Eva Lara con sus novelas publicadas hasta ahora. Imagen cedida por la autora.
Eva Lara con sus novelas publicadas hasta ahora. Imagen cedida por la autora.
Eva Lara con sus novelas publicadas hasta ahora. Imagen cedida por la autora.

Con cinco novelas publicadas y otra a puntito de salir al mercado, Eva Lara, periodista y escritora, ya tiene su hueco dentro de la literatura nacional española, y hoy vamos a conocerla un poco más. 

Cuéntanos, ¿cuándo empezaste a escribir aventuras y plasmarlas en tus libros?

Pues a escribir empecé muy pronto… a los diez años tuve que redactar un relato corto para el colegio, escribí uno de ciencia ficción y me lo pasé tan bien que en seguida me enfrasqué en un proyecto mayor; así nació mi primera novela, que con diez años ya te la puedes imaginar, pero le tengo mucho cariño, fue el principio y desde entonces nunca he dejado de escribir.

¿Cómo definiría Eva Lara sus libros? ¿En qué género los situaría?

Normalmente escribo novela de intriga histórica pero todos mis libros, de una u otra forma, contienen un poco de magia y un trasfondo trascendental, ya sea más hacia el lado esotérico e iniciático como en el caso de El guardián del umbral, o bien tocando temas como la reencarnación que vemos en Escombros, o la inmortalidad del alma humana y la posibilidad de trascendencia como en el caso de Espacios rotos. La novela que podría salirse un poco de este encuadre es El ídolo, la más reciente, que es más de aventuras e investigación de civilizaciones perdidas, simplificando un poco.

¿Crees que la misión más difícil de un escritor es la de conectar con el lector y hacer que empatice con los personajes?

Sí, creo que es una de las labores más complicadas porque intentas conectar a través de tus personajes con unos completos desconocidos, y esa conexión no se da a nivel intelectual sino a nivel emotivo; si consigues conectar con tu lector será a base de hacerle sentir lo que sienten los personajes, identificarse con ellos, alinearse con sus deseos, con su circunstancia y con sus objetivos.

Puedes estar contando una historia interesantísima y haber construido una estructura espectacular para tu novela pero si no consigues que el lector, como bien dices, empatice con los personajes, todo el trabajo se caerá a pedazos porque será como haber estado hablando a alguien durante horas mientras tu mensaje le ha entrado por un oído y le ha salido por otro.

Hablando de los personajes, ¿diría Eva Lara que alguno de ellos es su preferido?

Ésta es una pregunta cruel, jajaja… es como preguntarle a una madre a cuál de sus hijos prefiere. Pues la verdad es que les tengo a todos mucho cariño, a los buenos y a los malos-malísimos, a los principales y a los secundarios. Cada personaje tiene su valor y es creado con un sentido específico, y no es solo que estén ahí para cumplir con un rol o mover la historia en una u otra dirección, son seres vivos en el mundo de ficción que has creado para ellos y son todos parte de ti mismo (y cuando digo todos quiero decir todos, desde el más heroico hasta el más ruin pasando por el más insignificante).

Sé que ya te he hecho esta pregunta y que es difícil de contestar, ¡jajajaja! Pero dinos, ¿cuál es tu libro preferido?

Jajaja, ya sabía que no me lo ibas a poner fácil… Te podría decir que todos, pero como no me he mojado con la pregunta de los personajes lo voy a hacer con ésta. Podría decir que con la novela que mejor me lo he pasado ha sido con El ídolo, sobre todo con la investigación, los viajes buscando vestigios atlantes y documentándome sobre civilizaciones perdidas… además la historia tiene más aventura y fue muy divertido escribirla.

Sin embargo, tengo que decir que, a pesar de haber sido también la que más me costó escribir por diversas razones, mi favorita sigue siendo El guardián del umbral, tanto que casi inmediatamente después de terminarla me puse a trabajar en la secuela.

El guardián fue toda una fuente de aprendizaje para mí en muchos sentidos, no solo literariamente hablando, y fue toda una experiencia escribirla, me permitió dar un paso adelante en la forma de manejar la documentación y organizar la estructura, pero también me obligó a jugar con conceptos que hasta entonces no tenía tan claros y a lidiar con emociones que hasta entonces no había manejado.

