Rumanía, uno de los países del antiguo bloque del Telón de acero que devino miembro de la UE en 2007, es, oficialmente, un país que persigue la corrupción. No obstante, la realidad es muy distinta.

Un señor con una pancarta que hace referencia a la caída del régimen comunista en 1989. Fuente de imagen: http://www.t13.cl

Protestas

Miles de nacionales rumanos residentes en otros países de la Unión se desplazaron expresamente hasta Bucarest para unirse en la noche del pasado viernes a sus conciudadanos y protestar contra una de las últimas leyes aprobadas.

Esta ley, que se aprobó el pasado miércoles, fue la gota que colmó el vaso y provocó que los ciudadanos rumanos salieran a las calles para reivindicar una verdadera democracia.

El texto, que pretende descriminalizar el abuso de poder, le ha valido al jefe del partido Social Demócrata, actualmente en el poder, una sentencia a prisión. El motivo no es otro que el hecho de que el Tribunal Supremo del país descubriera que había contratado a dos personas para trabajar para su partido y había empleado recursos públicos para pagarles.

Datos y corrupción

Imágenes de las protestas del pasado viernes en Bucarest, capital de Rumanía. Fuente de imagen: www.hoy.es.

Tal y como recoge el portal Business Anti-Corruption, con datos de Global Legal Insights de 2017, la legislación rumana en materia de lucha contra la corrupción incluye normas específicas en el Código Penal, la Ley de Prevención, las Actas de Descubrimiento y Penalización de la Corrupción, la Ley de Prevención y Sanción de Lavado de Dinero y la Ley de Registros de Contabilidad. Además, en Rumanía no se distingue entre mordidas y sobornos, y los regalos y servicios de hospedaje ofrecidos a los funcionarios se pueden considerar ilegales en función de cuál sea el beneficio que se obtenga a cambio.

Según el Índice de la Percepción de la Corrupción de 2017 elaborado por Transparencia Internacional, Rumanía ocupó el puesto 59 de 180 y obtuvo una puntuación de 48 sobre 100. Esto implica, por ejemplo, que está al mismo nivel que sus vecinos griegos, y que sólo tiene a dos países de la UE por delante: Hungría y Bulgaria.

Nueva legislación

A pesar de estas cifras, tanto el partido del poder como las empresas consideran que la legislación vigente es una de las más estrictas de la Unión y que, por tanto, hay margen para relajarla.

Según datos publicados por el medio DW.com, la nueva ley propone, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Los funcionarios que cobren menos de 1.900 lei (407 euros aproximadamente) en el momento en que se produzca la actividad delictiva quedarán exentos de ser procesados.
  • El abuso de poder dejará de ser considerado un crimen.
  • El máximo de pena de prisión por abuso de poder pasará de siete a cinco años.
  • Aquellos procesados por abuso de poder que tengan más de 60 años en el momento de cometer el delito cumplirán únicamente una tercera parte de la condena.

Destitución

Cabe destacar también que el primer ministro de Rumanía apartó de su cargo a la fiscal-jefe anticorrupción, Laura Codruta Kovesi. Ésta había sido acusada en febrero de este mismo año, por el ministro de justicia, Tudorel Toader, de extralimitarse en sus responsabilidades y de no respetar la autoridad del Parlamento.

Laura Codruta Kovesi, la ex-fiscal jefe destituida. Fuente de imagen: www.b1.ro.

 

Razones para las protestas del viernes noche

A las protestas por la corrupción, se han sumado manifestantes pidiendo mejoras en la Sanidad, subidas en los bajos salarios y la falta de democracia.

Se cree que, de un total de asistentes que rondan entre las 40.000 y las 50.000 personas (varían en función de los medios) que acudieron a las protestas, 400 necesitaron atención médica como consecuencia de la reacción de la policía, que empleó porras, gas pimienta y gas lacrimógeno contra l@s asistentes.

Haz clic aquí para ver un vídeo de la protesta y la reacción de la policía publicado por la agencia Reuters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.