Alas de gárgola, de Óscar Francés Espinosa. Imagen cedida por el autor.
Alas de gárgola, de Óscar Francés Espinosa. Imagen cedida por el autor.
Alas de gárgola, de Óscar Francés Espinosa. Imagen cedida por el autor.

Óscar Francés Espinosa es un jovencísimo escritor que, justo estos días, está metido de lleno en la promoción de su primera novela: “Alas de gárgola”. Un trotamundos, como él mismo se define, con ganas de comerse el mundo y con una novela intensa bajo el brazo que promete ser todo un éxito.

Óscar Francés Espinosa tuvo su primera presentación con público hace unos días. ¿Qué tal te sentiste? ¿Pasaste muchos nervios?

Es difícil explicar lo que se siente en esa situación. Puedo decir que no fueron nervios, ni alegría, ni tampoco orgullo. ¿Nervios? No, y no es que sea de piedra, pero no los tuve. ¿Limitarme a celebrar que ya tenía mi libro entre las manos? ¿Un sueño menos por cumplir? Sería demasiado simple, así que tampoco. ¿Orgullo? Sí y no.

Fue un momento cargado de emoción e ilusión, un cúmulo de sentimientos, algo muy bonito que será  imposible de olvidar. Todavía recuerdo el cosquilleo que tuve aquel día en el estómago, y como no puedo asegurar el motivo, tendré que resignarme a afirmar que fue provocado por el revoloteo de mariposas.

¿Podría Óscar Francés Espinosa contarnos un poco sobre cómo surgió la historia que se relata en “Alas de gárgola”?

Antes de nada voy a dejar claro que no quiero a hacer spoilers. Puedo indicar que todo comenzó como una muestra de admiración y de respeto. 

Partiendo de ahí todo lo demás vino solo. La historia no surgió de ninguna parte, pero yo sin embargo quería revelar algo. Reconozco que para no complicarme demasiado recurrí a personajes, aventuras y situaciones que pese a ser inventadas, son muy próximas a la realidad y a mí.

Es decir, utilicé sentimientos, ideas y opiniones complejas, pero reales.

¿Qué esperas hacer sentir a tus lectores?

Siendo sincero no sé lo que cada lector va a sentir. Sé que nadie es igual que nadie, de forma que a cada uno le parecerá una cosa. El libro está siendo bien recibido, además todas y cada una de las críticas, tanto aspectos positivos como negativos, son muy constructivas para mí.

Yo solo espero que guste.

¿Cómo se definiría Óscar Francés Espinosa como escritor?

Más que escritor me definiría como un simple soñador. Porque antes de ponerse a escribir hay que pararse a pensar en qué es lo que quieres reflejar.

De forma que posiblemente sea un escritor bueno para unos, malo para otros, pero bajo mi humilde opinión más que escritor soy alguien que no se cansa nunca de hacer ver a los demás como la realidad en sí misma es diferente para cada uno.

No es que haya un escritor bueno o malo, es la historia y la forma de expresarla lo que tiene que destacar y gustar en un libro, no su autor. Además, ¿quién soy yo para catalogarme a mí mismo?

¿Recuerdas cómo empezó tu afición por la escritura?

¿Afición por la escritura? ¿Esto tiene trampa? ¿A quién no le gusta inventar historias? Todos nos hemos inventado nuestra propia serie, caracterizando los personajes y las aventuras. Pero de ahí a realmente escribir…

Yo, sin embargo, además de que me gusta inventar y narrar historias, tenía una historia que contar. 

Confieso que soy de esos que apuntan notas en el móvil cuando se le ocurren cosas ingeniosas, este aspecto me ha sido muy útil. 

Aunque tengo que reconocer que la literatura, la escritura del libro y todo lo relacionado con ello, lo he entendido como una forma de pasar el tiempo, un juego, no podemos añadir más caos a este mundo lleno de agobios. De forma que afición por escribir sí, pero forma de desconexión también.

¿Has tenido siempre el apoyo de tus seres queridos?

Esta pregunta es de las fáciles. Sí, siempre han apoyado y respaldado mis decisiones. Sin ellos no hubiese llegado a ser quien soy, y por supuesto, no hubiese logrado nada de lo que he conseguido.

Como toda construcción tiene sus cimientos, yo me he apoyado en ellos, y puedo decir sin ningún atisbo de duda que son cinco los pilares sobre los que me sostengo día a día.

¿Quién tuvo el privilegio de ser la primera persona en leer a Óscar Francés Espinosa?

Un amigo muy cercano.

Muchos personas me pidieron el libro para leerlo antes de publicarlo, y me pueden llamar egocéntrico, egoísta o muchas otras cosas, pero no se lo dejé a nadie. No es igual leer en una pantalla que en papel. Así que, no sé si por manía, por miedo al rechazo antes de ser siquiera publicada la obra o porqué, pero hasta que no estuvo en papel nadie lo pudo leer.

Este primer libro toca géneros como la historia, el amor, el misterio o la traición y lo defines como novela de aventuras. ¿Tenías en mente toda esa mezcla al empezar a escribir o todo fue surgiendo?

