ENTREVISTA A DANIEL JIMÉNEZ BOLAND, AUTOR DE «POR MIEDO A QUE NO ME QUIERAS»

Por miedo a que no me quieras, de Daniel Jiménez Boland- Fotografía facilitada por el autor.

¡Bienvenido a nuestra revista! Primero, una pequeña introducción para conocerte un poco más. Daniel Jiménez Boland acaba de publicar Por miedo a que no me quieras y es un escritor novel y autopublicado, o lo que es lo mismo, que no tiene una editorial firme en la que apoyarse. Escribe poesía, un género quizá con menos público del merecido, pero la prosa de Daniel seguro que hará que quieras leer una y otra vez sus preciosas poesías.

Eres jovencito, ¿qué edad tienes?

Muy buenas, Eva, sí, efectivamente, mi tiempo en este mundo es corto. Tengo dieciocho años, todavía me queda mucha guerra que batallar. Aunque el tema de la edad es algo que tomo con positivismo, me permite tener, aún, muchísimo tiempo para disfrutar de la vida y aprender de ella.

¿A qué te dedicas en tu día a día?

Depende del momento del año. En general, a estudiar, pues voy a entrar ahora en el segundo curso de la carrera de Biología. Pero, ahora que tengo más tiempo en verano, a escribir, leer, cocinar (me encanta la cocina) e incluso a tocar la guitarra.

¿De dónde eres?

Nací en Granada, España. Sin embargo, aparte de ser español, poseo también la nacionalidad francesa por parte de mi madre, que nació en París.

¿Siempre has escrito, o empezaste por algún motivo en concreto?

La palabra «siempre» es la mentira más usada de nuestro vocabulario. Es cierto que desde pequeñito mi interés por la escritura ya estaba presente, pero he tenido mis épocas en las que he escrito más y otras en las que he escrito menos, por no decir nada.

Recuerdo, que cuando tenía en torno a 10 años, estaba escribiendo un libro que se titulaba «30 días, 30 cuentos», resultaba ser un libro de cuentos infantiles con ilustraciones de mi hermana menor, mi sueño era publicarlo y convertirme en uno de los autores más jóvenes que jamás haya existido. Hoy en día, me provoca ternura al leerlo.

Como es costumbre y cliché entre escritores, siento que las épocas en las que más he plasmado mis ideas sobre el papel son aquellas en las que quizás, como todos alguna vez, lo he pasado mal por algún motivo que, hoy en día, a mi parecer, no son dignas del dolor que me hicieron por aquel entonces.

Me siento orgulloso de haber utilizado esta vía de expresión lingüística porque ha sido desde tiempos inmemoriales para mi cabeza, una forma de ayuda y desahogo. El presente,es,sin duda, el momento de mi vida en el que más estoy escribiendo (rompiendo la regla que anteriormente he mencionado, pues soy feliz) y no creo, sinceramente, que se vaya a acabar repentinamente.

Tu libro, Por miedo a que no me quieras, es de poesía. Dinos, ¿qué nos encontraremos en él al leerlo?

La poesía es algo que me fascina en la máxima plenitud de la susodicha palabra. Me declaro fan de Gustavo Adolfo Bécquer, pues es sin duda, el poeta que más me ha marcado con sus famosas «Rimas de Bécquer«.

Sin embargo, me he dado cuenta de que muchísimas veces, al leer un poema, me he quedado con ganas de entender un contexto que no había quedado escrito por ninguna parte. Es por elloque en mi libro Por miedo a que no me quieras he plasmado, de modo introductorio, un texto en el que cuento una experiencia personal de acoso escolar y que contextualiza los poemas que, a continuación, el lector puede encontrar.

En cuanto al título del libro, hace referencia al temor que, de forma general, las personas sentimos a que nuestra personalidad no sea motivo ysuficiente para ser aceptados por los demás.

Hay una oración de mi libro que, en el momento de escribirla, me quedó grabada en el pensamiento y que, de vez en cuando, retumba por algún lugar de mi cabeza: «Por miedo a que no me quieras, aprendí a quererme yo». Los poemas son de amor. ¿Qué puedo decir?, soy un romántico sin solución alguna.

La portada de tu libro es personal y diferente. ¿Qué te hizo elegir esa imagen y no cualquier otra?

Me alegro de que hayas tenido la misma sensación que yo con la portada. Elegí una portada tan «diferente» a lo que estamos acostumbrados a ver en poesía, porque siento que es una de las partes más importantes de un libro. Quería queexpresase gran parte de lo que podemos leer al abrir sus páginas por el simple hecho de echarle un vistazo. Podemos ver en ella a un hombre que, mirándose en el espejo, le pregunta a su propio reflejo: «¿quién eres?». A veces, es necesario que a nivel personal nos hagamos esta pregunta de difícil respuesta. Quería romper con lo ya presentado al mundo de la poesía y creo que, de cierta forma, esta portada lo hace.

¿Escribes sobre vivencias personales o todo lo que plasmas en las páginas es producto de tu imaginación?

En el caso de mi libro Por miedo a que no me quieras, todo lo que hay en él es absolutamente real como la vida misma.

¿Qué es para ti la poesía?

Habría que preguntárselo a Bécquer, él lo dejó muy claro en su día. Definir la poesía puede ser injusto para muchísimos poetas, porque sería, de una forma u otra, dejar fuera de la definición a muchísimos escritos que, por sus propios autores, son considerados como poesía. En el ámbito personal, es una de las formas más bonitas que tengo de expresarme al mundo y, a veces, a una persona en concreto.

Evidentemente, el sueño de todo escritor que crea un libro es llegar a verlo publicado. El tuyo está disponible en formato físico y digital. ¿Qué formato es más especial para ti?

Sin duda alguna, el formato en papel es el que me hizo entender, por primera vez, que soy escritor. La sensación seca de pasar las páginas y de que vayan envejeciendo al ritmo de tu lectura, es incomparable. Hablando, siempre, de mi preferencia personal.

De cara al futuro, ¿te gustaría vivir de tus libros solo o quieres compaginarlo con otro trabajo?

Yo no te voy a mentir sobre esto. Indudablemente, si en un futuro se me presentase ante mis ojos una situación en la que pudiese vivir de mis libros y convertirme en escritor profesional, me aferraría a ella con todas mis fuerzas.

Tu familia seguro que está muy orgullosa de ti, pero, ¿te lo han puesto fácil para lograr tu sueño o alguno de ellos quiso, en algún momento, quitarte la idea de la cabeza?

En ocasiones, he sentido que ellos tenían incluso más ilusión y ganas que yo mismo por que lo hiciera. En mi familia son muy valorados los escritores, sobre todo porque son varios los ya existentes. Sobran las palabras.

¿Seguirás escribiendo poesía o cambiarás de registro?

El futuro es predecible, pero no narrable. Estoy actualmente trabajando en mi primera novela, adelantaré que se trata de una historia de drama, producto de mi imaginación.

A los lectores que han leído o leerán tu libro, como es mi caso, ¿qué te gustaría decirles?

“Soy yo”.

¿En este momento estás volcado en promocionar Por miedo a que no me quieras o lo compaginas con otro nuevo proyecto?

Efectivamente, estoy buscando e informándome sobre las distintas maneras de promocionar mi libro, pero no he dejado de escribir ni dejaré de hacerlo. No sé cuándo, pero una promesa es una promesa y prometo que, algún día, publicaré mi primera novela.

¿Cuál es tu deseo para el futuro?

Que mis decisiones y objetivos me lleven a no dejar de ser feliz.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.