Shudu. Fuente de imagen: Cuenta oficial de Instagram de la modelo Shudu.

Hace unas semanas abrí la aplicación Instagram con la intención de entretenerme viendo imágenes durante un trayecto en el metro. Lo que no sabía entonces es que estaba a punto de dar con algo muchísimo más interesante.

Conforme deslizaba el índice por la pantalla del móvil, me encontré con una publicación sugerida que me llamó la atención. En ella aparecían tres modelos, posando para una marca llamada Balmain. La razón por la que me sorprendió tanto no fue el ver a personas atractivas entre tantas otras fotografías de hombres y mujeres atrayentes en toda la plataforma. Tampoco era por sus vestidos brillantes y llenos de pedrería, sino el hecho de que había algo en ellas que no terminaba de encajar. “Parecían tener una belleza irreal”, me atreví a pensar.

Como toda persona curiosa, entré en el perfil de esta chica, para acabar descubriendo que su nombre es Shudu y que, en realidad, es una modelo digital, realizada en 3D por el artista y fotógrafo Cameron-James Wilson.

Shudu es la primera modelo digital realizada de forma virtual en 3D y ha saltado a la fama por posar para grandes marcas como WWD, Cosmopolitan o Vogue. Es más, ¡su cuenta en Instagram (creada en abril de 2017) cuenta con unos 144 000 seguidores!

Por supuesto, la creación de Shudu llevó a un enorme cambio en la industria de la moda. Su éxito ha supuesto, ni más ni menos, la aparición de la primera agencia de modelos digitales The Diigitals, de la cual ahora también forman parte las modelos Brenn y Galaxia.

Shudu junto a otros dos modelos creados en 3D. Fuente de imagen: Cuenta oficial de Instagram de la modelo Shudu.

Wilson comentó en un vídeo para el canal de YouTube de WWD que, en el mundo de la fotografía, utilizamos cada vez más filtros y Photoshop para eliminar cualquier imperfección. Mientras, para diseñar modelos en 3D, es necesario hacer lo contrario: añadir imperfecciones para darles una apariencia más real. Con esto, Wilson quería destacar cómo estas modelos son capaces de impactar de manera positiva en la industria de la moda que ahora existe, al cambiar y mostrar distintos tipos de belleza.

Son muchas las preguntas que me surgen. ¿Tendremos próximamente pasarelas de moda que cuenten solo con modelos diseñadas en 3D? ¿Podrían estas nuevas modelos digitales contribuir a frenar el impacto medio ambiental? ¿Habrá necesidad de regular las características de estas modelos, así como su uso, mediante leyes?

¡Me encantaría conocer vuestras opiniones al respecto, así como leer vuestros comentarios!

Categories: Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.