Eslovaquia está en el punto de mira de Europa a raíz de este suceso que conmocionó al país

Homenaje en Eslovaquia a las víctimas del presunto crimen: el periodista y su novia. Fuente de imagen: European Press Photo Agency.

Los ojos de muchos países europeos están centrados ahora mismo en Eslovaquia, y especialmente los de Italia. Una pareja joven, de tan solo 27 años, ha sido encontrada asesinada a tiros en su casa en Veľká Mača, una pequeña y tranquila población que dista unos 50 kilómetros de la capital, Bratislava. ¿Por qué ha causado este asesinato tanto revuelo político que incluso la prensa extranjera se ha hecho eco del asunto? Para llegar hasta este punto hay que hacer un pequeño viaje en el tiempo y entender parte de la historia del país.

Antecedentes

Eslovaquia es una nación europea relativamente nueva. Nació como república independiente el 1 de enero de 1993, después de separarse de su vecina Chequia, como resultado de la pacífica Revolución de Terciopelo que tuvo lugar a finales de los 80 y que trajo el ansiado fin del comunismo. Sin embargo, los años 90 no fueron exactamente pacíficos para el joven país, que se esforzaba por dejar atrás el oscuro pasado comunista: los crímenes políticos, los secuestros y la mafia seguían marcando fuertemente el panorama sociopolítico. Sin embargo, a las puertas del nuevo milenio y de la mano del recién elegido primer ministro Mikuláš Dzurinda, la nación vivió grandes reformas económicas y políticas que permitieron que en marzo de 2004 entrase a formar parte de la OTAN y, pocos meses después, de la Unión Europea. Aunque fuera un país todavía teñido por la corrupción, Eslovaquia siguió adelante, y a pesar de su pasado es considerada una democracia consolidada que no cuenta con ningún reproche por parte de las Naciones Unidas.

Sin embargo, todo cambió el 25 de febrero de 2018, el día en el que Ján Kuciak y su novia, Martina Kušnírová, fueron encontrados brutalmente asesinados en su casa. A Kuciak lo encontraron en las escaleras de su vivienda, con un disparo en el pecho. Su novia, en cambio, murió en la cocina de un disparo en la cabeza, y la autopsia parece indicar que lo recibió estando de rodillas: fue literalmente ejecutada.

¿Quién era Kuciak?

Kuciak era un joven periodista de 27 años que se cuestionó, como muchos otros, el papel de la asistente del primer ministro eslovaco, Mária Trošková. Trošková es una joven exmodelo que empezó a trabajar en el gobierno en el año 2015 y de forma algo sospechosa, sin ninguna experiencia previa y sin tener un rol bien definido. Después de una investigación, Kuciak descubrió unas curiosas conexiones entre Trošková, el Primer Ministro del país Robert Fico, el secretario del Consejo de Seguridad del Estado Viliam Jasaň y un empresario italiano, Antonino Vadala; todos los “tentáculos” (como lo describió él en el borrador de su artículo que póstumamente se publicó) llevaban hasta la organización criminal calabresa, la ‘Ndrangheta. Si todo se confirmase, sería el mayor escándalo del país de los últimos 25 años, un país que se ha esforzado en dejar atrás su pasado y que actualmente se encuentra en pleno crecimiento económico, un país que no podría permitirse perder la buena reputación que se ha ganado con tanto esmero por tener un gobierno presuntamente relacionado con la mafia italiana.

El joven periodista no tuvo tiempo de confirmarlo, ya que su vida se vio truncada por este suceso. Después de que todo saliera a la luz, Fico negó en absoluto cualquier relación de su gobierno con la mafia, y lamentó que los nombres de Trošková y Jasaň (que renunciaron a sus cargos hasta que la investigación finalizara), aparte del suyo, se mancharan de este modo. Afirmó además que ofrecería una gran recompensa económica a quien fuese capaz de resolver el asesinato de la pareja y, en un intento de autojustificación, lo hizo en el modo más desafortunado posible: poniendo sobre la mesa un millón de euros en billetes. Esta salida, sin embargo, encendió la cólera de muchos, y fue comparada con la actitud que tenía la mafia comunista: el dinero lo puede todo.

De todos modos, todo este misterio ya se ha cobrado dos vidas. Y si el asesinato se llevó a cabo con la intención de silenciar y mantener en secreto la trama, fue algo totalmente contraproducente. La sociedad eslovaca ha levantado la voz al unísono en contra de la corrupción y a favor de la justicia, mientras que el Presidente y Jefe de Estado del país, Andrej Kiska, ha condenado severamente lo ocurrido y ha pedido explicaciones al partido socialdemócrata SMER-SD (Dirección), el partido del que es presidente el Primer Ministro, Fico, y uno de los tres que conforman el gobierno. Durante los últimos días, numerosas protestas han tenido lugar en muchísimas poblaciones, no sólo en Eslovaquia, sino también en los países limítrofes, algo que no se veía desde la Revolución de Terciopelo de 1989. En memoria a este suceso, los ciudadanos se manifestaron pacíficamente haciendo tintinear las llaves de casa con las manos en alto. Nadie quiere volver a pasar por la oscura época que vivieron en los años 90. La población se niega a creer que, después de todos estos años de evolución, su país haya dado este paso atrás tan tristemente significativo.