Ahora publicas tus libros con la editorial de tu firma, Amphibia Ediciones Digitales. ¿Le resultó muy difícil a Eva Lara encontrar a alguien que le publicara el primer libro?

Cuando publiqué mi primer libro yo ya era editora y afortunadamente estaba en condiciones de cubrir todo el proceso; me lancé a la aventura de publicar más como un experimento que otra cosa y la verdad es que me encantó la experiencia. Hay distintos tipos de autor, hay quien prefiere dedicarse a escribir y dejar el resto en manos de otros y hay a quien le gusta implicarse en mayor o menor medida en el proceso de edición. A mí me gusta meterme hasta el fondo y disfruto cada parte del proceso.

Antes no había demasiadas opciones, o enviabas tu texto a un editor o te presentabas a un certamen y cruzabas los dedos o te buscabas a un agente sin garantía de que llegara a colocar tu libro.

Hoy día las cosas han cambiado mucho y las opciones del autor son bastante más amplias: con Amazon y otras plataformas puedes editar tu trabajo sin depender de una empresa externa; obviamente el poder de difusión de una editorial internacional es muchísimo mayor que el de un autoeditor, pero al menos a mí me gusta poder decidir cómo publicar mis libros, tener autonomía y libertad para manejar la edición a mi manera y, aunque no tenga los medios de una gran editorial para publicitarla por todo lo alto, disfruto esforzándome por sacar adelante mi obra.

En mi opinión, es aún más gratificante sacar a la luz tu propia novela que solo escribirla (que ya es un trabajo) y dejarla en manos de otros.

Las novelas de Eva Lara. Imagen cedida por la autora.
Las novelas de Eva Lara. Imagen cedida por la autora.

¿Cree Eva Lara que, en general, las editoriales se ponen más exigentes cuando ven que el manuscrito que reciben está escrito por una mujer y no un hombre?

Pues para contestarte a esta pregunta tendría que colarme en unas cuantas editoriales y espiar el trabajo de los editores, jajaja… Pero no, no lo creo, tengo confianza en que si se es suficientemente profesional no se tiene en cuenta el género del autor.

No soy tan inocente como para pensar que se revisan los textos con imparcialidad porque una editorial a fin de cuentas es un negocio y obviamente hay que considerar si ese producto va a vender o no, pero realmente no creo que el hecho de que el autor sea hombre o mujer influya demasiado en lo que se exige del manuscrito.

¿Por qué cree Eva Lara que se habla tanto hoy en día de la “literatura femenina”?

Supongo que es una cuestión de tendencias… no creo que tenga tanto que ver con el feminismo sino más bien con estrategias empresariales para cubrir un segmento específico del mercado.

¿Crees que hay grandes diferencias entre textos escritos por hombres o por mujeres?

Puede que los hombres y las mujeres vean el mundo de forma distinta y sus mentes funcionen de forma diferente, pero creo que al final quien escribe -sea hombre o mujer- lo hace atendiendo a una necesidad de expresión, de creación, escribimos para transmitir nuestras verdades, lo que hemos aprendido en la vida, ya sea contándolo de forma literal o por medio de metáforas más o menos complejas; a la hora de expresar lo que llevamos dentro da igual cuál es nuestro género, es nuestra humanidad la que habla.

¿Tiene Eva Lara alguna manía a la hora de escribir? ¿Sigue algún ritual o simplemente escribe cuando le llega la inspiración?

No escribo a golpes de inspiración en absoluto, me siento mucho más cómoda construyendo una estructura sobre la que trabajar; no sigo ningún ritual pero sí hago muchos esquemas, líneas temporales, organigramas y fichas de personajes, para mí es parte de la diversión de escribir una novela y además me permite saber en todo momento dónde me encuentro, así puedo ponerme a escribir una secuencia del final, un capítulo intermedio o una escena del principio independientemente de lo que haya escrito antes. Aunque pueda parecer todo muy calculado sigue habiendo espacio para la improvisación y siempre hay personajes que te pueden sorprender en un momento dado.

