Los Presupuestos Generales del Estado 2019. Fuente de imagen: Cadena SER.

El anuncio de Pedro Sánchez de la convocatoria de elecciones generales para el próximo 28 de abril se vio motivado por dos razones. Una de ellas, el rechazo a los Presupuestos Generales del Estado.

Los Presupuestos Generales del Estado 2019. Fuente de imagen: Cadena SER.
Los Presupuestos Generales del Estado 2019. Fuente de imagen: Cadena SER.

Tras no lograr aprobar los presupuestos con mayores beneficios sociales, Pedro Sánchez (PSOE) se vio obligado esta semana a convocar elecciones anticipadas para finales de abril.

La primera, la disolución de la aparente alianza de partidos de izquierda que se formó el pasado mes de mayo con el objetivo de llevar a cabo una moción de censura contra Mariano Rajoy. Dicho acontecimiento se debió, a su vez, a las medidas que había estado implantando su gobierno en los años anteriores y por los casos de corrupción de los que no se hacían responsables l@s representantes del PP pese a estar siendo investigad@s por la justicia.

La segunda razón es el rechazo a los Presupuestos Generales del Estado propuestos por el PSOE por parte de los partidos de derecha (PP, Ciudadanos y VOX), así como de los partidos independentistas en Cataluña.

De hecho, el Congreso votó los PGE y las enmiendas al mismo tiempo, algo que Joan Baldoví (Compromís) solicitó que estas se votasen por separado. Como resultado, dichas enmiendas quedaron aprobadas con 191 votos a favor, 156 en contra y 1 abstención, por lo que los presupuestos no pasaron de la primera cámara.

Pero, ¿qué se pretendía lograr al aprobar esos presupuestos?

Los Presupuestos Generales del Estado presentados por el PSOE la pasada semana recogían algunas de las medidas más sociales que se iban a aprobar en la historia de la democracia española. No obstante, el auge de partidos de extrema derecha (VOX) y el carácter de estas medidas, así como los acuerdos con los partidos independentistas, hicieron que se tumbasen los presupuestos.

Las medidas que se esperaban aprobar son las siguientes:

Fuente: Ministerio de Hacienda.

  • Aumento del Impuesto de Sociedades y del IRPF para las rentas más altas.
  • Creación de dos tipos de impuestos adicionales: el Impuesto de Transacciones Financieras y el Impuesto sobre determinados Servicios Digitales con el fin de gravar a grandes empresas internacionales que generen ingresos en España a partir de determinados servicios digitales.
  • Aumento del impuesto en hidrocarburos en función de las emisiones con el fin de promover los medios de transporte más sostenibles.
  • Aumento del IVA en determinados productos y de los Impuestos especiales por motivos medioambientales.
  • Medidas para luchar contra el fraude.
  • Rebaja del impuesto de sociedades para PYMES del 25 al 23%.
  • Rebaja del IVA en servicios veterinarios del 21 al 10%, y de los libros y los productos sanitarios y de higiene femenina del 10 al 4%.
  • Rebajar el límite para estar incluido en la lista de deudores a la Hacienda Pública de 1 millón a 600.000 euros y reforzar dicha lista.
  • Medidas de lucha contra el fraude fiscal y para aumentar el control sobre los contribuyentes con grandes patrimonios y sus círculos cercanos con el fin de que cumplan con las obligaciones al fisco.
  • Aplicar el aumento de sueldos pactado con los sindicatos para mejorar la calidad laboral.
  • Revalorización de las pensiones y aumento de las pensiones mínimas y no contributivas en un 3%.
  • Supresión del copago farmacéutico para los pensionistas con una paga mínima.
  • Aumento de las becas universitarias, así como de las becas de comedor y de las ayudas para el material escolar.
  • Fomento de la educación preescolar entre los 0 y los 3 años de edad con el fin de fomentar la conciliación familiar y laboral.
  • Mejorar la financiación de los pagos mínimos a las personas dependientes y recuperar la cotización a la Seguridad Social de l@s cuidador@s.
  • Aumento del salario mínimo interprofesional a 900 euros.
  • Bajar la edad mínima para optar al desempleo de larga duración a los 52 años.
  • Crear un Ingreso Mínimo Vital, aumentar la prestación por hij@s en el caso de las familias más desfavorecidas y crear un programa de garantía de renta para familias con ingresos mínimos o sin ingresos.
  • Equiparar los derechos de paternidad y de maternidad.
  • Aumento de los fondos para la ciencia.
  • Apoyo y fomento de las producciones audiovisuales en las cuatro lenguas cooficiales.
  • Duplicación de fondos destinados a los programas de lucha contra la violencia de género desde los ayuntamientos.
  • Creación de oficinas de despoblación para fomentar la repoblación de determinadas zonas, ya sea para familias o empresas.

A esto hay que sumarle una serie de medidas que han generado descontento en un sector de la sociedad. Por una parte, un aumento de las cantidades entregadas a las distintas autonomías del 20% (con Cataluña, la Comunidad Valenciana y Andalucía a la cabeza, mientras que otras como Madrid han visto que sus presupuestos se han estancado). Por otro lado, se puede mencionar un aumento del 5% a la partida correspondiente a la Ley de Memoria Histórica.

No obstante, solo se aplicarán algunas de estas medidas pese a que no se aprobaron los PGE.

De entre todas las medidas que se plantearon en los Presupuestos Generales del Estado, solo se aprobaron unas pocas, de entre las que podemos destacar la subida del sueldo mínimo interprofesional hasta los 900 euros, la subida de los sueldos de l@s emplead@s públic@s, la prórroga indefinida de la paga de desempleo para personas en paro sin prestaciones o la subida de la base mínima de cotización para l@s autónom@s del 1,25%.

¿Qué consecuencias tiene esto para el país?

Como consecuencia del rechazo de los partidos proindependencia y de la derecha, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se vio obligado a convocar elecciones generales para esta primavera. Pese al temor inicial de ciertos sectores del Partido Socialista de que se fueran a celebrar dichos comicios el 26 de mayo (fecha en que tendrán lugar también las municipales, las autonómicas y las europeas), finalmente parece que estos pueden estar tranquilos, ya que la fecha elegida será el 28 de abril.

Los resultados de las elecciones andaluzas, con un auge notable del partido de extrema derecha VOX, dan a pensar que este partido, cuya presencia en las instituciones es relativamente nueva, obtendrá también un importante porcentaje de votos.

No obstante, tal y como indican varias encuestas, aunque la convergencia de las tres principales fuerzas de derecha estaría cerca de ganar la mayoría, por el momento sería el PSOE quien ganaría las elecciones generales.

Además, se estima que este mismo partido tiene posibilidades de ganar las elecciones a las instituciones europeas con 16 escaños. Cabe remarcar, sin embargo, la entrada de VOX al Parlamento Europeo si se cumplen los resultados de las previsiones de los sondeos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.