Hasta ahora se han dado casos de violaciones sistemáticas a este derecho de los ciudadanos en Facebook, Grindr, MyFitnessPal, y la lista sigue

Ladrón de datos, o hacker. Fuente de imagen: Pixabay.

Las amenazas a la privacidad son cada vez más frecuentes en Internet, y las leyes de protección de datos parecen no ser lo suficientemente disuasivas.

Muchos de nosotros no podríamos imaginar nuestra vida sin las aplicaciones móviles o las redes sociales. Se nos hacen indispensables para comunicarnos, para trabajar, para informarnos y, si viajamos constantemente, para sentirnos más cerca de nuestros amigos y familiares. Sin embargo, es una realidad que nuestra información personal no se encuentra a salvo en manos de las empresas dueñas de tales redes y aplicaciones.

Toda nuestra información queda registrada en los servidores de compañías que la utilizan principalmente con fines de comercialización. La violación a nuestra privacidad ocurre cuando nuestros datos se utilizan sin nuestro consentimiento para el (ilícito) beneficio de las empresas que los conocen; esto ocurre cuando tal información se encuentra protegida por las cláusulas de confidencialidad de los Términos y condiciones que aceptamos al crearnos cuentas en línea.

El caso de Facebook

Redes sociales. Fuente de imagen: Pixabay.

Hace pocas semanas, se conoció que la empresa Cambridge Analytica obtuvo, a través de Facebook, los datos de 50 millones de usuarios de la red social. El escándalo fue tal, que el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, se presentó en el Congreso de los Estados Unidos para pedir perdón por lo sucedido y dar explicaciones al respecto.

Grindr y los datos sobre VIH

La aplicación de citas gay también estuvo a principios de este año en el punto de mira cuando compartió el estado de VIH declarado por sus usuarios con dos empresas contratadas para mejorar la aplicación informática, sin el consentimiento de estos. Según informa el diario El País, Grindr “cuenta con 3,6 millones de usuarios activos y ha sido calificada como la mayor red mundial de encuentros para hombres gays” .

Ahora también MyFitnessPal

El incidente del robo de datos a MyFitnessPal se descubrió el 25 de marzo, y los primeros días de abril los usuarios recibieron un correo de la empresa informándoles del hecho y pidiéndoles que cambiaran sus contraseñas. Lo que diferencia a este caso del de otros es que los usuarios afectados tras este incidente alcanzan los 150 millones. Los ladrones lograron acceder a nombres de usuario, direcciones de correo electrónico y contraseñas encriptadas. Under Armour, la marca de ropa deportiva que posee y opera la aplicación MyFitnessPal, confirmó la violación y envió el siguiente mensaje a sus usuarios: “Nos tomamos muy en serio nuestra obligación de proteger sus datos personales y le estamos alertando sobre este tema para que pueda tomar medidas para ayudar a proteger su información”. La pregunta es esta: ¿es realmente responsabilidad de los usuarios ayudar a las empresas a proteger la información que se les brinda?

La lista de compañías que violan datos es alarmante

Una mano sobre una pantalla que representa el robo de datos en el ciberespacio. Fuente de imagen: Pixabay.

Un artículo en el que se analizaran, uno por uno, los casos de divulgación ilegal de datos de usuarios durante el último año resultaría interminable. Habría que mencionar los 1,13 millones de usuarios que resultaron afectados tras el acceso no autorizado a las bases de datos de Nissan Canadá en diciembre de 2017; las 1,6 millones de personas vulneradas por PayPal tras la adquisición de la filial TIO; los 880 mil clientes de Orbitz; y la lista sigue.

¿Cómo protegerse en las redes sociales?

Solo resta preguntarse qué herramientas existen para proteger a los usuarios en la era de la comunicación. Las leyes actuales de protección de datos personales parecen no contar con el poder disuasivo que se esperaría; al menos, no existen precedentes de condenas a prisión por incumplirlas.

En Europa, al menos, a partir del 25 de mayo, será necesario que todos los usuarios brinden su consentimiento explícito e inequívoco para que las empresas puedan hacer uso de sus datos: se trata del Reglamento General de Protección de Datos que entró en vigor en 2016 pero cuyo cumplimiento será obligatorio a partir de mayo de 2018. ¿Será una remediación efectiva a los problemas actuales? Muchos de nosotros nos permitimos dudarlo, pero será cuestión de esperar y ver qué pasa.

Categories: Acontecimientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.