Yauci Fernández firmando libros. Imagen facilitada por el autor.
Yauci Fernández firmando libros. Imagen facilitada por el autor.
Yauci Fernández firmando libros. Imagen facilitada por el autor.

Me hace mucha ilusión hacer la entrevista que nos ocupa hoy. Sigo a Yauci Fernández desde hace ya un tiempo y, pese a lo jovencito que hoy, tiene una pluma que ya quisieran para sí escritores de best sellers.

Con tres novelas y un libro de relatos ya publicados, es uno de los escritores con más recorrido de la geografía española, aunque le queda alguna ciudad aún por visitar.

Anuncios

 ¿No es así, Yauci Fernández? ¿A cuántas ciudades no has ido todavía?

Me quedan unas cuantas, pero porque vivo en Tenerife y dependo de las conexiones que tengan los aeropuertos. Un lugar que me queda por visitar es Galicia y alrededores, y espero hacerlo pronto porque es de las que sí tiene esa conexión que me hace falta, pero no ha surgido la oportunidad.

¿Con cuál de todas ellas te quedarías?

Es imposible elegir. Málaga es una ciudad que adoro y que he visitado muchas veces. Donostia es otra maravillosa. Difícil elegir y todas tienen su encanto.

Para las personas que aún no te conocen, ¿qué les diría Yauci Fernández sobre sí mismo para que lo hicieran un poco más? 

Ouch. ¿Por mi sentido del humor, tal vez? No tengo nada especial más que mi cabezonería, mis ganas de cambiar cosas y un don para dormir mucho. Supongo que lo mejor sería que me siguieran en redes sociales como Instagram en la que soy bastante activo (perdón por el spam). El día a día seguramente es la mejor forma de conocerme a mí y mi escritura.

¿Cómo surgió la escritura en tu vida?

Fue de casualidad. Nunca fui un gran lector cuando era niño ni pretendía ser escritor. Un día, como un capricho más, surgió la idea de escribir una novela. Y como ya he dicho, soy muy cabezota. La terminé y me di cuenta de que no quería dejarlo. Claro, también me di cuenta del placer de la lectura.

La biblioteca de Emma, Cada día cuenta, Dos palabras para enamorarte, Cartas que nunca envié y un libro inédito que tú mismo no aconsejas leer. ¿Qué podemos encontrar en tus libros al leer cada uno de ellos?

Todos ellos comparten un estilo emocional directo y sincero, pero son libros muy diferentes. Cartas que nunca envié, por ejemplo, no es una novela sino una recopilación de relatos o cartas que escribí en algún momento de mi vida, la mayoría de ellas reales.

La biblioteca de Emma es una novela de amor con mucha ternura. Cada día cuenta habla sobre reinventarse a uno mismo y volver a tomar el rumbo, y Dos palabras para enamorarte también es una historia de amor pero con un toque de realidad mucho más patente (sobre todo porque en su mayoría está basada en hechos reales).

¿Cuál de todos ellos diría Yauci Fernández que es el libro al que le tiene más cariño?

Cada uno de ellos es especial y depende quien lo lea le puede gustar más uno que otro. Tal vez La biblioteca de Emma sea el que más me ha cambiado.

Aunque es una novela un poco inocente, cuando me toca releerla para corregir algo, me siento muy orgulloso del trabajo que hice. La escribí con dieciocho años y al pasar el tiempo lo veo con perspectiva y tengo mucho cariño a la inocencia que me acompañaba en aquella etapa de mi vida.

¿Hay un poco de tus sentimientos y vivencias en cada uno de tus libros, o solo imaginación y una buena pluma?

Hay mucho de mis sentimientos y vivencias, más bien. Intento escribir desde dentro, desde la honestidad y abriéndome. ¡Y te agradezco el piropo de la buena pluma, por cierto!

Hablando de pluma, ¿eres tradicional a la hora de escribir o usas tan solo tu ordenador?

Cuando hago esquemas de los libros antes de escribir sí que uso cuaderno y bolígrafo, pero son esquemas muy rudimentarios. Casi todo el trabajo lo hago en mi portátil.

¿Llevas siempre una libreta y un boli cuando sales a la calle por los “por si acaso”?

Qué va. Llevo el móvil. Con eso tengo acceso a todos los documentos que manejo en el ordenador (esa es la magia de la nube) así que ya soy un señor bastante moderno.

Sabes que estoy enganchada a Las aventuras de un escritor mindundi y sé que tienes el proyecto entre manos. ¿Verá oficialmente la luz este año?

Si todo va bien, sí. Un libro exige mucho trabajo y este en concreto conlleva una dificultad extra y es su rareza.

Crónicas de un escritor mindundi será una especie de diario de viaje en tono de humor, pero hay que tener mucho cuidado cuando un escritor sale de su estilo habitual porque hay que dejarlo patente incluso en la portada sin perder la esencia.

Siempre hay miedo a que los lectores no queden satisfechos y con este libro ese miedo aumenta.

Así que, aunque el texto está terminado desde hace más de un año, el trabajo con ilustradores, maquetadores, correctores y editores se vuelve imprescindible para que el resultado sea óptimo en todos los aspectos.

Ahora mismo lo único que queda es dejar listas las ilustraciones interiores (que serán muy divertidas) pero es algo que no depende de mí y por tanto hay que llevarlo con calma.

¿Cómo se asume que en las presentaciones de tus libros te llamen señor y te pidan siempre que les busques otros libros que no son los tuyos? 

A mí me hace bastante gracia. Por lo general le da vidilla a las firmas, que podrían ser muy aburridas sin esos momentos. Y de hecho, siempre digo que soy un señor con barba, así que no me molesta mientras no me echen cuarenta años cuando solo tengo veinticinco.

Confundirme con un empleado es algo que puede pasarle a cualquiera y mientras todo transcurra con educación (que no siempre ocurre) hay que tomarlo bien.

En tu dia a dia personal, ¿eres tan bueno y paciente como pareces o hay en ti un “Lucifer” escondido?

Soy extremadamente paciente, sí. No diría bueno porque el sentido del humor conlleva cierta maldad, por así decirlo. De hecho, en el libro Crónicas de un escritor mindundi he omitido algunas cosas porque alguien podría sentirse ofendido y no es mi intención.

Eso no quita que pueda aguantar a un señor dándome la chapa durante media hora sobre la novieta que tuvo en su juventud. Son cosas que pasan.

¿Qué tipo de libros suele tener un escritor de libros tan dulces como son los de Yauci Fernández en sus estanterías?

De todo. Desde la fantasía de George Martin hasta libros de feminismo, divulgación científica y clásicos como Cien años de soledad. Y manuales de psicología que pueden matar a una persona si se lo tiras a la cabeza, aunque eso es culpa de la universidad.

¿Qué autores han sido tu inspiración a la hora de decidirte a ser escritor? 

Quien más me influyó fue Nicholas Sparks, sobre todo en mis comienzos. Con el tiempo he ido variando más el estilo porque intento aprender de todo y de todo el mundo y crear mi propio camino.

Me gustaría tocar muchos géneros distintos y madurar mi escritura todo lo que pueda. En cualquier caso, ser escritor es mucho más que escribir. Conlleva muchísimo trabajo de promoción, de aprender marketing, negociar con otras empresas, luchar por tus libros, ser cansino incluso (aunque sepas que estás siendo cansino).

Y hay mucha gente peleando así. La cuestión es que no salen en televisión ni suelen tener redes sociales fuertes. En los últimos diez años el sector ha cambiado mucho y cada año que pasa hay que seguir renovándose.

Eso es fantástico y al mismo tiempo hay mucha incertidumbre porque nadie más ha recorrido el mismo camino que a ti te va a tocar recorrer, o al menos no de la misma forma.

¿Ha tenido Yauci Fernández que dejar alguna vez un libro a medias porque no ha podido con él? ¿Cuál ha sido? (Contesta solo si lo has hecho). 

Muchos. Me vienen a la cabeza al menos cuatro. Una novela de ciencia ficción, otra muy loca, una segunda parte de mi primer libro de fantasía…

¿Qué libro lees en estos momentos?

Mientras escribo, de Stephen King.

¿Es Yauci Fernández fiel al libro de papel o deja paso al formato ebook

Ambas. Prefiero leer en papel. Tengo un kindle desde 2013 si no recuerdo mal. De los que no eran táctiles y eran bastante rudimentarios. Ya no funciona y sé que puedo arreglarlo, pero me da pereza y me gusta más el papel, así que cuando me toque hacer un viaje largo, me mude o algo así, lo volveré a arreglar.

¿Qué planes de futuro próximo tiene Yauci Fernández como escritor?

Auch, pues eso es muy difícil de decir. Ahora mismo, mi carrera como escritor es como la de la mayoría: una montaña rusa en la que puedo tener tres meses muy buenos y otros tres meses en los que no me lee ni mi madre.

La inestabilidad es demasiado alta, así que la prioridad es estabilizar un poco más las ventas y conseguir que la promoción no sea tan extenuante durante todo el año (es que trabajo demasiado) sin dejar de lado mis principios.

Y por último, aunque no sea una pregunta, sino más bien una afirmación. Desde el primer contacto que tuve contigo has sido una persona accesible y cercana, siempre con una sonrisa y una palabra agradable que decir. Por ello, solo quiero decirte “gracias”. 

No tienes que darlas. Estoy encantado de hacer todas estas cosas aunque soy un poco despistado y a veces tardo demasiado (je, je). Es un placer. Gracias a ti.

Espero verte muy pronto por Pontevedra. ¡Te debo una visita guiada!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.