Antes de comenzar a escribir tuve un tiempo de documentación. Cuando ya tenía los datos empecé a redactar todo con las ideas muy claras. Sabía muy bien lo que quería que ocurriese en la trama del libro, de forma que creé un final más o menos marcado.

Sin embargo, según fui avanzado el proceso de escritura, ese “guión final” se desmoronó como un castillo de naipes. No sé si fueron las “musas”, la inspiración, el destino, la casualidad o qué, pero se me ocurrieron muchas ideas y me dejé llevar.

Tuve que retocar alguna de esas ideas para adaptarlas al libro. Pero, como se suele decir, los pequeños detalles son los que marcan la diferencia, y cada uno de los matices de esta obra son los que la hacen destacar.

Alas de gárgola, de Óscar Francés Espinosa. Imagen cedida por el autor.
Alas de gárgola, de Óscar Francés Espinosa. Imagen cedida por el autor.

¿Qué fue lo que te resultó más difícil a la hora de crear tu novela?

Al principio fue una tarea ardua, no tenía nada a lo que agarrarme, solo la esperanza de que gustase. Pero lo que resultó realmente complicado fue encontrar cómo plasmar lo que quería mostrar y adaptarlo a la trama del libro.

Quise ser parcial mostrando mi opinión sobre ciertos asuntos, sin denotar certeza o seguridad, ese aspecto también fue complejo, ya que tenía que evadirme de mi opinión para ser flexible.

Oscar Francés Espinosa prácticamente acaba de empezar en este mundo. ¿Hasta dónde le gustaría llegar?

No soy de ponerme límites. Tengo que reconocer que me encantaría dedicarme profesionalmente a la escritura. Pero no soy yo quien debería decidir eso, sino los lectores.

¿Tienes algún escritor de referencia?

No es que tenga uno, sino que muchos han sido los que han influido en mi manera de escribir  y de pensar. Citaría alguno, pero son tantos los nombres que me pasan por la cabeza…

Dime los tres libros que Óscar Francés Espinosa considera imprescindibles para sí.

¿Solo tres? Jajaja. No tengo ningún libro de referencia, pero sí que hay varias obras que me han marcado. Dependiendo de cada situación, puede que te influya más uno u otro libro.

A la hora de elegir un libro para leer, ¿qué género prefieres?

Siendo claro las aventuras son lo que más me llaman. Pero no el género exclusivamente. Es decir me gusta un poco de todo, en la variedad está el gusto. Entiendo que cuantos más temas trate una obra, más completa es, aunque tampoco hay que excederse.

Algo así pasa también con las películas. Por ejemplo están bien los dramas románticos, pero, si les añadimos un toque de misterio, de historia, de acción, incluso de miedo, creo que son mucho más interesantes.

¿Descansa algún libro en tu mesita? ¿Cuál es?

Tengo varios. Muchos de ellos van y vienen, pero hay alguno que tiene sitio fijo, pese a haberlos leído un sinfín de veces. Imposible negar mi admiración por las obras de Homero, de J. R. R. Tolkien… Podría extenderme, ya que bajo mi punto de vista hay infinidad de libros que lo tienen todo para ser considerados obras maestras.

¿Es «Alas de Gárgola” un libro autoconclusivo o tendrá continuación?

No lo sé. Es un relato que podría haber exprimido más, pero… Podría continuar la historia con diferentes elementos, pero es algo que aún no sé.

¿Te ves escribiendo otro libro fuera de tu zona de confort?

Sí, ¿por qué no? En este libro hay multitud de temas abordados, desde mitología, amor, esperanza, desilusión, dolor, etc. De forma que no es que tenga un tema preferido, sino que, una vez puestos al lío, es ir adaptando las ideas que surjan.

¿Cuánto tiempo ha estado Óscar Francés Espinosa escribiendo su libro?

Menos de lo que esperaba y más de lo que me hubiese gustado. El total del proceso ha sido de un año. Un libro no solo hay que escribirlo, al proceso de escritura hay que sumarle el tiempo de documentación, el de edición, maquetación…

¿Tenías algún lugar especial para escribir?

No, no tenía ninguna preferencia. Sí que tengo muchas manías a la hora de escribir, pero ninguna respecto al lugar.

Ahora estarás volcado en la promoción de “Alas de gárgola” pero, ¿tienes un nuevo libro en mente?

Como he dicho antes, no lo sé. Una parte de mí, la más risueña, me dice que continúe con mis ganas de relatar historias, de hecho ya he barajado varias posibilidades, pero realmente es algo que aún no he decidido.

Y para terminar, ¿qué le pide Óscar Francés Espinosa a su futuro profesional?

Es una pregunta muy grande para resumirla en una entrevista, podría escribir un libro con la respuesta, pero no quiero enrollarme. Por una parte, me gustaría ser escritor profesional, por otra quisiera obtener una plaza en unas oposiciones de maestro de pedagogía terapéutica, ya que esa es la profesión para la que he estudiado. Pero más que la profesión, lo que de verdad me importa en el futuro es la felicidad de mis seres queridos. 

¡¡Estoy segura de que tendrás un gran éxito!!

Muchas gracias por todo y mucha suerte en tu trabajo, Eva. Espero que en un futuro no muy próximo podamos tener nuevas entrevistas. 

One thought on “Entrevistas 2019: Óscar Francés Espinosa”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.