8 de marzo: El feminismo es mucho más que una moda

En La Palabra Púrpura analizamos, desde sus orígenes, la importancia del 8 de marzo y del feminismo con motivo de la celebración de este día en muchos países.

8 de marzo: El día de la mujer. Mural. Fuente de imagen: Pixabay.

Los primeros movimientos feministas y de trabajador@s en todo el mundo y el origen del Día de la Mujer.

Las primeras demostraciones públicas “feministas” para mejorar la situación laboral de la mujer datan de 1857, cuando un grupo de mujeres trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York salieron a las calles para reivindicar sus derechos.

En marzo de 1910 se celebró el Congreso Internacional Socialista en Copenhague, Dinamarca, al que acudieron mujeres de 17 países distintos. En esta reunión se asentaron las bases para lograr el Sufragio Universal. Aunque no se eligió un día concreto, se escogió que esta reunión anual se celebraría en el mes de marzo.

En marzo de 1911 tuvieron lugar dos fechas importantes para el feminismo tal y como se entendía en su momento, y gracias al cual la clase obrera ha obtenido varios logros desde entonces.

La primera de estas fechas es el 19 de marzo, cuando se celebró en Copenhague, Dinamarca, el primer Día de la Mujer en países como Dinamarca, Suiza, Austria o Alemania.

La segunda de estas fechas es el 25 de marzo de ese mismo año tuvo lugar un fatídico accidente. Se trata de un incendio que se dio en una fábrica de camisas, y estuvo causado supuestamente por un cigarrillo encendido que cayó en una papelera llena de telas. L@s trabajador@s de la fábrica habían quedado encerrad@s dentro con llave, práctica habitual en la época para evitar robos, pero, al no poder salir, 146 personas murieron.

Este hecho es de importancia en la historia moderna tanto desde la perspectiva de la lucha feminista como en la reivindicación de los derechos laborales, por aquel entonces casi inexistentes.

Poco a poco, más países se sumarían a esta celebración por los derechos de la mujer, que en ocasiones llevaron a cambios más importantes. En Rusia, por ejemplo, las mujeres celebraron en 1917 la huelga “paz y pan” en respuesta a la sangrienta Gran Guerra. Aunque el gobierno inicialmente se mostró en contra, ellas prosiguieron y cuatro días después, el Zar abdicó. El gobierno resultante de la revolución, con Lenin al frente, obtuvo el apoyo de los sóviets (consejos de l@s trabajador@s), aunque estos fueron exigiendo más medidas, como la capacidad de dirigir en el gobierno.

El 23 de febrero de ese año (según el calendario ruso, 8 de marzo según el calendario gregoriano, utilizado en occidente) fue cuando las mujeres rusas obtuvieron el derecho al voto, algo esencial para la lucha feminista. A consecuencia de aquel acontecimiento, el 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, aunque El Día Internacional de la Mujer tal y como lo conocemos en la actualidad lo proclamó la ONU a nivel mundial en 1975.

Sorprendentemente, China empezó a celebrar el Día de la Mujer en 1922, mientras que otros países como España (1936) o EE. UU. (1994) tardarían muchos años más.

Mural con grafitis y mensajes en varios idiomas. 8 de marzo. Fuente de imagen: Pixabay.

La igualdad en la sociedad finlandesa es un caso remarcable.

En Finlandia, las primeras asociaciones de mujeres datan de 1884, aunque estas no tenían tanto peso como otras mixtas, como el Movimiento Antialcohólico, y es que el alcoholismo, en aquel entonces, afectaba a más mujeres que a hombres.

Los movimientos de las clases trabajadoras, además, ofrecían todo su apoyo a las mujeres, especialmente en su lucha por el sufragio universal y para que obtuviesen los mismos derechos y libertades que los hombres.

En 1907, l@s finlandes@s celebraron las primeras elecciones a nivel nacional, donde las mujeres contaban ya con el derecho a votar y a presentarse a los comicios. Así pues, un 10% de l@s elect@s (19 de 200) fueron mujeres.

