Eurovisión 2019. Fuente de imagen: Rtve.es
Eurovisión 2019. Fuente de imagen: Rte.ie

Nos encontramos con dos distintos: La elección del la realización del concurso y la “maravillosa” relación entre Rusia y Ucrania. Pero empecemos por el principio.

Todo comenzó en mayo del 2018, cuando Netta y su Toy ganaron el festival de Eurovisión  en su 66ª edición. Ya ese mismo día, la polémica estaba servida: había bastantes países que no querían que el festival de la canción se celebrase en Israel por eso de que “lo ponen bonito” y no pasa nada con los palestinos ni con la vulneración de sus derechos.

Aún así, el concurso se celebrará los días 14, 16 y 18 de mayo en Tel Aviv (también hubo polémica con la selección de la ciudad, algo que ahora resumiré en unas líneas.El segundo Eurodrama, relacionado con el primero, era que el primer ministro israelí dijo, a las pocas horas de que Netta hubiese ganado, que se celebraría en Jerusalem.

La organización no estaba por la labor, y propusieron Tel Aviv como sede. Israel se enfadó y dijo que no, que sería en Jerusalén o no se celebraría. No obstante, al final cedieron, por eso de la pasta y tal.

Bien, zanjado estos Eurodramas, pasemos al siguiente. La estupenda relación que tienen Rusia y Ucrania, esos dos grandes países productores de eurotemazos, a mi manera de ver, claro está. El pueblo ucraniano escogió a MARUV con la canción Siren Song y su puesta en escena en plan BDSM, que me flipa.

¿El problema? Que iba a hacer conciertos de promoción por el país del señor Vladimir Putin, a lo que el gobierno ucraniano respondió lo siguiente: “No, va a ser que no. Porque eso es ir con nuestro archienemigo Putin. Así que, si quieres representar a nuestro país, pues va a ser que no puedes ir a Rusia”.

Al final no llegaron a ningún acuerdo, y la organización ucraniana se lo ofreció a los segundos clasificados, que dijeron que no, y luego a los terceros, que también dijeron que no, y por último a los cuartos, que, obviamente, dijeron no. Así que Ucrania pensó “pues no vamos”. Y no van, lo que es, para mí, un grave error.

MARUV: Siren song

Y ahora… vamos con mis favoritos:

1º Semifinal:

Os dejo los países que participan y luego, os cuento cuáles son mis favoritos de la semifinal del martes 14 de mayo.

Participantes: Chipre, Montenegro, Finlandia, Polonia, Eslovenia, República Checa, Hungría, Bielorrusia, Serbia, Bélgica, Georgia, Australia, Islandia, Estonia, Portugal, Greacia y San Marino.

En esta semifinal, me quedo con Chipre, representado por Tamta y su tema Replay, que sigue con la fórmula de Eleni Foureira. ¡Un temazo!

TAMTA: Replay

Luego  nos vamos de fiesta con Darude y Sebastian Rejman, de Finlandia, y su Look away, que usa la técnica de David Guetta..

DARUDE Y SEBASTIAN REJMAN: Look away

Hungría, que han decidido mandar este año a Joci Pápai, como ya lo hizo en 2017. Presentan la canción Az én Apám, una balada cantada en húngaro que gustará y que, creo, quedará en buena posición.

JOCI PÁPAI: Az én Apám

Y, por último, me quedan Bélgica, que lleva ya algunos años enviando muy buenas canciones y muy buenos intérpretes, con Eliot Vassamillet y la canción Wake up, y Estonia, que enviará a Victor Crone y su tema Storm.

ELIOT VASSAMILLET: Wake up

VICTOR CRONE: Storm

2º Semifinal:

Aquí nos encontramos con Armenia, Irlanda, Moldavia, Suiza, Letonia, Rumanía, Dinamarca, Suecia, Austria, Croacia, Malta, Lituania, Rusia, Albania, Noruega, Países Bajos, Macedonia del Norte y Azerbaiyán.

En esta semifinal de Eurovisión del día 16 de mayo, contamos con uno de los favoritos de esta edición: Países Bajos. Hasta hace muy poco estaba el primero de la lista de favoritos, pero finalmente se ha quedado por detrás de uno de los participantes que ya está en la final.

En esta ocasión empezamos con Suiza y su representante Lucas Hänni. Su canción She got me, tiene un rollo oriental muy chulo.

LUCAS HÄNNI: She got me

Continuamos con Rumanía, una chica con mucha fuerza y con una canción que empieza lento, pero que va ganando en intensidad. Se trata de Ester Peony, que presenta una canción titulada On a Sunday.

ESTER PEONY: On a Sunday

Noruega se presenta este año con una canción un tanto peculiar, ya que tiene sonidos electrónicos pero también un tío cantando como los antiguos nativos americanos. El grupo se llama KEiiNO y la canción se titula Spirit in the sky.

KEiiNO: Spirit in the sky


Vamos ahora con una de las favoritas del concurso, que a mí me pone la piel de gallina y me emociona a partes iguales. El chico se llama Duncan Laurence y presenta la canción Arcade.

DUNCAN LAURENCE: Arcade

Y para acabar, la gran final, que se celebrará el sábado 18 de mayo. En ella ya están clasificados Israel, la anfitriona, además de España, Italia, Francia, Reino Unido y Alemania.

España lleva al ganador de Operación Triunfo 2019, Miki, con La Venda, una canción que está teniendo muy buena acogida y que nos lleva de fiesta cada vez que la escuchamos, pero para gustos, colores. Como decimos en Galicia, “nunca chove a gusto de todos” (que se traduciría como “nunca llueve a gusto de todos”).

MIKI: La venda

Francia lleva a Bilal Hassani, un youtuber famoso en el país galo y Interpreta la canción Roi, en inglés y francés.

BILAL HASSANI: Roi

Y por último, mi favorito indiscutible este año y el de mucha gente, ya que le ha arrebatado el puesto de favorito a Dunca Laurence. Hablamos del italiano Mahmood, que representa al país alpino conSoldi.

MAHMOOD: Soldi

Ahora… decidan ustedes mismos. Yo ya tengo mis favoritos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.