Hoy, sábado 12 de mayo a las 21:00 de la hora central europea (UTC +1), se celebra en Lisboa (Portugal) Eurovisión 2018, la 63ª edición de este festival de la canción.

Eurovisión 2018. Fuente de imagen: Agencia EFE.

Banderas. Luces. Color. Estos son los conceptos del festival de Eurovisión que llaman más la atención a alguien no oriundo de Europa. Pero, ¿en qué consiste exactamente el mayor evento del mundo no relacionado con el deporte? ¿Cuáles son sus orígenes y la fórmula de su éxito?

Eurovisión nació en el año 1956 en una Europa dividida y herida como resultado de la Segunda Guerra Mundial. La idea principal era volver a unificarla mediante un lenguaje internacional: la música. El concepto era sencillo, cada país que quisiese participar tenía que estar dentro de la Unión Europea de Radiodifusión (UER), y debía mandar a un artista con una canción que lo representase. El país organizador del primer año no fue otro que Suiza, bien conocida por su neutralidad política, y este mismo país se convirtió también en el primer ganador de la historia del festival, con la representación de la recién fallecida Lys Assia.

No hace falta decir que desde 1956 los tiempos han cambiado. Han pasado ya por los escenarios del festival alrededor de mil quinientos artistas, algunos de la talla de ABBA y Céline Dion, y a medida que la sociedad ha ido evolucionando, Eurovisión se ha sabido adaptar muy bien a ello. El panorama político europeo ha cambiado, han nacido nuevos países y la UER y su festival han ido creciendo. Actualmente hay un récord de participación de 43 países, cifra que se repite este año en la edición celebrada en Lisboa, capital de Portugal.

La mecánica de Eurovisión 2018

Votaciones de Eurovisión 2017. Fuente de imagen: Página oficial de Eurovisión.

Desde sus inicios, la mecánica del festival ha cambiado radicalmente. En la actualidad, el evento se celebra en mayo, y lo conforman dos semifinales, retransmitidas un martes y un jueves, y una final, que tiene lugar en sábado. En la final participan directamente el país anfitrión (este año, Portugal) y el grupo de países conocido como el Big 5 (España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania), que son los países que contribuyen más a la UER a nivel económico. El resto de países participantes se dividen en dos semifinales, de las que sólo los diez mejores de cada semifinal, veinte en total, se clasifican para la gran final del sábado.

El momento de la votación es el más esperado de toda la noche. Tiene lugar después de todas las actuaciones, y está dividido al 50% entre los votos de un jurado profesional de cada país y los votos que los mismos espectadores mandan por teléfono, SMS o por medio de la aplicación oficial (Eurovision Song Contest). Una vez han actuado los representantes de todos los países, se abren las líneas por un tiempo y los espectadores de toda Europa tienen la oportunidad de votar por la canción que prefieran, a excepción del representante de sus propios países.

Cuando se cierran las líneas y el recuento de votos finaliza, se conecta con los portavoces alrededor de Europa y uno a uno anuncian los puntos del jurado profesional: del 1 al 8, 10, y 12 puntos para la canción mejor valorada. Una vez finalizada la votación del jurado, se suman todos los puntos otorgados por el público europeo a cada país y de menor a mayor cantidad de puntos, para mantener el suspense, hasta que se anuncia el ganador del festival. El país vencedor se convierte automáticamente, en principio, en el organizador de Eurovisión el año siguiente.

Los favoritos de este año

Representantes de Estonia (izquierda), Chipre (centro) e Israel (derecha) de Eurovisión 2018. Fuente de imagen: Wiwiblogs.

Como cada año, a medida que las televisiones públicas de cada país participante van anunciando sus representantes, hay algunos que comienzan a destacar por encima de otros. Ya sea por la calidad vocal del cantante, por el concepto de la canción o la puesta en escena, antes del festival siempre hay algún país que se convierte a priori en el favorito a ganarlo. Las casas de apuestas online muestran las probabilidades de cada canción de ganar el festival según las apuestas de los usuarios, y antes de las semifinales Israel lideraba la tabla.

Este año Israel está representado por Netta Barzilai, una artista de 25 años que se autodenomina como “looper”, es decir, ella misma graba la base de su propia canción con segmentos de su voz que va repitiendo mediante un aparato conocido como “loop”. Su canción, “Toy” (Juguete), es una apología al poder femenino y una crítica a la violencia de género en una irónica clave de humor. Cuando se dio a conocer la canción se colocó automáticamente en primer lugar en las casas de apuestas, aunque, como sucede a menudo, las tablas cambian después de las semifinales.

Chipre es el país que lidera actualmente las apuestas, representado por la cantante griega de origen albanés Eleni Foureira. Su canción, “Fuego”, es un tema dance con toques étnicos que pasó desapercibido hasta las semifinales, pero gracias a su actuación y su enérgico baile consiguió ganar popularidad y subir en las listas hasta desbancar a Israel. Otros países de los que se espera una buena clasificación son Estonia, representada por Elina con una canción de ópera lírica y un vestido con proyecciones visuales, y Francia, con una canción crítica con la crisis de los refugiados de mano del matrimonio de artistas Madame Monsieur.

Todos los detalles importan

No todos los artistas del festival de este año son novatos en el mundo de Eurovisión. El cantante de Noruega, Alexander Rybak, ya participó por su país en 2009 y consiguió ganar el certamen, el cantante de los Países Bajos quedó segundo en 2014 y los representantes de Austria, Reino Unido y Eslovenia han formado parte de los coros en diferentes años.

No siempre haber tenido éxito en el festival una vez garantiza tenerlo también una segunda, pero sí es cierto que Eurovisión es de lo más impredecible, y la actuación y puesta en escena son cruciales para el resultado final de un país. Una determinada canción puede partir como favorita, pero si en la noche de la final no da la talla a nivel de actuación, puede caer en picado.

¿Cómo se puede ver online desde otros países?

¿Conocíais el festival? ¿Habíais escuchado ya las canciones de los países participantes? ¿Cuál es vuestra favorita? ¡En unas horas tendremos vencedor de Eurovisión 2018 y país organizador del festival de 2019! Si estáis interesados en seguirlo, podéis hacerlo a las 21:00 (UTC +1) en la página de la Televisión Española  (con comentarios en español) o por streaming en YouTube (sin comentarios).

Ejemplos de años atrás

Para aquellos que os iniciáis en el mundo eurovisivo, os proponemos ver el festival del 2014 para que los que no lo conozcáis tengáis una idea de cómo se celebra. ¡Esperamos que lo disfrutéis!

2 Comments

Eurovisión 2018: ¿En qué consisten estas Olimpiadas europeas de la canción?

  1. Me parece muy bién explicado y documentado, sobre todo para aquellas personas que desconocen el Festival, o tengan pocas referencias sobre él

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *