Este artículo te va a resultar útil, tanto si estás por visitar Verona, como si quieres conocer un poco de esta antiquísima ciudad italiana.

Verona es famosa por haber sido el escenario de la historia de amor más famosa y trágica del mundo:  “Romeo y Julieta”, y el sitio más concurrido y promocionado de la ciudad es La casa de Julieta. Pero, después de haber visitado la ciudad, me cuesta creerlo, ya que es el lugar menos interesante (para mi gusto).

Verona es una ciudad bellísima y con un gran patrimonio histórico. Hay muchos sitios para conocer que nacieron hace miles de años atrás; muchas cosas a su alrededor cambiaron, pero ella sigue ahí.

Puente del Castelvecchio. Ph: deviajesyotrosdemonios.com

Visitar el Museo di Castelvecchio es muy interesante, tanto por las pinturas, esculturas y antigüedades que alberga, como por la fortaleza en sí misma. A mí lo que más me gustó fue recorrer el castillo y acceder a sus murallas, desde donde hay hermosas vistas.

El museo fue fundado en 1924, pero el castillo fue construido entre los años 1354 y 1356 con el objetivo de defender la ciudad y tener control sobre el río Adigio. Su construcción fue orden de un miembro de la familia Scaligeri o Della Scala, quienes ejercieron la señoría en Verona desde 1260 hasta 1387.

Vista desde el Museo Castelvecchio. Ph: deviajesyotrosdemonios.com

Otro de los lugares que recomiendo es la Arena de Verona, un anfiteatro romano que fue construído en el año 30 después de Cristo y aún se usa hoy en día. Me imagino lo emocionante que debe ser presenciar un espectáculo en un escenario donde se lucieron los gladiadores hace miles de años. Cuando no hay espectáculos, se puede entrar y recorrer sus pasillos y gradas.

Arena de Verona. Ph: deviajesyotrosdemonios.com

También sería conveniente dedicarle tiempo al Museo Archeologico al Teatro Romano. Es un museo bien cuidado y prolijo, con información clara sobre las distintas obras. Hay objetos muy interesantes, entre ellos, esculturas que en otra época decoraban la Arena de Verona. Apenas entras al museo te encuentras con un teatro romano, pequeño comparado con la Arena, pero impactante como todas las construcciones romanas. A medida que vas subiendo las escaleras, te vas acercando a las salas y obteniendo hermosas postales de la ciudad con el río Adigio incluído.

Fotografía tomada desde el teatro romano. Ph: deviajesyotrosdemonios.com

Verona es considerada Patrimonio de la Humanidad. En el casco antiguo, los edificios dan testimonio de la historia que atesoran. Y es aquí precisamente donde se encuentra la Torre dei Lamberti, construída en el año 1172, pero con varias remodelaciones posteriores. Además, se puede subir al campanario y tener una linda vista de 360 grados a 84 metros de altura. La entrada incluye también la visita a la Galería de Arte Moderno (cuando fui estaba cerrada) y subir al campanario por escaleras, pero, si querés subir por ascensor, deberás pagar un euro extra.

Giardino Giusti, donde se puede observar la torre. Ph: deviajesyotrosdemonios.com

El lugar que más me gustó y que visité imprevistamente es el Giardino Giusti, a unas pocas cuadras del Ponte Nuovo. Un jardín bellísimo, que reúne naturaleza, arte e historia.

A principios del siglo XV, este espacio se usaba para el teñido de lanas, industria a la que la familia Giusti se dedicaba. Fue durante el transcurso de ese siglo que se fue adornando el jardín con fuentes, estatuas, grutas, cipreses y prolijos arbustos. La belleza de este jardín se hizo tan popular que fue visitado por ilustres figuras como Mozart y Goethe.

Vista del jardín desde las escaleras de la torre. Ph: deviajesyotrosdemonios.com

Al fondo del jardín hay una pared de piedra donde se encuentran grutas, y una de ellas es una capilla creada en el año 1591. Junto a dicha capilla se puede ver una torre que contiene unas escaleras y, en lo alto de la pared, una llamativa máscara calada en la piedra. Esta parte del jardín, con su diseño geométrico, contrasta con el jardín al que se accede por la escalera de la torre. De hecho, por aquí se llega a la parte alta del jardín, que tiene un estilo más silvestre y cuenta con unas  lindas vistas de la parte baja y la ciudad.

Finalmente, si visitas La casa de Julieta a pesar de mis recomendaciones, te doy un consejo. La estatua y el balcón están en un pequeño patio al que se puede acceder  de manera gratuita. Dentro de la casa no hay grandes atracciones, así que te recomendaría que visites sólo el patio y te ahorres el billete, a no ser que hayas comprado la Verona Card que incluye la entrada a esta parte.

He de decir que había mucha gente desesperada por tomarse fotos tocándole los senos a la estatua de Julieta, porque, así dicen, trae suerte. ¿Me pregunto de dónde vendrá eso de que tocarle los senos a las estatuas de mujeres trae suerte?  

Esto es sólo una pequeña parte de lo que hay para recorrer en Verona sin Julieta, pero quedan pendientes para el próximo viaje las antiguas iglesias, los museos, la catedral y las galerías de arte.

¿Conoces Verona? ¿Cuál es tu opinión sobre La casa de Julieta?

Categories: Viajes

2 Comments

Viajes: Verona sin Julieta

  1. ¡Me haz regresado los recuerdos de mi visita a Italia, desafortunadamente no tengo nada de Verona, pero sin duda he tomado tus recomendaciones para cuando me decida a volver!
    Debo reconocer que tu narrativa me emocionó demasiado, mientras leía mis hermanos recordaban nuestros años visitando a nuestros abuelos. No pudiste redactarlo mejor. Sin duda eres una mujer con mucha creatividad y se agradece.

    1. ¡Hola Carim!

      Muchas gracias por compartir con nosotros las emociones que te provocó la lectura. Me alegro que te haya gustado el artículo, y espero que después de tu visita a Verona nos cuentes tus impresiones sobre la ciudad.

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.