Aitor Castrillo nos presenta Las aristas de la muerte. Foto cedida por el autor.
Aitor Castrillo nos presenta Las aristas de la muerte. Foto cedida por el autor.
Aitor Castrillo nos presenta Las aristas de la muerte. Foto cedida por el autor.

Aitor Castrillo, ingeniero informático, padre de dos niños, escritor nocturno, viajero, aficionado al basket, lector compulsivo… Hoy te presentamos a este autor que llena sus hojas con tanto ingenio como es de alto. En su obra descubrirás su manera tan especial de escribir. ¿Te animas a conocerle mejor? ¡Pues sigue leyendo!

Háblanos un poco de ti para empezar. ¿De dónde eres?

Soy de Bilbao y nací en 1977. ¡Me gusta cumplir años!

¿A qué se dedica, o dedicaba, Aitor Castrillo antes de ser escritor?

Soy ingeniero informático. En 2012, después de muchos años ejerciendo, pegué un volantazo en lo laboral y, desde entonces, trabajo en una agencia de aduanas haciendo despachos de importación y exportación. “Ser escritor” me suena a sueño inconcluso. 

¿En qué momento de tu vida empezaste a escribir?

Desde que tengo uso de razón me ha gustado mucho leer. Supongo que haber ejercido como lector durante tanto tiempo me sirvió para que hace unos años decidiera transitar hacia el otro lado del espejo.

¿Cuánto tiempo le ha llevado a Aitor Castrillo terminar tu novela?

Entre pensar la historia, escribir el primer borrador y realizar N correcciones (donde N tiende a infinito), podríamos decir que fue un año y medio muy intenso.

Sé que este mundo no abre las puertas a cualquiera y que es difícil formar parte de él. ¿Tuviste que enviar muchos manuscritos de tu novela hasta conseguir publicarla?

Envié el manuscrito a ocho editoriales tradicionales. Dos me dijeron que no, dos jamás respondieron y cuatro me dieron un “sí, quiero”, que en aquel momento me supo a gloria.

¿Ediciones Beta te eligió o fuiste tú quien eligió?

Fue un poco bidireccional. Ellos apostaron por mí confiando en el manuscrito y también yo aposté por ellos cuando tuve que tomar la decisión de elegir entre las cuatro opciones que se me presentaron. Les agradezco la oportunidad, el trato y el que me llevaran a firmar a la Feria del Libro de Madrid de este año. Un día que jamás olvidaré.

Detrás de cada escritor siempre hay familia y amigos. ¿Cuándo les hablaste a los tuyos acerca de tu idea de ser escritor?

A mi familia y a mis amigos más cercanos sí se lo conté en el mismo momento de iniciar el proyecto de escribir la novela. El resto se fue enterando a medida que iba pasando el tiempo. Incluso ahora, de vez en cuando, me llega algún mensaje de alguien que se acaba de enterar.

¿Siempre ha tenido Aitor Castrillo el  apoyo de los suyos o alguno le dijo lo “loco” que estaba?

Hubo de todo, ¡jeje! Es normal… De repente les soltaba “voy a escribir una novela” y pensaban que les estaba tomando el pelo. También es cierto que tengo dos amigos que nada más conocer mis intenciones me dijeron que estaban seguros de que me la iban a publicar y que iba a gustar mucho: Iñaki y Alberto. Siempre en mi equipo. 

¿Cómo definirías tu novela?

Escribí la historia que a mí me hubiera encantado leer. Capítulos cortos, ritmo, suspense, amor, giros y el mensaje de que quizá deberíamos valorar más las pequeñas cosas del día a día. Aún cruzo los dedos para que mis gustos personales no difieran mucho de los de la persona que va a abrir el libro por primera vez.

Si de todos los personajes solo pudieras elegir uno, ¿con cuál te quedarías?

A todos les coges mucho cariño, pero me quedaría con Marco. Deportista, padre de familia y con buen corazón. De niño me hubiera gustado ser Marco. Ahora también.

En el libro Las aristas de la muerte, Aitor Castillo decidió no ubicar los hechos en ninguna ciudad en concreto. Yo lo he leído y sé el motivo pero, ¿cómo se le ocurrió la idea?

El motivo real fue el fútbol. Necesitaba que Marco fuera un personaje querido y si lo ponía a jugar en un equipo antipático para el lector, no iba a despertar los sentimientos pretendidos. Al no nombrar el equipo de fútbol tampoco podía nombrar la ciudad… Tuve que hacerlo así.

¿Qué les dirías a todas esas personas que aún no conocen tu libro para que se animen a leerlo? 

Les diría que no tengo forma de ser objetivo, pero que pueden dedicar un par de minutos a leer alguna de las más de cien reseñas del libro que hay en Instagram, Amazon, Goodreads… Solo tengo palabras de agradecimiento para todo el cariño que la novela está recibiendo.

Como buen escritor, también te gustará leer. ¿Cuáles son los géneros preferidos de Aitor Castrillo?

Leo todo tipo de géneros, pero siempre vuelvo de forma recurrente al thriller y a la novela negra, que son mis géneros preferidos.

Y por último, ¿tienes entre manos nuevos proyectos? 

Tengo dos proyectos preciosos que son lo que más quiero en este mundo: mis hijos. El mayor tiene cuatro años y el pequeño va a hacer dos. En cuanto crezcan un poquito aspiro a que las musas me vuelvan a acompañar en el proceso de escribir una nueva historia.

Muchísimas gracias, Eva. ¡Nos vemos en los libros!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.