Eslovaquia es un país situado en el corazón de Europa, frecuentemente ignorado en comparación con su hermana mayor, la República Checa, de la que se separó en 1993. En lo referente al turismo, las ciudades que se encuentran a su alrededor se llevan la mayoría de los visitantes que se aventuran al centro de Europa (Praga, Viena y Budapest), pero la verdad es que este pequeño país es un diamante en bruto que ofrece mucho más de lo que uno podría esperar. Vamos a revisar algunos de sus puntos de mayor interés.

1-     Bratislava, capital de Eslovaquia

Bratislava, capital de Eslovaquia. Fuente de imagen: Página oficial de turismo de Bratislava.

Bratislava es la capital de Eslovaquia y, por lo general, la puerta de entrada al país. Se encuentra muy cerca de la frontera con Austria (sólo a una hora de Viena) y, aunque no es la gran metrópoli, tiene una historia muy rica. En ella podrás visitar, entre otros puntos de interés, el castillo de la ciudad, situado en lo alto de una colina de los montes Cárpatos; la pintoresca iglesia azul de Santa Isabel; el monumento Slavín, alzado en homenaje a los soldados caídos en la Segunda Guerra Mundial; y la catedral de San Martín. Es una ciudad tranquila y muy segura, con una buena oferta de restaurantes de comida típica, ocio nocturno en forma de pubs y gran cantidad de centros comerciales en los que disfrutar de una buena sesión de compras o de un aperitivo a las orillas del río Danubio.

2-     Castillo de Devín

Castillo de Devín. Fuente de imagen: Página oficial de turismo de Bratislava.

El castillo de Devín dista unos 15 kilómetros del centro de la capital, y es de fácil acceso en autobús urbano. Fue fundado en el siglo VIII y, aunque actualmente está en ruinas, es uno de los grandes símbolos del país. Jugó un papel muy importante en las guerras entre Moravia y Francia, y llegó a ser el punto más occidental del Reino de Hungría, por lo que su posición estratégica le otorgó un gran valor. Un paseo por sus alrededores te ofrecerá unas impresionantes vistas de los paisajes que lo rodean y de la frontera con Austria.

3-     Lago Senec

Lago Senec. Fuente de imagen: Página oficial de turismo de Eslovaquia.

Eslovaquia es un país que no tiene salida al mar, pero eso no significa que sus habitantes estén privados de un buen baño en los calurosos días de verano. El país cuenta con una gran cantidad de lagos, de entre los cuales cabe destacar el lago de Senec. Situado a 30 kilómetros al este de la capital, es una de las atracciones veraniegas más destacadas. Relajarse en una tumbona, cruzarlo a nado o alquilar una barca a pedales son las actividades preferidas de sus visitantes, y es el sitio óptimo en el que refrescarse bajo un sol de julio a 30 grados centígrados.

4-     Castillo de Bojnice

Castillo de Bojnice. Fuente de imagen: HUFFINGTONPOST.

La cantidad de castillos con los que cuenta el país es impresionante, y la lista sería tan larga que se podría dedicar un artículo entero a ellos. De entre todos, sin embargo, el que consideramos más impresionante es el castillo de Bojnice. Se encuentra a unos 170 kilómetros de la capital y, aunque no es de muy fácil acceso (se recomienda llegar en coche), el esfuerzo vale la pena. Es un impresionante castillo de estilo Romántico que conserva elementos góticos y renacentistas, y ha sido elegido lugar de grabación de múltiples escenas cinematográficas.  

5-     Tatras Altos

Tatras. Fuente de imagen: Página oficial de turismo de Tatras.

Los montes Tatras son el orgullo nacional de los eslovacos, como se puede comprobar en el himno del país (“Relámpagos sobre los Tatras”). Se sitúan al norte, en la frontera con Polonia, y son, sin duda alguna, parte esencial de la exuberante naturaleza que ofrece el país. Es un lugar extremadamente apreciado por los senderistas, especialmente la ruta entre el lago montañoso Štrbské Pleso y las cataratas Skok. Además, se dice que el fresco aire que se respira es curativo.

6-     Cueva de Demänovská

Cueva. Fuente de imagen: Página oficial de turismo de Eslovaquia.

Esta cueva está situada en los Tatras Bajos y, si te aventuras en sus interiores, descubrirás sus increíbles cavernas, lagos y ríos subterráneos, estalactitas y estalagmitas. Muy cerca de la cueva se encuentra la Demänovská ľadová jaskyňa, una de las cuevas de hielo más antiguas de toda Europa.

7-     Banská Štiavnica

Banska Stiavnica. Fuente de imagen: www.milujemcestovanie.sk

Si os apetece descubrir la Eslovaquia más auténtica, os recomendamos fuertemente visitar Banská Štiavnica. Esta pequeña población minera ha conservado casi intacto su encanto medieval, y sus alrededores verdes son el lugar ideal para ir de acampada o disfrutar de unas buenas termas eslovacas. Toda la zona fue denominada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1993.

8-     Slovenský Raj

Slovensky Raj. Fuente de imagen: Página oficial de turismo de Eslovaquia.

Como su nombre indica, Slovenský Raj (“Paraíso Eslovaco”) es otro de los lugares que un amante de la naturaleza no se puede perder en una visita al país. Está situado hacia el este, cerca de la población de Spišská Nová Ves, y es un parque nacional con una extensión de casi 200 kilómetros cuadrados. Ofrece gran cantidad de rutas de senderismo, la mayoría con cuerdas, escaleras y cadenas, atravesando ríos y cascadas.

9-     Levoča

Altar Levoca. Fuente de imagen: TASR.

Levoča es una pequeña población situada al este del país, mencionada por primera vez en el año 1249. Lo más característico de la localidad es el altar gótico de madera, que, con una altura de 18,6 metros, es el más alto del mundo en su estilo.

10-  Festival de Pohoda

Festival Pohoda. Fuente de imagen: Página oficial del Pohoda.

Para acabar, queremos mencionar un evento que tiene lugar cada verano en Eslovaquia, en la población de Trenčín. El Festival de Pohoda tiene lugar cada año desde 1997, y es enormemente conocido no sólo por los habitantes del país sino que también por gente de toda Europa. Ha acogido grandes nombres como Björk, Manu Chao, Scissor Sisters o Parov Stelar, entre muchísimos otros. Aparte de la música, es conocido por ser un festival orientado a las familias, y ofrece también gran cantidad de actividades para niños.

¿Habéis visitado alguna vez Eslovaquia? ¿Tenéis alguna otra recomendación que no hayamos mencionado en esta lista? ¡No olvidéis dejar vuestros comentarios!

Categories: Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.