Una oportunidad de visitar los principales lugares de Roma desde tu sillón de la mano de nuestra guía Angela.

Angela Caramanico es una buena amiga italiana de La Palabra Púrpura, y para hoy le hemos pedido que nos enseñe su ciudad de residencia, Roma. Al fin y al cabo, quién mejor que una guía local para descubrir una ciudad nueva, ¿no?

Antes de empezar, Angela os recomienda estas tres cosas:

  1. Llevar calzado cómodo, ya que hay muchas calles de piedra por las que, de lo contrario, es difícil andar.
  2. Llevar ropa ligera, ya que por lo general hace mucho calor en Roma. No obstante, por si acaso también aconseja mirar el tiempo antes de salir, ya que en los meses de primavera, otoño e invierno el clima en Roma suele ser más inestable.
  3. Si queréis visitar la ciudad, sugiere hacerlo entre los meses de septiembre a noviembre, que es cuando bajan ligeramente las temperaturas.
  4. Tener en cuenta que hay que pagar para entrar en algunos monumentos.

Y ahora sí, ¡empezamos el tour!

La primera parada que haremos es el Coliseo

El Coliseo de Roma. Fuente de imagen: Angela Caramanico.

El Coliseo se construyó en el siglo I d.C. y recibió el nombre de Anfiteatro Flavio, en honor a la dinastía de emperadores que lo mandó construir.

Es Patrimonio de la Humanidad desde 1980, y una de las Siete Maravillas del mundo desde 2007.

Además de emplearse como anfiteatro donde se llevaban a cabo ejecuciones o caza de animales, con el paso del tiempo sus usos fueron cambiando, y posteriormente se usó también como refugio, cantera, o incluso como santuario.

Aunque es uno de los lugares mejor mantenidos, teniendo en cuenta el paso del tiempo y la presencia de terremotos, algunas de las partes del monumento han tenido que ser restauradas, como la arena.  

Angela recomienda que, si decidís ir a Roma en invierno, no asumáis que hará calor. Las temperaturas varían mucho cada año y, a veces, el cambio climático puede proporcionarnos estampas como la de la foto.

Seguimos con la Fontana di Trevi

Fontana di Trevi. Fuente de imagen: Angela Caramanico.

Angela nos cuenta que es uno de los lugares más visitados de Roma. Tanto es así que la cantidad de dinero recaudado en 2016 de la fuente ascendió a 1,4 millones de euros, según Cáritas Italia, donde se destina el dinero que se recoge de la fuente.

Fue construida en el barroco, pero ha sido restaurada en varias ocasiones desde entonces, la última en 2015.

El problema de la afluencia masiva de turistas fue tal que el ayuntamiento de la ciudad llegó a plantear en 2017 una medida para frenarla, que consistía en prohibir pararse en el monumento y hacer que éste sólo fuese “de paso”.

Esto se debe en parte a la gran cantidad de turistas que tratan de subirse a la fuente para posar en la parte de arriba.

El Foro romano…

El Foro Romano. Fuente de imagen: Angela Caramanico.

El Foro romano era considerado el “alma del imperio” romano, pues en él coexistían la política, el comercio y la religión.

Hacia el final del imperio quedó olvidado, pero aún hoy se pueden ver restos de las columnas que sostenían la zona antigua de la ciudad, así como sus calles empedradas.

Los restos de esta ciudad quedaron soterrados con el paso del tiempo, pero, como Angela explica, se descubrieron tras una excavación que se realizó entre finales de los años 20 y principios de los 30 del siglo XX.

¿Alguien se anima a repasar las clases de historia visitando estas ruinas?

Altare della Patria (Altar de la patria)

Altare della Patria. Fuente de imagen: Angela Caramanico.

Este palacio, que desde siempre ha sido un lugar donde se encuentran política y religión, alberga hoy en día la sede del Ayuntamiento de la ciudad, conocido por los locales como Campidoglio, así como el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo.

Estos dos últimos, en conjunto, son la sede de los Museos Capitolinos, y no es de extrañar, ya que es aquí nació el Renacimiento, de la mano de autores como Rómulo, Miguel Ángel o Marco Aurelio.

Fontana dei Quattro Fiumi

Fontana dei Quattro Fiumi. Fuente de imagen: Angela Caramanico.

Fue obra de Gian Lorenzo Bernini (1651) y la traducción de su nombre al español sería “La fuente de los cuatro ríos”.

De este conocido monumento, Angela nos cuenta que representa a los cuatro principales ríos del mundo: el Nilo, el Ganges, el Río de la Plata y el Danubio, que curiosamente se encuentran en los cuatro principales continentes: África, Asia, América y Europa.

El Vaticano

Plaza San Pedro, en el Vaticano. Fuente de imagen: Angela Caramanico.

Es un Estado en miniatura creado tras un acuerdo entre Italia y la Santa Sede en febrero de 1929, ratificado cuatro meses después, tal y como indica la página oficial del Estado del Vaticano.

Aunque su monumento más conocido y emblemático sea la Plaza de San Pedro, en la foto, también se pueden visitar, y se recomiendan, los Jardines vaticanos y el Castillo Gandolfo.

¿Sabíais que se pueden ver imágenes tomadas directamente con webcams de todos estos lugares accediendo a la página web oficial?

La Boca de la Verdad

La Boca de la Verdad. Fuente de imagen: Capitolivm.it.

Está situada en el pórtico de la iglesia de Santa María in Cosmedin, construida en el siglo XII y una de las pocas iglesias en las que aún se puede escuchar misa en griego en Roma.

Se colocó en el pórtico en 1632, mide 1,75 y representa el rostro del dios Océano.

Según la leyenda, la Boca atrapa los dedos de los mentirosos y no los vuelve a liberar.

Y, por último, el Panteón

El Panteón de Roma. Fuente de imagen: blog-italia.com.

Conocido años a como el Panteón de Agripa, en honor al cónsul del imperio que mandó edificarlo, se ubica en la Plaza de la Rotonda, y es uno de los monumentos mejor preservados de la Roma Antigua.

Se construyó entre los años 27 y el 25 a.C, pero dos incendios obligaron a reconstruirlo por completo. Así pues, el que podéis visitar ahora data de entre los años 118 y 125 d. C.

En su interior se pueden encontrar numerosas obras de arte, así como tumbas de reyes y de mártires cristianos, pero también podéis disfrutar de las vistas del exterior, así como de las numerosas tiendas, heladerías y restaurantes que hay alrededor si salís con hambre de la visita o si simplemente necesitáis descansar y refrescaros.

 

Resulta prácticamente imposible viajar a una ciudad y llegar a descubrirlo todo en unos días, pero esperamos que, gracias a Angela, hayáis podido aprender nuevas cosas y que os animéis a viajar a esta fabulosa ciudad.

¿Y para aquell@s que ya hayáis visitado Roma?

Por supuesto, vuestras opiniones son muy importantes para nuestro equipo, y por ello os invitamos a contarnos vuestras experiencias en nuestras páginas de facebook (www.facebook.com/lapalabrapurpura), Twitter (www.twitter.com/lapalabrapurpur), Instagram (www.instagram.com/lapalabrapurpura) o a dejarnos un comentario a continuación.

 

Categories: Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.