Historia y cambios en la publicidad a lo largo de los últimos 50 años: del machismo hogareño y asimilado hasta la igualdad entre mujeres y hombres.

Anuncio años 50. Fuente de imagen: Pixabay.
Anuncio años 50. Fuente de imagen: Pixabay.

Hace poco me topé con un documental de Canal Historia de la cadena pública española La 2 que hacía una panorámica sobre la publicidad en España en los últimos 50 años. Este documental abarca desde el periodo Franquista (dictadura que tuvo España entre 1939 y 1975), pasando por la posguerra, hasta la actualidad. No obstante, hay que aclarar el término publicidad ya que, tal y como lo entendemos en la actualidad, podemos tener discordancias, pues es algo relativo.

El motivo es que la publicidad hoy en día es muy cambiante. Actual es ahora, pero puede que no haga referencia a hace un año debido a que nuestra forma de consumo cambia vertiginosamente. También cabe destacar que el documental fue realizado en 2010, de modo que, cuando el documental habla sobre “nuestro ahora”, éste ya no se corresponde con la realidad de 2018. La publicidad ha ido cambiando mucho en ese periodo. Aún así, éste es un documental que recomiendo al cien por cien, porque nos hace darnos cuenta de lo machista que era la sociedad española y lo mucho que ha tardado el país en abrirse a Europa.

Época franquista: normalización de los malos tratos y del machismo.

Anuncio de publicidad
Anuncio de publicidad. Centrifugadora para casa de la casa Crolls. Años 50. Fuente de imagen: perfil @Todocolección en Pinterest.

Durante la primera mitad del documental se muestra la publicidad de la época Franquista, cuando en España empezaron a llegar los electrodomésticos (bastante más tarde que en Europa, como se verá reflejado en la realización de dichos spots). Posteriormente, con esa apertura hacia Europa, se empezó a comercializar con nuevos productos y la publicidad se centró sobre todo en el hogar y el papel de la mujer. Los anuncios publicitarios eran muy machistas, pues indicaban que la mujer solamente podía estar en casa al cuidado de los niños y de su marido. Por eso, ella era la principal protagonista en todos los relacionados con electrodomésticos o comida.

Es destacable, en concreto, uno de los spots que, desde el punto de vista actual, es el que más llama la atención. En él se ve cómo una mujer va a preguntar a una pitonisa qué le puede estar ocurriendo a su marido porque siempre está de mal humor. La pitonisa, que incluso se llega a visualizar un golpe que el marido propina a la mujer, le responde que el marido necesita relajarse con una bebida alcohólica. En este ejemplo vemos la normalización de los maltratos físicos en el hogar, así como lo estridente que resulta la aparición de una pitonisa como solucionadora de problemas.

Éxito de las melodías pegadizas en los anuncios.

Otro de los elementos llamativos de esta época es que, en casi todas las campañas, se utilizaba una melodía que acompañaba al mensaje para que el consumidor recordase mejor el producto. Tal fue el éxito de esta técnica que, a día de hoy, hasta la generación nacida en los años 90 recuerda la famosa canción de Colacao y “el negrito”.

Censura en la publicidad.

La censura también afectó a la forma de hacer campañas a lo largo de la historia de la publicidad en España. En muchas ocasiones, ciertas imágenes, como la de una mujer sensual, o la insinuación de ciertas partes de la mujer, se prohibían. No obstante, esta censura era un arma de doble filo. Por un lado, muchos de los anuncios podían no salir a la luz o, en ocasiones, éstos podían suponer una mala decisión para la propia marca y sus ventas. Por otro lado, el ingenio necesitaba ser tan audaz para escapar de la censura que se lograba crear otros con más impacto del que pudiera tener la idea original.

Sin duda, la apertura y el fin del franquismo supuso un cambio en la sociedad y en la publicidad. Poco a poco, el papel de la mujer cambió en todos los aspectos: ya podía trabajar, tenía su propio dinero y, por lo tanto, la publicidad buscaba ya satisfacer los deseos de ellas y no únicamente los de ellos.

El consumidor tenía ya una voz propia.

El mayor cambio que se pudo observar en este periodo es que la publicidad pasó de recordar al consumidor la marca y los atributos del producto a crear en el consumidor una sensación y  una experiencia que le llevarán a comprar ciertos artículos.

En este sentido, se creó otro concepto importante en la publicidad española: el “Look internacional”. O lo que es lo mismo, la entrada y acogida a un mundo globalizado donde empezamos a tener una gran multitud de marcas entre las que elegir, diferentes entre sí.  Cada una proviene de un país diferente y son conscientes de que se tienen que adaptar al mercado donde están intentando entrar.

Nuevos tipos de publicidad.

Como consecuencia, nuestra propia publicidad se enriqueció y el consumidor ya busca más tipos de productos. Y es que, con tanto estímulo publicitario, nace el gran problema de este sector: que la publicidad causa un menor impacto cada vez. La idea para intentar solucionar eso fue la estrategia de crear sentimientos o recuerdos en el público a través de los anuncios. Por ejemplo, “¿Te gusta conducir?” de BMW. Sin embargo, el gran problema que tuvo, y tiene, este tipo de publicidad es que, en muchos casos, los consumidores no recuerdan la marca. Solo las imágenes y la música.

La mejor parte de la publicidad es, tal vez, la que puede tener un factor social, la que se realiza en modo de concienciación social o de forma educativa, algo que casi siempre se nos olvida. Son destacables, por ejemplo, las campañas de la Dirección General de Tráfico para concienciar a la población de que tenga cuidado al volante, o las del Ministerio de Sanidad contra el VIH.

¿Y cómo es la publicidad ahora?

Instantánea, a golpe de click, masiva e intensa. Ésto me hace preguntarme si el consumidor terminará saturado y pidiendo a gritos (eso sí, online) un cambio de paradigma, un break ante tanto estímulo consumista.

Vídeo del documental completo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.