Las mujeres protagonizan el día en las redes sociales y el hashtag #Womensmarch cuenta a media tarde de hoy con 1,728,998 publicaciones

Pancarta sostenida por una mujer joven en la que se lee “La revolución será feminista o no será”. Fotografía de María Scheibengraf.

Hoy 8 de marzo de 2018 se celebra en Londres, Reino Unido, el Women’s March Day (o lo que es lo mismo, el día de la marcha en favor de las mujeres) con diversos actos en distintos puntos de la ciudad.

El primero se organizó para las 13:00 en Russell Square, a escasos minutos andando de una de las principales estaciones de tren y de metro de la capital británica, Euston station. El acto se caracterizó por charlas, discursos y música, como el de Lynne Segal, una de las cuatro Madres del Movimiento de Liberación de la Mujer, un grupo de mujeres que se unió en los 70 para exigir una serie de derechos que consideraban imprescindibles:

  1. Salarios equitativos.
  2. Igualdad de oportunidades educativas y laborales.
  3. Anticonceptivos gratuitos y abortos bajo demanda.
  4. Guarderías gratuitas 24h.
  5. Independencia legal y financiera para todas las mujeres.
  6. El derecho a definir su propia sexualidad y el fin de la discriminación a las lesbianas.
  7. Liberar a todas las mujeres de la intimidación y la amenaza o el uso de la coerción o la violencia sexual independientemente de su estatus marital. Poner fin a las leyes, asunciones e instituciones que perpetúan la dominación masculina y la agresión a la mujer.

 

Grupo de personas ante el escenario del evento sosteniendo una pancarta en la que se lee: “Me encanta destruir al PATRIARCADO contigo”. Fotografía de María Scheibengraf.

Organización de las jornadas

La jornada estaba organizada en torno a tres puntos: el primero, la charla mencionada anteriormente, centrada en exigir el fin de la explotación, la violencia y la discriminación hacia la mujer; el segundo, un encuentro a las 16:00 en Covent Garden en el que hablarían de la brecha salarial y de los bajos salarios, y, el tercero, una marcha hasta Soho, el barrio gay de Londres por excelencia, para protestar en favor de las trabajadoras sexuales y para demandar la legalización de la prostitución.

Motivos y reivindicaciones

Y es que razón no les falta ni a los organizadores ni a los manifestantes para exigir dichos aspectos. De hecho, Londres es, según la ONS (siglas en inglés para la Office for National Statistics, o la Oficina de Estadísticas Nacionales, en español), la ciudad con la mayor brecha salarial del país, con un 14,6% en favor de los hombres (en el caso de los trabajadores contratados a tiempo completo). No obstante, en algunas empresas, como J Walter Thomas UK, la brecha es mucho mayor, y alcanza el 45%. La empresa, una compañía mediática, afirmó en una entrevista con la revista Campaign que los números eran ciertamente decepcionantes y que estaban decididos a mejorarlos. Sin embargo, en el mismo artículo se explica que, mientras que la empresa aboga por una contratación equitativa de hombres y de mujeres (51% de hombres y 49% de mujeres), hay una mayor proporción de empleados que de empleadas en los puestos más altos.

El reclamo por la descriminalización del trabajo sexual en Reino Unido

Los grupos de Reino Unido que reclaman por leyes que no criminalicen el trabajo sexual alegan que existe un estigma social y judicial muy grande con respecto a las mujeres que ejercen este trabajo. Argumentan que dicho estigma y la criminalización que trae aparejada hacen que el ambiente de trabajo se vuelva inseguro y exponga a estas mujeres a situaciones de violencia; clientes, socios, jefes y oficiales de policía las someten a situaciones de violencia porque saben que no pueden acudir a la justicia para defenderse.

Además, la no legalización del trabajo sexual, afirman, no hará que la profesión más antigua del mundo desaparezca, sino que complica las condiciones de las trabajadoras. Del mismo modo, tal y como sigue el folleto, “las mujeres de clase trabajadora, las mujeres de color y las inmigrantes que ganan menos dinero tienden a ser criminalizadas y, en ocasiones, deportadas”.

Imagen recortada del panfleto de la campaña Sex/Work Strike. Imagen de Verónica Manzanares.

La violencia a la que se ven expuestas las trabajadoras sexuales que tomaron hoy las calles de Londres pesa especialmente en los hombros de las mujeres trans, inmigrantes y de otras etnias que no son la blanca. El sistema actual, alegan, representa una violación a su dignidad y a sus derechos laborales básicos, y mantiene el control de los hombres y del gobierno sobre sus cuerpos.

Las trabajadoras sexuales que tomaron hoy las calles de Londres dijeron rehusarse a hacer hoy cualquier tipo de trabajo sexual (remunerado en sus lugares de trabajo o gratuito en sus hogares). Salieron a protestar por la descriminalización de su trabajo, que significará la posibilidad de trabajar de manera colectiva y abierta, manteniendo la seguridad entre ellas, al igual que condiciones laborales decentes.

En Londres también se reclama por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito

Hace unos días hablábamos sobre el proyecto de ley que se presentó hace dos días en Argentina para que el Congreso trate la despenalización del aborto en el país y permita que la práctica se realice en condiciones de seguridad y gratuidad. En la protesta de hoy en Londres, se hicieron presentes activistas argentinas de la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito, que unieron sus voces a las de otras activistas de otros países, como Polonia, para pedir por el derecho a decidir sobre sus cuerpos sin morir en el intento.

Mujer sosteniendo una pancarta en apoyo al proyecto de ley para legalizar el aborto en Argentina. Imagen de María Scheibengraf.

El contexto de este reclamo hoy en la plaza Russel Square difirió, sin embargo, de las voces que claman por el mismo derecho en países de Latinoamérica en este preciso instante, ya que en Inglaterra, Gales y Escocia el aborto es legal desde 1967 hasta las 24 semanas de gestación.

 

Texto y fotografías por Maria Scheibengraf y Verónica Manzanares
Categories: Acontecimientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.