“feliz día de la mujer” - 8 de marzo. Imagen: Pixabay
86 / 100 Puntuación SEO
“feliz día de la mujer” - 8 de marzo. Imagen: Pixabay
“Feliz día de la mujer” – 8 de marzo. Imagen: Pixabay

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, pero, aún en 2020, este no es un día “feliz”, sino de lucha.

Se tiende a pensar que el 8 de marzo hay que desear un “feliz día de la mujer” y regalar flores, especialmente en determinados países. 

Aún así, la gente tiende a olvidarse de que hay otras razones detrás de esta fecha, y que no se trata de la celebración de una costumbre capitalista para ayudar al sector de las floristerías. No, en absoluto.

Como ya mencionamos en nuestro artículo “8 de marzo: El feminismo es mucho más que una moda”, el 8 de marzo se conmemoran los aniversarios de varios eventos que marcaron la historia, como los siguientes:

  • Las primeras manifestaciones feministas en 1857 en EE UU para reclamar una mejoría en las condiciones laborales.
  • La Conferencia Internacional de la Mujer Trabajadora en Copenhague con la asistencia de mujeres trabajadoras de varios países europeos (10 de marzo de 1911).
  • La celebración en Rusia en 1917 de la huelga “paz y pan” en respuesta a la Gran Guerra. Este hecho tuvo como consecuencia la abdicación del zar Nicolás II y el comienzo de la revolución.
  • Las mujeres rusas obtuvieron el derecho al voto el 23 de febrero (calendario ruso; 8 de marzo en otros países) ese mismo año.

¿Por qué es tan importante recordar que el 8 de marzo no es un día tan “feliz”?

  • No es feliz porque las mujeres aún sufrimos acoso cuando salimos a la calle solas.
  • No es feliz porque hay cientos de miles de mujeres en todo el mundo que trabajan en condiciones infrahumanas, especialmente en el sector textil.
  • No es tan feliz porque los abusos sexuales y las violaciones aún son un arma contra la mujer en los conflictos bélicos.
  • No es tan feliz porque aún hay mujeres que son asesinadas por sus parejas y exparejas por querer ser ellas mismas y vivir a su manera.
  • No es tan feliz porque aún hay muchísimos países en los que las mujeres pueden ir a la cárcel por abortar e incluso por tener una interrupción involuntaria del embarazo.
  • No es tan feliz porque aún hay regiones en el mundo en que los hombres adultos pueden casarse con menores de edad (casi siempre a cambio de dinero).
  • No es tan feliz porque aún hay mujeres y niñas en todo el mundo sin acceso a productos de higiene íntima y ni letrinas en condiciones mínimas de salubridad.

¿Qué podemos hacer para ayudar?

Para que podamos decir como sociedad (a nivel internacional) que el 8 de marzo es un día “feliz” para la mujer, aún hay muchísimas cosas que hay que cambiar, y hay muchas más que podemos hacer de las que pensamos.

  • Podemos empezar por informarnos antes de pronunciar frases del estilo de “ni feminismo ni machismo, igualdad”. El feminismo es, según la primera acepción del Diccionario de la Real Academia de la Lengua española, el “principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.”, por lo que la afirmación anterior demuestra una ignorancia y una falta de voluntad por querer informarse para hablar con propiedad.
  • Denunciar si somos testigos de una situación violenta hacia una mujer. La violencia puede ser de varios tipos, desde verbal hasta física o sexual. En todos los casos, estas situaciones son denigrantes y denunciables.
  • Ser comprensiv@s hacia una víctima de violencia machista (ya sea sicológica, física o sexual). No todas las mujeres que se enfrentan a ese tipo de situaciones son capaces de reconocerlo, y si lo son, no siempre quieren denunciar por amor o por miedo. En esos casos, se puede denunciar ante las autoridades en calidad de testigo, pero lo importante es darles las herramientas a esas mujeres para que ellas mismas tomen las riendas de sus vidas nuevamente y apoyarles.
  • La educación y la concienciación a la población más joven es esencial para que, si ell@s fuesen testigos de ciertas situaciones, sepan reaccionar y enfrentarse a ellas.
  • Podemos optar por tomar conciencia de las situaciones en las que las prendas que llevamos son elaboradas y de dónde vienen realmente, ya que es más fácil de lo que pensamos falsificar la información de procedencia.

One thought on “¿Es el 8 de marzo realmente el “feliz día de la mujer”?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.