El nuevo gobierno español ha elegido al poeta Luis García Montero como nuevo director del Instituto Cervantes.

Instituto Cervantes de Madrid. Fuente de imagen: www.acescritores.com.

El poeta Luis García Montero, catedrático de la Universidad de Granada, ha ganado diversos premios de poesía y defiende que tratará de promover las lenguas cooficiales del Estado español (catalán, vasco [o euskera] y gallego), además del castellano.

Al castellano se le llama también “español”, especialmente en la esfera internacional. No obstante, la diferencia que se hace en España entre un término y otro no es casualidad. Según la Constitución española, tan español es el castellano como el euskera, el catalán y el gallego. El aprendizaje de estas tres últimas en los centros educativos es tan obligatorio como el del castellano, aunque el uso sea voluntario.

García Montero fue el candidato de Izquierda Unida a presidir la Comunidad de Madrid en 2015, a pesar de que él considera que se puede mantener una postura independiente; y está casado con la novelista Almudena Grandes.

Nuevo gobierno, nuevas posturas en las administraciones

Tal y como el propio Instituto Cervantes indica en su página web, “está integrado por representantes de los Ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación, de Educación, Cultura y Deporte, y de Hacienda y Función Pública, así como del Patronato”.

Esto implica que, cada vez que cambia el gobierno, cambian también las políticas de este organismo, en tanto que representante de la lengua y la cultura españolas en un total de 44 países.

Distintos partidos, políticas radicalmente distintas

Hay que tener en cuenta, para entender bien la problemática, que España ha sido siempre un país muy polarizado. Incluso los partidos que supuestamente son de centro, como el PSOE (Partido Socialista, demócratas) o el PP (Partido Popular, liberales), aplican medidas que dejan entrever claramente sus tendencias políticas.

Así pues, por un lado, los gobiernos de derecha han abogado generalmente por incluir aspectos como la religión en los temarios académicos, defender la unidad del país o, en épocas anteriores, incluso prohibir el uso de las lenguas regionales. Por otro lado, los gobiernos de izquierda suelen dar más importancia a las lenguas cooficiales y a las autonomías, e invierten más en cultura.

No es de extrañar, pues, que muchos actores relevantes del mundo de las artes y la cultura hayan mostrado su apoyo a los partidos de izquierda.

El nuevo Instituto Cervantes como muestra de cambio

Luís García Montero en una entrevista al programa Al Rojo Vivo de La Sexta el 20/07/18. Fuente de imagen: La Sexta.

El nuevo director del Instituto Cervantes fue elegido para el cargo por la nueva ministra de cultura, Isabel Celaá, nacida en el País Vasco hace casi 70 años.

Celáa ha estado vinculada, de un modo o de otro, al sector educativo durante varias décadas y fue consejera de Educación, Universidades e Investigación con Patxi López (PSOE).

Luis García Montero, aboga, tal y como él mismo ha mencionado en una entrevista para el programa de AL ROJO VIVO (La Sexta) de ayer, 20 de julio, no sólo por emplear un lenguaje que sea más igualitario, sino también por fomentar las lenguas cooficiales desde la institución.

Mostrándose humilde, García Montero reconoció en la entrevista mencionada que el presupuesto con la que cuenta el Instituto está claramente por debajo del que manejan organismos similares, como el British Council (700 millones al año frente a los 120 del I.C.), pero que se logró ahorrar y formar un colchón de gasto con el que poder trabajar.

Por último, frente a la propuesta reciente de modificar el texto de la Constitución para optar por un lenguaje más inclusivo e igualitario, el poeta dijo a AL ROJO VIVO que “no pasa nada por buscar una palabra integradora, me siento cómodo en ese ambiente”, y que el empleo de un lenguaje inclusivo es algo que se puede asumir perfectamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.