En cuanto a manías, si cuenta escribir siempre con el mismo bolígrafo, esa sería la mía; siempre escribo a mano el primer borrador y lo hago con un Waterman Audace azul que tengo desde hace tanto tiempo que ni me acuerdo, por supuesto con tinta negra (anotaciones al margen en azul y correcciones en rojo… pues sí, parece que alguna manía sí que tengo, jajaja).

Cuando escribiste por primera vez, ¿qué te impulsó a hacerlo?

En primer lugar me pareció fascinante ser capaz de crear todo un mundo y poblarlo con todo tipo de personajes que solo existían en mi imaginación… pero mirando hacia atrás me doy cuenta de que en realidad tenía una gran necesidad de expresión, la escritura para mí era también una vía de evasión y una forma de experimentar lo que no podía vivir en la realidad.

Sé que a los diez años diste vida a un vampiro de sangre caliente. ¿Escribirás libros para niños?

Jajaja, no, ni me lo he llegado a plantear. La historia a la que te refieres ya era bastante madura para una niña de diez años, ni siquiera entonces creo que hubiera podido escribir literatura infantil.

Tus libros están editados tanto en formato digital como en papel, ¿cuál de los dos te gusta más a ti?

Cuando empecé a conocer los eBooks y las posibilidades que ese formato ofrecía me dio una especie de “fiebre digital”, estaba entusiasmada con la idea de unos libros que podían incluir enlaces internos y externos, todo tipo de material extra e incluso sonido… por no decir que no ocupaban prácticamente nada y que podías llevar cientos de ellos en un aparatito de 7”. Pero cuando se me pasó la fiebre volví al papel…

Ya sé que el formato no es más que la materialización de la obra, ya esté escrita en pergamino, impresa en papel o digitalizada lo más importante es la experiencia que ofrece al lector, lo que te deja, lo que te enseña… pero ¿qué quieres que te diga?, el libro de papel tiene algo mágico, es como abrir un cofre lleno de maravillas, así que hasta que me dé la próxima fiebre tecnológica seguiré prefiriendo las ediciones impresas.

Llevas poquito tiempo navegando por Instagram. ¿Consideras que te ha abierto más puertas y te ha facilitado el poder dar a conocer tus obras y llegar a más lectores?

Sí, creo que sí. Tardé en empezar a usar Instagram porque me parecía que se limitaba a una colección de fotos de comida, mascotas y selfies, pero cuando fui viendo las posibilidades que ofrecía me di cuenta de que es una buena herramienta para la difusión de libros, y no solo eso sino que también te permite contactar con otros autores y lectores, con gente interesada en la lectura y su difusión. No solo te ayuda a dar a conocer tus obras sino que te permite la interacción con lectores y autores, con gente afín; eso me parece bastante interesante.

¿Coinciden los géneros que te personalmente te gusta leer con los que escribes?

Pues sí, normalmente escribimos lo que nos gusta leer y en mi caso es más que nada novela de intriga histórica, aunque tengo un gusto bastante amplio y leo un poco de casi todo.

¿Qué libro considera Eva Lara que debería ser leído al menos una vez en la vida?

No diría un título específico, todos tenemos que encontrar ese libro que nos abre los ojos o que nos vuelve el cerebro del revés, el que nos habla directamente como si estuviera escrito para nosotros.

Puede que a mí me pasara con La insoportable levedad del ser pero a otra persona no le diera ni frío ni calor… Todos tenemos en nuestro camino de lector ese libro increíble que te enamora y te pega un mazazo al mismo tiempo; ese es el que hay que encontrar.

¿Es ese libro el que más veces has leído?

No suelo leer el mismo libro varias veces, al menos no las novelas, pero de vez en cuando hago alguna excepción. Por ejemplo, Rayuela de Cortázar la leería una y otra vez durante el resto de mi vida.

Una última pregunta. ¿Qué es la literatura para Eva Lara?

Es una de las formas más eficaces que tenemos de expresar nuestra humanidad con toda su complejidad, además de un medio de experimentar más allá de nuestra propia experiencia directa, de viajar, de sentir, de conocer y de ampliar nuestros horizontes, todo ello sin movernos de nuestro sillón favorito.

One thought on “Entrevistas 2019: La escritora Eva Lara”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.