Irónicamente, las mujeres no podrían votar en las elecciones municipales hasta 1917. Aun así, no es de extrañar que Finlandia esté a años luz de otros países en materia de derechos humanos y de igualdad.

¿Y en la actualidad?

Aunque las condiciones para la clase trabajadora parecen haber mejorado, aún hay muchos frentes abiertos, especialmente las mujeres. Muestra de ello es que, si una mujer decide quedarse embarazada, es fácil que la despidan antes de otorgarle la baja por maternidad.

Para empezar, todavía son muchos los países donde existen grandes diferencias salariales entre mujeres y hombres, o incluso donde el acoso laboral y sexual a las mujeres en el lugar de trabajo, aun siendo ilegal, es común.

En muchos territorios, las mujeres tienen pocos o casi ningún derecho, y se ven obligadas a desplazarse en compañía de un hombre de su entorno, como hermanos, hijos o maridos.

Por su parte, los hombres tienen derecho a someter control sobre ellas en todo momento, y hasta organizar matrimonios sin consentimiento previo de la mujer, que con frecuencia se tiene que casar antes de llegar a la mayoría de edad.

La violencia de género contra las niñas y mujeres, pese a las medidas implementadas por las autoridades varios países para castigarla y concienciar de su existencia (véase el ejemplo del 016, o el servicio de apoyo a la mujer maltratada en España) es frecuente.

Por si esto no fuese suficiente, son muchos los países donde el aborto es ilegal y motivo de sentencia a prisión para las mujeres que se sometan a una interrupción voluntaria del embarazo, y prácticamente todas las semanas se pueden leer en los medios internacionales casos de violencia sexual a menores o de violencia de género.

¿Por qué las huelgas del 8 de marzo? La respuesta a las problemáticas actuales.

Lazo morado. 8 de marzo. Fuente de imagen: Pixabay.
  • Si bien son muchos los países que tratan de aplicar medidas para acabar con las brechas salariales, como Islandia, aún hay mucho camino por recorrer en este frente, ya que es una manera más de someter a la mujer.
  • Mientras que hay grupos de personas que se muestran contrarias al aborto por considerarlo asesinato, se ha comprobado que las niñas violadas no están preparadas para dar a luz ya que sus cuerpos no se han desarrollado lo suficiente. Así, aunque las instituciones patriarcales se empeñen en convencer a las familias de que lo mejor es que den a luz, las niñas no pueden, ni quieren, ni deberían ser madres. Además, se han dado varios casos en que fallecían tanto la niña-madre como el bebé.
  • En el caso de las mujeres adultas, se dan tres tipos predominantes de violencia en lo que a sexualidad respecta.
    • Por una parte, en algunos países se obliga a la mujer a seguir adelante con embarazos no deseados so pena de prisión, aunque recientemente han sido varios los países que han aprobado leyes para dar la vuelta a la tortilla y encontrar una solución.
    • Por otra parte, se les dice a las mujeres que, si desean ser madres, no tienen la capacidad de enfrentarse a la maternidad y a las exigencias del mundo laboral, por lo que, tal y como funciona el sistema tienen que elegir qué opción quieren. En lo que a las bajas de paternidad respecta, hay países, como Dinamarca, donde el hecho de no pedir la baja está muy mal visto y puede ser motivo de despido, mientras que, en otros los padres han tardado décadas en lograr que se iguale la baja de paternidad a la de maternidad.
    • La tercera opción es que, en caso de que una persona adulta es violada, es motivo de ridiculización. En caso de que las denuncias lleguen a juicio, las víctimas tienen que aguantar que las denigren con comentarios del tipo “¿qué llevabas puesto?”, o con que no les crean si no se negaron. Tanto la justicia como la sociedad, que tiende a culpar a la víctima.

Por todas estas razones, y muchas más, los movimientos feministas han llegado para quedarse, y el 8 de marzo es una vía más para reivindicar los derechos de una parte de la sociedad que ha estado sometida a abusos constantes, tanto físicos como psicológicos y legales.

#niunamás #feminismo #metoo #abortolegal #8demarzo #mujeres

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.