Consecuencias a nivel nacional

El Primer Ministro eslovaco Robert Fico (centro) junto al Presidente de la policía eslovaca Tibor Gaspar (izquierda) y el ministro de interior eslovaco Robert Kalinak (derecha) en una conferencia de prensa sobre el caso del asesinato del periodista que investigaba un de evasión de impuestos, el 27 de febrero de 2018 en Bratislava, Eslovaquia. (Fuente de imagen: VLADIMIR SIMICEK/AFP/Getty Images).

El Ministro de Cultura presentó su dimisión al poco tiempo de conocerse la catastrófica noticia, avergonzado de que en medio de su cargo hubiera podido ocurrir semejante tragedia. Es el reflejo de la voluntad del pueblo, que quiere justicia, transparencia y paz, y ni siquiera la reciente dimisión de la mano derecha de Fico, el Ministro del Interior Robert Kaliňák, ha frenado al pueblo de salir a la calle a protestar hasta echar del gobierno a todos los nombres que Kuciak mencionó en su perennemente inacabado artículo.

Most-Híd (Puente), otro de los tres partidos que forman parte del gobierno y representante de la minoría húngara del país, ya pidió la dimisión de Kaliňák, y amenazó además con la dimisión de todos los ministros de su partido. En recientes negociaciones, abogó por unas elecciones anticipadas, pero siempre y cuando se llegase a un consenso con la coalición; de otra manera, el partido abandonaría el gobierno.

Situación actual

Eslovaquia está viviendo una crisis a nivel institucional que no se veía desde la época comunista, pero sin embargo la reacción que está teniendo demuestra que la mentalidad de la ciudadanía está lejos de aquellos tiempos. Por suerte es un país que, a pesar de las adversidades vividas, ha sabido siempre tirar adelante y resurgir de las cenizas.

Categories: Acontecimientos

6 Comments

Eslovaquia no quiere volver a los años 90

  1. Me pareció salido de una historieta criminal.
    Es un poco terrorífico que los crímenes a periodistas sigan sin impunidad. La sociedad está tomando en sus manos la justicia, no quieren volver a los años 90 y es increíble. Ojalá en todos los países tuvieramos el valor de pelear contra la corrupción. Desgraciadamente tuvieron que morir 2 personas para que la cloaca se abriera y vaya que se abrió.
    Ahora para que sus muertes no quede impunes, sus compatriotas les dan la voz que ya no tienen.
    ¡Que buen panorama me muestras de este país!

    1. Hola Carim,

      ¡Gracias por comentar! Sí, aquí en Eslovaquia es increíble cómo de movido está el panorama. Es un país tranquilo, en el que no sucede casi nada nunca, a pesar de que llevan descontentos con el gobierno desde hace ya algunos años. Pero nadie se esperaba que pudiera ocurrir esto.

      Personalmente, estoy muy contento con la reacción de la ciudadanía. Ha demostrado que a pesar de ser una población históricamente pacífica, sabe luchar bien por sus derechos y reivindicar lo que se merecen. Su actitud es completamente admirable. Las protestas no cesan y cada semana miles y miles de personas llenan las calles de la mayoría de ciudades del país.

      Me alegro de que hayas disfrutado del artículo y hayas obtenido una visión del panorama de este país, normalmente silenciado, desconocido e ignorado. ¡Gracias otra vez!

  2. ¡Qué terrible la imagen del dinero en la mesa en una conferencia de prensa!
    Claramente ese hecho marca una línea ideológica, hacia dónde se configuran las intenciones políticas de quien está a cargo del país institucionalmente.
    Aliviador es leer un poco sobre la reacción de la población y del ministro de cultura por ejemplo, marcando ese otro lado de la línea ideológica que se contraprone a la del presidente.

    1. Hola Aye,

      Gracias por el comentario, exactamente, la actitud del presidente dice mucho de cómo se puede llegar a comportar el gobierno del país. Los eslovacos llevan aguantando años un gobierno que no refleja la sociedad real, y este desastre ha sido la gota que colmó el vaso. Como bien dices, el pueblo tiene una mentalidad muy diferente, y estoy convencido de que no parará de luchar siempre pacíficamente hasta dejarlo todo en claro. Ya lo hicieron una vez y consiguieron una república independiente, ¿qué no pueden llegar a conseguir?

      ¡Gracias por leer y comentar!

    1. Hola Daniela,

      ¡Gracias por leer y comentar! Aunque aquí en Eslovaquia ya no se habla tanto de lo sucedido, todavía está muy presente. Fico dimitió, y ahora hay un nuevo Primer Ministro de su mismo partido. Aun así, la semana pasada hubo una concentración en el centro en honor a la pareja de jóvenes justo el día en el que se iban a casar.
      El pueblo todavía siente que hay mucho para cambiar y no se puede dejar de luchar para hacer un país decente y mejor.

      ¡Gracias otra vez!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.