Entrevistas 2019: Mavi Tomé

Mavi Tomé - Imagen cedida por la autora
Mavi Tomé – Imagen cedida por la autora.

Mavi Tomé es la fantástica escritora que ocupa hoy nuestra sección de entrevistas, y es una mujer de lo más completa: licenciada en Derecho por la UMA, tiene un Máster en Prevención de Riesgos Laborales y en Asesoría Laboral, y oposita al Cuerpo de Gestión de la Administración Civil del Estado. También es una apasionada de la historia de España y de las monarquías europeas, algo que plasma en su otra pasión: la escritura. 

¿Tenías claro desde pequeña que tu vocación era estudiar Derecho?

La verdad es que la vocación por el Derecho llegó bastante pronto, cuando cursaba 8.° E.G.B. Luego, a raíz del asesinato de Miguel Ángel Blanco y el Espíritu de Ermua, terminé de convencerme. Ahora lo veo en la distancia y pienso que, tal vez, debería haberlo pensado mejor.

¿Cuándo comenzaste a escribir? 

He escrito desde siempre, que yo recuerdo. Empecé de niña, escribiendo las aventuras que vivía con mis primos en el pueblo durante el verano, historias de hadas y duendes, incluso la historia de una mascota que se nos perdió. 

¿Combinabas tus estudios con tu pasión por la escritura?

Salvo en mis años de Universidad, siempre intentaba combinarlos. Incluso tenía algún blog, y el ya extinto Fotolog, donde subía imágenes y textos.

Antes de escribir su primera novela, Mavi Tomé participó en dos libros colaborativos, Encrucijada y Palabras mayores. ¿Puedes contarnos cómo surgieron esas dos colaboraciones? 

La verdad es que fue por casualidad. En ambos casos fue porque mi hermano conocía al impulsor del proyecto. Buscaban escritores noveles o consagrados.

Puede decirse que estaba en el sitio adecuado en el momento justo, aunque, en este mundillo, casi todos los movimientos que se hacen son gracias a los contactos.

¿Ha sido una experiencia lo suficientemente gratificante como para repetir?

De hecho, sigo repitiendo en cada edición que puedo con Palabras Mayores. Ya hay cinco libros de relatos, y todos ellos van destinados a concienciar, en mayor o menor medida, la labor de ACREM -Embrujo Malagueño, una asociación que lucha por la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres-, y trata de concienciar y combatir la violencia de género. Siempre que puedo, les echo una manilla, ya sea con escritos o con alguna charla.

Mavi Tomé ha escrito un libro de cuentos, Cuentos para noches de invierno. Con este título, invita a leerlo delante de la chimenea con una taza de chocolate caliente y una manta. ¿Sobre qué tratan esos cuentos?

Todos tienen un denominador común: el invierno, la nieve, el frío… Algunos son leyendas que escuché en algunos de mis viajes, como Kiyomizu Derâ; otros, reflejan sentimientos propios que pude experimentar en un viaje a Viena, cuando hice realidad mi sueño de visitar el Schönbrunn, o lo que sentí al perder a mi primer hijo.

También tenemos historias de miedo (como en el caso de Noche de Difuntos), de amor (una especie de historia corta canónica de La Menina del Louvre), historias de sacrificio… Un poco de todo.

¿Volverás a escribir otro libro de cuentos? 

Me gustaría hacerlo, la verdad, aunque ahora no tengo mucho tiempo y tengo otros proyectos en marcha.

Has publicado tu primera novela, La menina del Louvre, que forma parte de la bilogía La menina y el mosquetero, y donde queda patente tu pasión por la historia. ¿De qué trata la novela?

Obras de Mavi Tomé - Imagen cedida por la autora
Obras de Mavi Tomé – Imagen cedida por la autora.

Siempre digo que “La Menina» es una historia clásica porque nos encontramos Reyes, Reinas y mosqueteros; encontramos bailes de salón, nos vamos a la Francia preversallesca… pero es una historia que combina intriga, amor y aventura. 

Encontramos a un Richelieu que no es el malo de la película, a una Reina Ana que no es la casta y virginal reina que nos contaron… Cada personaje tiene sus debilidades, sus luces y sombras.

Y, por supuesto, está Aurora, la protagonista, que no es sino la voz de la mujer culta de esa época. Una mujer no al uso pero para la que el deber es lo más grande: servir a la Reina, a Francia y, por otro lado, a las Españas, Imperio que comienza su ocaso. 

Sin embargo, la aparición de Artal en su vida le hará replantearse todo y, por vez primera, estará tentada de seguir a su corazón.

Que lo logre o no es algo que tendréis que descubrir vosotros, aunque lo importante no es el final, sino el cómo se desarrolla la historia.

Dos meses después, se publicó la segunda parte de La menina y el mosquetero, titulada El mosquetero del Alcázar. ¿Tenía Mavi Tomé en mente desde el principio que hubiera una segunda parte, o simplemente surgió al escribir?

