El mansplaining, una idea retrógrada

Muestra de Mansplaining. Fuente: New York Gal.

El mansplaining, o la idea de que las mujeres tienen menos capacidad de comprensión que los hombres.

¿Qué es el mansplaining?

Mansplaining viene de la unión de dos palabras: “man” (hombre) y “explaining” (explicando). Técnicamente, este término implica que un hombre explica algo a una mujer que ésta ya conoce, y lo hace en un tono condescendiente y burlón.

El término mansplaining tiene origen en el libro Men explain things to me (Los hombres me explican cosas, en español), de Rebecca Solnit, una escritora y periodista estadounidense.

La autora narra en su libro una serie de ejemplos reales (alguno de ellos hasta personales) de desigualdad y de violencia de género que muestran cómo los hombres tratan de demostrar una autoridad que nadie les ha adjudicado y cómo las mujeres han de aceptar este tipo de situaciones sin más.

Ejemplos de mansplaining.

En marzo de 2017, Tracy the Clayton, una de las co-presentadoras del podcast @AnotherRound, lanzó la siguiente pregunta a las usuarias de la plataforma Twitter: “mujeres, ¿cuál es la cosa que os han mansplaineado y que más os ha cabreado?”.

La red social no tardó en responder.

Desde “[Me explicaron] qué era una cinta de medir en mi puesto de trabajo. Soy carpintera licenciada”, pasando por “la menstruación” o “qué era el acoso en las calles”, las usuarias dejaron una serie de comentarios que no tienen ningún desperdicio.

En este artículo de la revista Cosmopolitan podéis encontrar una serie de 17 comentarios que demuestran, una vez más, que aún queda mucho por hacer para combatir la lacra del machismo.

¿Cómo combatirlo?

Pese a que no todos los hombres son iguales, afortunadamente, aún son muchos los que no logran entender que las mujeres actuales no tenemos la misma mentalidad que nuestras madres y abuelas.

Algun@s parecen no entender que las mujeres contamos ahora con una serie de derechos, como el derecho a la educación, así como que somos una parte importante de la sociedad y que nos valemos por nosotras mismas.

Hay que, con inteligencia, aprovechar cada oportunidad para explicar que la lucha feminista no va en contra de los derechos de los hombres.

Al contrario de lo que algun@s piensan, lo que se pretende conseguir con el feminismo es que las mujeres dejen de ser vistas como seres atractivos con fines reproductivos y nos empiecen a ver como a seres inteligentes, con capacidad de lograr lo que nos propongamos.

Parece ser que, pese a los derechos conseguidos, la lucha de las mujeres por ganarse el respeto merecido no acaba aquí. La diferencia con la situación que había hace cien años es que ahora la sociedad cuenta con más medidas que nunca.

Por eso, os animamos a que sigáis denunciando en redes sociales y plataformas varias, como La Palabra Púrpura, cuando sintáis que no se os respeta por el hecho de ser mujer.

Vídeo sobre el feminismo realizado por la Revista Blend.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.