Claudia Jones, periodista y activista, nació en Trinidad y Tobago, emigró a Estados Unidos, donde acabó en prisión por sus ideas. Más tarde, encontró asilo en Gran Bretaña tras ser deportada por el gobierno de EE. UU. 

Claudia Jones nació en 1915 en Trinidad y Tobago, antigua colonia británica, pero emigró a Estados Unidos en 1924 con su familia.

En realidad, su apellido era Cumberbatch, mientras que Jones no era más que un pseudónimo.

La madre de Claudia trabajaba en la confección, pero los efectos de las pésimas condiciones laborales y las largas jornadas hicieron que falleciera tres años más tarde. Claudia tenía por aquel entonces doce años de edad. Poco después abandonó el instituto cuando su familia acabó sumida en la pobreza.

No obstante, la joven encontraría otra manera de continuar formándose. A los 18, Jones se unió a la Liga de Jóvenes Comunistas y participó en la defensa de los chicos Scottsboro, entre otras causas.

Se trataba de un caso de especial notabilidad en el que la clase social y el color de la piel jugaban un papel importante. Era una época en la que los negros en Estados Unidos eran considerados meros ciudadanos de segunda. 

Hechos como este fueron detonantes para que surgiera el movimiento “nacionalismo negro”. Éste nació en la década de los 60 entre la población negra de EE. UU. y defendía la creación de un estado negro por oposición a la multiculturalidad y a la asimilación en una sociedad dominada por los blancos.

Jones, el periodismo y el activismo

Claudia Jones se sirvió de sus dotes de periodista para escribir en nombre de la defensa legal de los chicos Scottsboro en la publicación Weekly Review (Análisis Semanal), de la Liga de Jóvenes Comunistas. Además, escribió para el periódico The Daily World(El Mundo a Diario), del Partido Comunista.

No obstante, sus ideas y su participación activa contra la opresión de la comunidad negra tuvieron consecuencias. En 1948 pasó seis meses en la cárcel, y en 1955 la enviaron a una prisión federal.

Claudia Jones nunca había obtenido su ciudadanía estadounidense, por lo que la deportaron del país, aunque encontró refugio en el Reino Unido.

La madre del Carnaval de Notting Hill

Una vez en Reino Unido, Jones trabajó en el garaje de autobuses de Stockwell, una localidad del sur de Londres. En 1958, creó la primera publicación negra en Gran Bretaña, la West Indian Gazette (la Revista de las Indias del Oeste). 

Esta revista defendía los derechos de las minorías más desfavorecidas, como la población procedente del Caribe (más conocida como la generación Windrush).

Jones ayudó también a crear el Carnaval de Notting Hill, una fiesta que, aunque hoy atrae a turistas de todo el mundo, empezó como un movimiento social y de protesta. El eslogan del carnaval era también una manera de luchar por lo que creían justo: “el arte del pueblo es una génesis de su libertad”.

Falleció el 24 de diciembre de 1964, y fue enterrada en el cementerio Highgate, justo al fundador del comunismo: Karl Marx.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.