A medida que iba escribiendo La Menina del Louvre, parecía claro que no podría quedarme ahí, que había cabos sueltos que merecían ser esclarecidos. Especialmente, la verdad sobre los orígenes de Aurora, que siempre pareció una cosa y terminó siendo otra. Y su historia con Artal también merecía un final cerrado y no abierto, como pasaba en La Menina del Louvre. Era de recibo. Se lo debía a mis personajes y a los lectores.

¿Quedará en bilogía o habrá una tercera parte?

Bilogía, bilogía. La historia de Artal y Aurora ya ha dado todo lo que tenía que dar. Puede que ellos aparezcan en otra novela como secundarios, pero la trama de La Menina y el Mosquetero ya está cerrada.

¿Es este el libro en el que más ilusión has puesto a la hora de escribir? 

Fue el primero que me atreví a publicar, al que más tiempo dediqué y en el que más ilusión puse. Es especial para mí, no hay duda. Y será irrepetible.

¿Tiene Mavi Tomé algún proyecto entre manos ahora mismo?

Ahora estoy escribiendo una novela en primera persona titulada 20 de enero, en la que narro mi experiencia como madre de un bebé prematuro, desde que me ingresaron por amenaza de parto hasta que le dieron el alta a mi pequeño. Será mi novela más personal, difícil y especial hasta la fecha.

¿Continuarás escribiendo novela histórica o cambiarás de género? 

Está claro que la histórica es el género en el que mejor me muevo. No sé, me gusta escribir sobre épocas pasadas, imaginar personajes que existieron o pudieron existir, investigar sobre esos tiempos.

Aun así, en 2020 veréis dos novelas mías publicadas que no tienen nada que ver con la histórica: una es la que he comentado; la otra, una que combina comedia, erótica y literatura de viajes.

Intuyo que te gusta leer también el mismo género que escribes. ¿Me equivoco?

No, no te equivocas. Y es lo que más encontrarás en mi biblioteca, aunque nunca me cierro en banda s ningún género.

En mis estanterías también confraternizan Agatha Christie, Conan Doyle, Johanna Lindsey, Ruiz Zafón, Follet, Sánchez-Garnica, Asensi y un largo etcétera de autores modernos y clásicos y diferentes géneros.

¿Qué más te gusta leer? 

Leo prácticamente de todo: terror, policíaca, romántica, chick-lit, clásicos… Creo que un escritor que se precie de serlo no debe cerrarse a leer un solo género. Debe explorar todos y eso sólo se consigue leyendo mucho, leyendo a otros y aprendiendo de todos.

Volviendo a tu novela… ¿La ves en un futuro en una pantalla de cine?

¿Sabes? Siempre he creído que La Menina del Louvre podría ser una muy buena película y, especialmente, una buena serie de televisión. Ojalá algún director la leyera y se animara a ello. Me haría ilusión.

¿Quién te gustaría que la dirigiera? 

Me gusta tirar para “el terreno», valorando lo nuestro. Creo que el tándem de Javier Olivares, Jordi Frades y Marc Virgil serían los idóneos para llevar esta historia a la pantalla.

¿Y a qué actores les darías los papeles protagonistas? 

Como Aurora, creo que Andrea Duro es la que más se asemeja físicamente al personaje, aunque mis actrices favoritas del panorama actual son Aura Garrido y Michelle Jenner, pero ellas no se parecen en nada a Aurora.

De Artal, sólo hay uno: Santiago Cabrera, aunque sería casi imposible conseguirlo porque está pisando fuerte en Hollywood. Así, ya que por actores patrios vamos, diría que Yon González o Álvaro Monje.

Héctor, sólo hay uno: Alfonso Bassave.

Para quienes aún no conozcan tus novelas, ¿qué les dirías para animarles a leerlas?

Que van a descubrir una histórica que atrae, un romance que no es empalagoso y personajes muy carismáticos. Sobre todo, secundarios que vienen pisando fuerte y piden a gritos sus propias historias.

Si te dieran a elegir, ¿qué tendría preferencia, el Derecho o la escritura?

Bueno, desde que me convertí en mamá de prematuro, aparqué el Derecho. Abandoné las oposiciones para centrarme en mi hijo, ya que íbamos a estar con muchas revisiones, terapias y demás. De hecho, aún tenemos algunas. 

Así que ahora mismo la escritura tiene preferencia al Derecho. Ojalá pueda retomarlo cuando el peque sea mayor, porque el Derecho también me gusta, aunque no tanto como escribir.

Y para terminar la entrevista, ¿dónde ves a la Mavi Tomé escritora dentro de 10 años? 

Espero que escribiendo nuevas historias, siendo leída por bastante gente y, sobre todo, siendo buena persona.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS

Suscríbete a La Palabra Púrpura y obtén de regalo el ebook

BUENAS PRÁCTICAS PARA ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN BLOGS