Primera parte

Vistas a la ciudad de Helsinki desde el puerto.

La medida de proporcionar 560€ a los desempleados durante un periodo de dos años, aprobada por el gobierno de Finlandia, ha sido aplaudida por muchos, especialmente en el sur de Europa, donde los ciudadanos con situaciones más precarias se sienten abandonados y olvidados por las autoridades, pero también criticada por otros.

Finlandia es un país tradicionalmente conocido por ayudar a sus ciudadanos y por compartir los recursos entre éstos, como hicieran con las cunas de cartón que las autoridades distribuyeron entre la población durante la Guerra de Independencia, la educación gratuita, o la medida más reciente: 560€ como ayudas al desempleo a 2000 ciudadanos desempleados durante dos años.

Así pues, para entender mejor la situación un poco mejor, hemos pedido a nuestros amigos finlandeses que nos expliquen en qué consiste esta medida. Dicho esto, queremos presentarles a Jim, empleado, vive en la ciudad de Turku; Janne, profesor, de Nivala; Jani, vendedor, de Espoo; y Sini, profesora, de Rovaniemi.

Chicos, os estamos muy agradecidos por haber aceptado ser entrevistados para este reportaje. ¿Nos podríais explicar cuál es la situación real en el país y por qué creéis que el gobierno ha tomado esta decisión?

Jani: Se han producido varios debates sobre la cantidad y cuál debería ser el salario mínimo. Esta medida servirá como experimento para ver cuál es el salario mínimo necesario para sobrevivir en Finlandia.

Sini: El desempleo es realmente bajo, es de hecho el porcentaje más bajo de la historia del país. Tan sólo 366.000 personas desempleadas y 30.000 vacantes (sin cubrir), por lo que es una total utopía dar empleo a todos los desempleados.

¿Por qué es tan bajo el desempleo? Porque no hay tanto trabajo disponible. En otras palabras, la selección en el mercado laboral es baja.

¿Por qué es esto así? Hay dos motivos: el mercado libre global y la distribución por edad en Finlandia. El mercado global permite que la descentralización de empresas a otros países o contratar mano de obra más barata, lo que implica que la cantidad de trabajo ofertada es limitada en la industria local, por lo que mucha gente joven con estudios trabaja en los servicios públicos. No obstante, la creciente deuda pública ha obligado al gobierno a recortar en servicios, lo que ha provocado un aumento de la tasa de paro.

Por otro lado, el mayor grupo demográfico en Finlandia es el que va de los 50 a los 60 años de edad. Así pues, la edad normal de jubilación es entre los 63 y los 68 años, pero si alguien se jubila a los 70 recibirá una paga íntegra. Esto implica que el grupo demográfico de mayor tamaño en Finlandia trabajará mientras pueda (incluso si su nivel educativo ya no estaría al día con los requisitos o podría incluso llegar a no servir, pero no hay ni gente ni medios suficientes para controlar esto). Al mismo tiempo, la gente joven se esfuerza por obtener una titulación y por trabajar en aquello para lo que se ha preparado, pero se tendrá que conformar con un trabajo con sueldos precarios.

Janne: En mi opinión, el gasto social finlandés es muy caro y el gobierno tiene que encontrar una nueva manera de gestionar el desempleo.

¿Por qué sólo 2000 personas? ¿Tan bajo es el desempleo?

Jim: El desempleo es alto, y aunque es buena idea probar la medida a pequeña escala, el coste es mucho más elevado.

Jani: El gobierno finlandés cree que es una muestra significativa para poner a prueba la medida. No obstante, obviamente hay muchas más personas. La tasa está en torno al 15%, si no me equivoco.

Sini: De momento la muestra es de 2000 personas porque se trata de un experimento sobre cómo mejorar el empleo y cómo ayudar a las personas a conseguir un empleo. Si los resultados son buenos, podrían aplicarla para todas las personas desempleadas. Esto significa que, aunque el gobierno en sí no puede ofertar empleos, puede conseguir que todos (sin importar el nivel de estudios) desempeñen todo tipo de trabajos a cambio de salarios bajos.

Janne: Supongo que el gobierno quiere averiguar la manera de abrir la mayor cantidad de puertas posibles para los desempleados, o a aquellos que simplemente viven del sistema. Además, esta manera es más económica para el gobierno que el sistema tradicional. Es posible que haya riesgos y que la gente termine aprovechándose y no funcione, y que por ello mismo la muestra sea sólo de 2000 personas.

¿Creéis que la medida es beneficiosa?

Jim: Si una persona coge empleos temporales, uno o dos días, por ejemplo, para ganar dinero extra, se les deduce la misma cantidad que puedan ganar en estos de las ayudas que reciben, que son muy bajas como para poder vivir de ellas.

La gente está condenada a vivir en la miseria, por lo que la única manera de salir de ésta es tener un empleo estable, lo que resulta muy duro hoy en día. El sistema debería por tanto apoyar a las personas para que puedan trabajar, pero el sistema viejo no ayuda, y es por esto que la gente trabaja en negro para ganar más dinero, pero si lo hicieran de manera legal perderían parte de las ayudas que se les da.

Jani: Espero que así sea para las personas que van a recibir las ayudas, pero también espero que eso no les prive de poder optar a otro tipo de ayudas del gobierno (puesto que Finlandia tiene varios tipos de ayudas).

Janne: Sí, esas 2000 personas deberían conseguir al menos un trabajo a tiempo parcial y no perderán las ayudas. Así adquirirán experiencia, harán nuevos contactos y puede que al fin logren un trabajo más estable. De este modo también se ahorrarán todos los papeleos para conseguir dinero para el día a día. No obstante, esto tiene un inconveniente, y es que si funciona y el gobierno decide ampliarlo a una cantidad mayor de beneficiarios, probablemente conlleve que el coste de la educación, pensiones y la seguridad social aumente, puesto que ya no formarán parte del sistema de bienestar social finlandés. Esto significaría que la gente no podría acceder a los estudios superiores y que habría una gran diferencia de clases sociales entre los ricos y la gente con menos recursos.

Seguramente todos tengáis un amigo o familiar que haya estado desempleado recientemente. ¿Cómo es no tener trabajo en un país tan caro como Finlandia?

Jim: Si eres miembro de un sindicato te pueden ayudar económicamente durante una temporada, pero es duro. No se te permite poseer nada, ni un segundo coche, incluso cuando podrías necesitarlo para ir a trabajar. Además, no tienes más opción que comer alimentos procesados y de baja calidad y quedarte en casa jugando a los videojuegos para controlar los gastos.

Jani: Mi madre está en un ciclo continuo de trabajos temporales y se queda sin trabajo cada poco tiempo. El sistema podría llegar a ayudar a mucha gente, especialmente a aquellos que viven en la ciudad, como Helsinki (la capital), puesto que el coste de vida en Helsinki es hasta un 25% más alto que en el resto del país.

Sini: Realmente depende mucho de tu estatus social y de tu situación personal. Creo que hay muchas familias en las que uno de los progenitores (o ambos) que están endeudadas hasta el cuello o que han pasado incluso el umbral de pobreza establecido por los organismos internacionales. Por otro lado, las personas solteras, los padres solteros o los estudiantes pueden llegar a sobrevivir sin llegar a verse en esa situación pues el gobierno da ayudas a personas con situaciones determinadas, pese a que los impuestos son más altos que en cualquier otro país y los impuestos se pueden llegar a traslapar de distintas maneras.

Janne: Las ayudas sociales bastan para poder quedarse en casa, incluso mejor que con un trabajo a tiempo parcial, puesto que con un trabajo a tiempo parcial no se obtienen tantas ayudas como si se está cobrando el desempleo. En mi opinión el problema del sistema de bienestar social en Finlandia no es rentable y que hay que encontrar la manera de mejorarlo y conseguir que las personas obtengan al menos un trabajo a tiempo parcial.

¿Informó el gobierno sobre los criterios que se iban a elegir para escoger a esa muestra de 2000 personas?

Jim: Se nos dijo que la selección se haría de manera aleatoria.

Jani: No, el único requisito era estar desempleado.

Sini: No, no lo hicieron. El gobierno informó de que adoptaría la medida pocas semanas antes y escogió a los sujetos sin preguntarles antes.

Janne: No del todo. A mi entender se trata de desempleados de larga duración, pero no estoy seguro.

Categories: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.