Título: The Bonus Family

Casting de The Bonus Family. De izquierda a derecha: Katja, William (arriba), Patrick (bajo), Bianca (arriba), Lisa (debajo), Eddie (debajo a la dcha.) y Martin. Fuente de imagen: Tomada por ULRIKA MALM y publicada en http://www.ystadsallehanda.se.

Origen: Suecia

Traducida a: Castellano, francés, alemán y polaco.

Subtítulos en: Inglés, francés, polaco, portugués y sueco.

Emisión del primer episodio: 30 de enero de 2017.

Disponible en Netflix.

Sinopsis

Anuncios

The Bonus Family, o Bonusfamiljen, en sueco, cuenta por el momento con dos temporadas y narra la destartalada historia de cuatro padres divorciados con una familia en común.

En el episodio piloto vemos a Lisa (Vera Vitali) y Patrick (Erik Johansson) en una sesión de terapia de parejas doble con sus respectivas exparejas: Katja (Petra Mede) y Martin (Fredrik Hallgren) discutiendo acerca de la manera de educar a los niños.

A continuación, las dos parejas tratan, no sin discutir, de organizar una fiesta de cumpleaños conjunta para los dos niños, que curiosamente cumplen años el mismo día. Las listas de regalos que piden los dos (William pide ropa y un libro de inglés, mientras que Eddie pide un videojuego) refleja las diferencias entre ambos, y en cierto modo, entre las dos familias. Durante la fiesta se ve como Patrick y Martin no pueden dejar de discutir, mientras que Lisa trata de que todo el mundo se lleve bien y Katja decide comprar a los niños un trampolín para el jardín.

Por su lado, Eddie desafía a William para que salte del tejado para demostrar que no tiene miedo a las alturas, hasta que se caen los dos y, aunque no se hacen nada grave, los padres acuden corriendo como locos para llevarlos a urgencias.

Lisa (quien se quedó con la casa marital) y Martin tienen dos hijos en común: Eddie, un rebelde sin causa, de diez años, y Bianca, ya adolescente; mientras que Patrick, quien se mudó con Lisa junto a su hijo William, también de diez años.

Ambos niños son compañeros de clase, pero, mientras Martin es el típico niño estudioso y respetuoso, Eddie se dedica a desafiar al nuevo novio de su madre y a rebelarse contra todos.

Martin, por su parte, trabaja en un gran almacén y vive nuevamente con su madre. Petra Mede, a quien probablemente recordaréis por ser la presentadora del festival de Eurovisión en 2013 y 2016, hace de Katja, que trabaja como arquitecta y juega el papel de madre exigente, aunque también consentidora.

¿A quién le puede gustar?

Aunque el humor escandinavo es muy peculiar y resulta algo extraño si no se entiende la cultura, ésta es una comedia muy amena, divertida y algo loca, así que todo el mundo se va a sentir identificado de una manera u otra.

Además, está llena de particularidades, como el hecho de que los padres prácticamente obligan a sus hijos a irse de casa a partir de cierta edad (generalmente a partir de los 18 o 20), como se puede ver en el primer capítulo. En esa escena, la pareja de psicólogos que tratan a los padres, y que también resulta ser un matrimonio, discuten sobre si echar o no a su hija, de 24 años, de casa para que aprenda a vivir por su cuenta.

Puntuación y premios

The Bonus Family es una producción de Netflix en colaboración con la productora sueca FLX y cuenta con una puntuación de 7,6/10 en IMDB, y también ganó el Premio Kristallen (premios de la televisión sueca) al Drama del año en 2017.

Tráiler

https://www.youtube.com/watch?v=qpUjGlUl9Qg

6 thoughts on “Críticas de series: The Bonus Family, humor a la escandinava”

  1. ¿que? No puedo creerlo. Una serie más que agrego a mis favoritas para ver este fin de semana, pero… ¿te encuentras bien? Me he dado cuenta que tus artículos han dado un giro algo extraño. ¿es una nueva modalidad? Mmm si lo es, tardaré en acostumbrarme, si así a veces me es complicado entender otros artículos de los autores españoles… vengo a leer los tuyos porque es algo entendible y me encuentro este nuevo formato… no me gusta pero aquí me tienen. Fiel a esta sección. ¿Que días publicas tu?

  2. Realmente curioso que esta serie gane un premio al mejor drama del año y tú la conviertas en una comedia. Será que es cierto que yo no entiendo el humor escandinavo. Después de 25 series vistas, aún me queda mucho por aprender. Sin duda, Forbrydelsen y Bron también son comedias policíacas.
    Claro que, por supuesto, residir en Londres tampoco implica entender el humor negro inglés.

    1. Realmente está dentro de la categoría «dracomedy» (drama-comedia). Tiene momentos más serios que otros, pero no es una de esas producciones donde la gente se pasa medio capítulo o media película llorando.
      L@s escandinav@s tienen un sentido del humor un tanto extraño (si se compara con el del sur de Europa, por ejemplo). Son muy tajantes/direct@s cuando dicen las cosas. Que estén seri@s no significa que sea malo, ni que estén tristes o enfadad@s, y son mucho más pragmátic@s.
      Creo que lo que trata de hacer la dirección de esta serie es mostrar de manera divertida cosas que sacarían de sus casillas a cualquier persona.

  3. Acabo de ver la serie completa y no la catalogaría de comedia ni de tragedia,más bien diría que es costumbrista. No sé si los personajes se correspondan con seres reales,pero me resulta bastante raro que los adultos actúen de manera inmadura casi todo el tiempo,salvo la abuela,Katja y el vendedor gay. Si los suecos son así realmente,veo personalidades narcisistas,muy egocéntricas e infantiles,no parecen capaces de actuar por cuenta propia si alguien no se los indica,Lisa lo dice claramente cuando se entera que espera un bebé down («No sé qué debo sentir»),un personaje que no sea nórdico no diría eso jamás. No veo empatía profunda entre ellos,y se ve que los padres tienen miedo de los hijos,se disculpan y dan explicaciones demasiado a menudo.

    1. Hola Sylvia,

      Tienes que entender que lxs escandinavxs tienen personalidades completamente diferentes a las del sur de Europa o a las de Sudamérica.
      Yo viví en Dinamarca y he de decir que sí, son así, y sí, es una comedia y su sentido del humor es así. Puede que te resulte chocante, pero si no conoces la cultura y la mentalidad probablemente te cueste entender la serie al 100 %.
      En cuanto al tema del bebé con Síndrome de Down, puede que parezca frío y calculador decir eso, pero en Escandinavia no enfrentan la realidad al igual que nosotrxs. Por ejemplo, la tasa de abortos entre mujeres que esperan niñxs con estas características en Islandia (otro país escandinavo) es probablemente la más alta de Europa, pero al fin y al cabo, siempre que sea una decisión propia de cada mujer, hay que respetarlo. Es una responsabilidad extra que hay que asumir. Lxs niñxs no son juguetes, y si no pueden copar con eso, emocional o económicamente hablando, prefieren no tenerlos.
      En cuanto a que teman a lxs hijxs, eso no es verdad. Se llama respeto. Allí no se lleva el «lo haces porque lo digo yo», sino que intentan enseñarles a lxs niñxs a ser responsables desde muy pequeñxs, y eso pasa porque los padres toman las decisiones junto a ellxs y no por ellxs, de modo que a los 18 ya están más que listxs para independizarse. Son solo ejemplos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.