Marie Stopes fue una sufragista escocesa pionera en luchar por el derecho de las mujeres a planificar sus vidas en el S. XX. Hoy, 68 clínicas de planificación familiar y asesoramiento llevan su nombre en el Reino Unido, y aunque su labor fue importante, las ideas que defendía también fueron, y son, muy polémicas.

Marie Stopes. Fuente de imagen: londnr.com.

Marie Stopes nació en Edimburgo, Escocia, en 1880 en el seno de una familia noble. Su padre era arqueólogo, y su madre era académica y sufragista.

Estudió paleobotánica (el estudio los restos de vegetales que vivieron en el pasado) en Londres y Berlín, y posteriormente se convertiría en la primera mujer miembro de la facultad de ciencias en la Universidad de Manchester.

Se casó en 1911, pero se divorció debido a que su marido era sexualmente impotente, y su matrimonio quedó anulado tres años después del enlace.

En 1918, publicó Married Love or Love in Marriage, un libro editado únicamente en inglés donde se explica de manera explícita que el deseo sexual en la mujer coincide con la ovulación y los días previos a la menstruación.

Además, Marie Stopes escribió en él que el matrimonio debería ser una relación de igualdad entre los cónyuges, algo que desató la ira de la Iglesia y del Estado, que vetó el libro. No obstante, el libro tuvo tal éxito que se publicaron 19 ediciones. Para 1931 ya se habían vendido 750.000 ejemplares. 

En 1921 abrió una primera clínica en Holloway, al norte de Londres, con el apoyo de su segundo marido. En ella ofrecía asesoramiento gratuito (aunque únicamente para las mujeres casadas). Posteriormente, en 1925, la clínica sería trasladada a Londres y con el tiempo se abrirían más en otras ciudades del país. En 2018 existen clínicas en 37 países de todo el mundo.

Países donde la organización Marie Stopes tiene clínicas. Fuente de imagen: https://mariestopes.org/where-we-work/.

Stopes tuvo un hijo, a quien desheredó cuando éste decidió casarse con una chica con ligeros problemas de visión. Y es que Marie Stopes creía en la selección natural y en la supervivencia de los más fuertes, uno de los aspectos más polémicos de su manera de pensar.

Además, la propia Stopes estaba en contra del aborto, ya que consideraba que la clave no era acabar con el embarazo, sino prevenirlo.

Muchas de sus clínicas se abrieron en antiguas casas victorianas que se caracterizaban por su puerta de color azul. Actualmente, muchas de ellas carecen de panel de señalización, quizá para prevenir que grupos contrarios al aborto acudan para protestar en contra de las actividades que se llevan a cabo dentro.

Entre los servicios que ofrecen las clínicas que hoy reciben el nombre de Marie Stopes destacan los abortos, las vasectomías, tests de embarazos y asesoramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.