La noche negra de las 173 víctimas de Bethnal Green.

Boca de metro de la estación de Bethnal Green. Fuente de imagen: LondonTown.com.

Todas las ciudades tienen lugares llenos de historia. Unos se conocen más que otros, aunque no por ello son menos curiosos. Por este motivo, y para que descubráis vosotr@s también estas llamativas curiosidades, os invitamos a echar un vistazo a esta nueva sección de La Palabra Púrpura.

Empezamos pues, hablando de Bethnal Green, una estación de metro menudita del noroeste de la capital británica, un poco alejada de las típicas zonas turísticas, pero que cuenta con una curiosa historia. ¿Os animáis a continuar?

Nombre y ubicación de Bethnal Green

Mapa del metro de Londres realizado por Stylight para TimeOut London.

Blithehale, el nombre que recibía Bethnal Green en el idioma anglosajón (es decir, el idioma de los pueblos germánicos que se establecieron en el sur y este de Gran Bretaña entre los siglos V y XI) significa “happy corner”, o esquina feliz, en español.

La zona está situada en el noreste de Londres, y en concreto, en el barrio de Tower Hamlets.

En su momento, fue una zona agrícola que abastecía a la capital, pero con la expansión de la metrópolis y el aumento de la población acabó siendo anexionada a la capital.

Su estación de metro permite a los vecinos llegar a la famosa zona comercial Oxford Circus en 20 minutos con la Central line (la línea roja del metro).

Es famoso por…

Una de las sufragistas de mayor renombre en la historia británica, Sylvia Pankhurst, trabajaba por esta zona.

Pankhurst era pacifista, antiamarillista y feminista. De hecho, Sylvia, su madre y su hermana fueron las fundadoras del movimiento en favor del voto femenino en Gran Bretaña.

Sylvia Pankhurst organizó el Ejército de Mujeres por la paz, y creó El Acorazado de las Mujeres, un periódico para mujeres trabajadoras.

Estuvo en la cárcel en dos ocasiones: una, por ser comunista, y la otra, por protestar contra el hecho de que, a partir de 1918, sólo las mujeres de más de 30 años y de clase social alta tienen derecho a voto. Finalmente falleció en 1960 en Etiopía, país al que se trasladó en 1954.

Curiosidad

Fuente de imagen: eleanorpalmer.camden.sch.uk.

Pese a su nombre, la zona no es esa “esquina feliz” de Londres. En 1943, a finales de la Segunda Guerra Mundial, ocurrió una catástrofe en la estación de Bethnal Green que bien se podría haber evitado.

El 3 de marzo de 1943, dos días después de que los aliados atacaran Alemania, las autoridades británicas lanzaron una serie de lanzamisiles antiaéreos por miedo a represalias.

La población, pensando que era un ataque, huyó despavorida hacia la estación, que se comenzó a construir en 1930, pero continuaba cerrada por falta de medidas de seguridad. Aún así, las estaciones se empleaban como refugio, y ésta no era una excepción.

Otros tres autobuses llenos de gente pararon en la puerta de la estación y la gente se refugió en el edificio. El edificio de la estación contaba únicamente con una estrechísima escalera y muy poca luz, por lo que el ayuntamiento había pedido al gobierno central ayuda para aplicar mayores medidas de acceso y de seguridad, pero éste hizo caso omiso de esas peticiones.

Las víctimas y la respuesta de las autoridades

Un señor mayor resbaló y cayó encima de las dos personas que tenía delante, en parte por el suelo mojado debido a la lluvia. Como él, otras muchas personas resbalaron y cayeron unos sobre otros, formando una avalancha. ¿El resultado? 173 personas fallecidas y, entre ellas, muchos niños.

Los supervivientes, entre 60 y 90, fueron llevados al hospital y se les dio 5 libras a cada persona herida a consecuencia del accidente. Nadie se atrevió a denunciar lo ocurrido.

Aún hoy en día, los supervivientes y sus descendientes luchan por recaudar dinero para levantar una estatua en su memoria, pero sin suerte.

Fuente de imagen: The East End.

2 Comments

Curiosidades no turísticas del mundo: Estación de metro de Bethnal Green

    1. Muchas gracias por tu aportación, Carmen, pero está en el noreste.
      Paso por ahí a menudo e hice una búsqueda mientras escribía el artículo para cerciorarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.