Comentarios infundados y ofensivos, viralización de videos donde se ridiculiza a alguien, noticias falsas y posts con insultos y denigraciones son frecuentes en las redes sociales

Mujer maldiciendo al autor de una publicación en internet. Fuente de imagen: Google imágenes.

¿Cuál es nuestra responsabilidad como usuarios? ¿Es el anonimato algo que facilita el uso de insultos en las redes? ¿Soy cómplice de la desinformación si difundo una noticia falsa? Estas preguntas son algunas de las que me incitaron a reflexionar sobre este tema.

Últimamente leo muchos comentarios violentos (machistas, racistas, homófobos, insultos) en las redes sociales, específicamente en Facebook, que es la que más utilizo; con especial hincapié en las publicaciones de páginas que cuentan con muchos seguidores.  

Ante una noticia que no les gusta o con la que no están de acuerdo, en vez de expresar su postura con argumentos, como personas adultas, muchos usuarios responden con insultos denigrantes, dirigidos tanto a los protagonistas como a otros usuarios con los que disienten. ¿Es más fácil insultar que escribir una opinión ante un determinado tema? ¿El anonimato habilita a insultar?

También sobresalen usuarios que opinan sobre un artículo basándose solamente en el título. Por supuesto, estos comentarios no implican una reflexión profunda sobre el tema y, generalmente, incluyen agresividad.  

Considero que, si tenemos la capacidad de argumentar a favor de nuestra postura, no es necesario ser violentos; al contrario, la violencia se manifiesta cuando faltan argumentos y se busca descalificar al otro por cualquier medio.  

Fanáticos del botón “compartir”

Blog personales, revistas digitales y redes sociales permitieron pluralizar voces y descentralizar -un poco- la información de los medios dominantes. Sin duda, es un logro, pero ¿qué tan responsables somos con este poder que nos da internet?

El año pasado se viralizó una grabación donde una chica se presentaba y saludaba, reiterando las mismas oraciones varias veces. La viralización fue acompañada de burlas y hasta algunos famosos parodiaron el video y ridiculizaron a la protagonista. A los pocos días, se conoció, por palabras del padre de la chica, que tenía un retraso mental y que estaba deprimida por las burlas que había recibido. Luego de esto, algunos famosos mostraron arrepentimiento. ¿Es válido burlarse públicamente de alguien a quien no conocemos? ¿Cuál es la satisfacción en este acto?

También es habitual encontrarse con noticias falsas que, generalmente, apuntan a desacreditar una idea o a un grupo minoritario. Por ejemplo, “Pareja GAY adopta niña con síndrome de Down para abusar de ella y la abandonan en barranca URGE localizarlos hagamos justicia por esta pequeña…”. Una “noticia” de una página de dudosa procedencia y donde no hay ningún dato (lugar, nombres, etc.) que pueda dar indicios de veracidad. A pesar de esto, muchos usuarios la comparten.

Captura de noticia falsa que ha circulado en las redes sociales, tomada del perfil de una usuaria de Facebook.

Un ejemplo reciente

A partir del 23 de abril, las páginas de numerosos diarios argentinos incluyeron la noticia de una adolescente que había sido sancionada por asistir al colegio sin corpiño.

Muchos comentarios machistas poblaron estas noticias, e incluían juicios sobre la apariencia física de la protagonista, pero muy pocos expresaron una postura fundamentada sobre el contenido en sí. “Está para el prostíbulo”, “villerita”, “es un bagre” y “pobre mina, quizás así alguien le hace el favor y se la co ge. Falopera!!”, son sólo algunos ejemplos.

Capturas de comentarios de lectores de diario Clarín.
Capturas de comentario de un lector de Diario Jornada. 

Una semana después, en las redes sociales se siguen compartiendo publicaciones que denigran a la adolescente, ya no por el hecho de que haya asistido al colegio sin corpiño, sino a ella misma como persona. Además, mediante un uso adulterado de la información; alguien anónimo detrás de una página de Facebook hace una publicación insidiosa y, lo más lamentable, miles de personas la comparten acríticamente.

Como casos puntuales puedo mencionar dos páginas de Facebook con miles de seguidores que publicaron que la difusión de esta noticia había impedido que otra “más relevante” fuera conocida (que otro adolescente había ganado la medalla de oro en la Olimpiada Internacional de Matemática). Por un lado, la difusión de la información no es responsabilidad de la adolescente pero, por otro, la noticia de las olimpíadas es del año 2017 y en su momento ya tuvo difusión en los principales medios.

Captura de una publicación de la página de Facebook “Coherencia Por Favor” donde se lee información falsa e insultos.

Una página (Argentos indignados), que incluye la palabra “argentos” e indicaría un sentido de pertenencia de la comunidad argentina, se refiere a una compatriota como “ameba”, a la vez que tergiversa información; otra (Coherencia Por Favor), que incluye en su nombre la palabra coherencia, se refiere a la adolescente como “la pelotuda del corpiño”, y hace un uso tendencioso de la comunicación.

Captura de una publicación de la página de Facebook “Argentos indignados”, donde se puede leer información tendenciosa.

Algunos consejos

Es fácil hacer clic en el botón compartir, ¿no? Sólo unos minutos más te tomará buscar en la red si lo que estás compartiendo es verídico. No nos hagamos eco de noticias falsas y publicaciones que impliquen insultos y denigraciones; seamos responsables con el contenido que reproducimos.

Revisemos nuestros “me gusta” en Facebook y, si notamos una página donde hay mayormente publicaciones que promueven el odio, no nos hagamos cómplices al compartirlas. Busquemos otra manera de expresar nuestra opinión.

Por último, te cuento que el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) cuenta con el Observatorio de la Discriminación en Internet. Su objetivo es resguardar el ámbito de internet libre de todo tipo de violencia discriminatoria que menosprecie los derechos de personas, grupos y comunidades. Esta entidad recibe denuncias de personas que fueron discriminadas en internet y realiza campañas de prevención, entre otras cosas.

¿Cuál es tu opinión con respecto al uso de las redes sociales? Puedes dejarnos tus comentarios a continuación.

Categories: Noticias Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *