Las Escape Rooms, o habitaciones de escape, constituyen el nuevo fenómeno de ocio que está causando furor en todo el mundo.

Sus orígenes se remontan a 2006, cuando un grupo de informátic@s de Silicon Valley creó un juego en el que había que resolver una serie de acertijos en un tiempo limitado. Poco después, entre 2007 y 2008, el director y guionista Takao Kato llevó este tipo de juego a modo real, haciendo vivir a l@s japones@s una experiencia en vivo del mismo. Sin embargo, el escapismo, tal y como lo conocemos ahora, no llegó a Europa hasta 2011, cuando el húngaro Attila Gyurkovics decidió crear el famoso ParaPark. Dos años más tarde, ParaPark se instaló también en Barcelona (España) y la fiebre de las Escape Rooms se extendió por todo el país.

¿Qué es una Escape Room?

Una Escape Room o Habitación de Escape es una sala ambientada en un lugar y momento concretos, basados en un tema que determina la misión de l@s jugador@s. Generalmente, pueden jugar de 2 a 10 personas una misma partida, la cual suele durar alrededor de 60 minutos.

La temática es muy variada: desde misterio y terror, pasando por aventuras y acción, las Escape Room no dejan indiferentes a nadie. Todas ellas con diferentes niveles de dificultad e intensidad.

¿En qué consiste el juego?

Cryptex, herramienta mas utilizada en las Escape Room.

“Bienvenid@s a esta nueva aventura…”. Así comenzaba nuestro Game Master a explicarnos en qué consistiría nuestra misión. Cinco jugador@s, una sala, y un misterio por resolver.

El Game Master nos presenta una historia: Una persona ha desaparecido y nos dicen que descubrió un gran secreto antes de morir. Se han encontrado rastros de sangre por las paredes y debemos ayudar a desvelar quién fue el culpable. ¿Lograremos resolverlo antes de 60 minutos?

A partir de pistas escondidas por toda la sala, deberemos resolver el misterio: uniremos fragmentos, buscaremos cuadernos con anotaciones encriptadas, abriremos candados tras descifrar claves mediante fórmulas matemáticas…. Todo ello para lograr huir de la habitación en la que estamos encerrados antes de que sea demasiado tarde.

Una nueva forma de ocio

Las Escape Rooms se han convertido en la nueva forma de ocio de moda. Por unos diez o quince euros por persona, un grupo de jugador@s recibe entretenimiento durante 60-75 minutos con sólo una sala, un poco de ambientación y mucha imaginación.

Se trata de un juego de estrategia donde utilizar la lógica y trabajar en equipo son las claves para lograr resolver el misterio. Además, es un juego físico y de inteligencia.

Escape Rooms para empresas

Las empresas más modernas ya utilizan este recurso para motivar a sus emplead@s y mostrarles la importancia del trabajo en equipo. Una de las ventajas de estos juegos es que afianzan la relación entre trabajador@s y exprimen su creatividad al máximo.

¿Una moda pasajera?

A pesar de todo, las Escape Room no dejan de ser una moda que claudicará de un momento a otro por el número creciente de la oferta -que acabará superando la demanda-.

Por el momento, sobreviven gracias a la variedad y diversidad en las salas y a la creación de nuevas formas de entretenimiento aplicadas a distintos grupos: desde familias con niñ@s hasta expertos que recorren el mundo en busca de saciar su sed de escapismo.

Si todavía no habéis probado una Escape Room, este es el momento. Podréis elegir entre salas ambientadas en psiquiátricos, casas encantadas, cárceles, sarcófagos y timbas ilegales de póker, entre otros ejemplos. Los niveles se clasifican en, por una parte, infantil, juvenil, adulto y, por la otra, fácil, medio o difícil. Y, para l@s más valientes y osad@s,en algunas salas podréis pagar un poco más para “sufrir” uno de sus sustos.

 

Ante tal variedad, ¿cómo resistirse a experimentar estas sensaciones? ¿Os animáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.