Segunda parte

Qué opináis del hecho de que los trabajadores en otros países tengan que elegir entre ganar un poco más pero en negro (sin cotizar a la Seguridad Social) y cobrar menos y cotizar (con todo lo que conlleva)?

Jim: Hay muchas razones por las que la gente escoge trabajar en negro. Puede que tengan muchos gastos, en casa o personales, pero trabajar debería siempre aportar un beneficio.

Jani: Creo que es elección de cada uno si conocen las consecuencias. Personalmente no recomendaría intentarlo en Finlandia, puesto que perderían más de lo que podrían llegar a ganar.

Sini: No estoy al tanto de la situación en otros países, pero creo que no siempre es elección de los trabajadores el trabajar en negro o no pagar impuestos, sino que depende de las condiciones del mercado y del tipo de empleos disponibles porque también las empresas saben cómo ingeniárselas para evitar pagar impuestos.

Janne: Estoy al tanto de que es un problema a nivel global, también en Finlandia. No lo sé. Está mal, pero en el mundo hay muchas cosas injustas. Espero que este estudio sirva de ejemplo también para otros países.

Hemos leído que el gobierno no ha solicitado a las personas que se someterán al estudio ninguna prueba de su situación laboral o si reciben otro tipo de ingresos. ¿Cómo pueden entonces estar seguros de que la medida animará a estas personas a buscar empleo?

Jim: No he indagado en las condiciones pero la información fiscal aparecerá en el sistema si el trabajo es legal.

Jani: En Finlandia una persona no está oficialmente desempleada si no se registra como tal, así que eso es suficiente prueba para el gobierno.  En cuanto a la segunda parte de la pregunta, no puedo responder porque no lo sé.

Sini: No se trata de animar a la gente a buscar empleo, no creo que ese sea el objetivo. El fin del gobierno es recortar en ayudas que se les facilita a los desempleados sino que ayuda a las empresas que ni siquiera contribuyen a la sociedad ni pagan impuestos en Finlandia.

Janne: Supongo que este es el objeto de esta investigación. Si el número de desempleados en un plazo de dos años es menor que el actual, puede que el gobierno se de por satisfecho.

Tranvía por el centro de Helsinki.

¿Qué opináis de aquellas personas que creen que este tipo de medidas son sólo un regalo a los desempleados que no tienen interés en buscar trabajo mientras tengan algún tipo de ingreso?

Jim: Creo que esas personas nunca han estado desempleadas.

Jani: Creo que siempre habrá quién abuse del sistema, pero no se puede evitar. Por otro lado, esta ayuda podría reemplazar a otras ayudas del gobierno así que en ese caso saldrían perdiendo igualmente.

Sini: Debido a la distribución demográfica, la mayor parte de los desempleados es gente joven mientras que la mayor parte de los que trabajan es gente de más edad que nunca han tenido dificultades para encontrar un empleo y que pagan un gran porcentaje de sus sueldos en impuestos para que el gobierno pueda ayudar a los desempleados. No obstante, los medios de comunicación y la sociedad han creado una división entre estos dos grupos, de modo que ahora la gente más mayor cree que los jóvenes no quieren ni buscar trabajo cuando la realidad es que ni siquiera hay trabajo para todo el mundo.

Janne: Esas personas tienen razón, pero no sabemos qué pasará con aquellos que no intentaron buscar trabajo. Ojalá más adelante se exija a esas personas que reciben “dinero gratis” del gobierno que justifiquen que están estudiando o tratando de buscar trabajo si quieren seguir recibiendo las ayudas.

¿Creéis que el gobierno podría ofrecer esta ayuda a más personas en el futuro?

Jim: Es imposible dar una respuesta, las dos opciones son bastante probables.

Jani: Sí y no. Hoy por hoy el gobierno no tiene ninguna garantía así que nadie sabe qué es lo que decidirán.

Sini: El gobierno ya está ofreciendo distintos tipos de ayudas a los desempleados, pero lo que intentan con esta medida es recortar en gastos de ayudas y apoyar el trabajo no remunerado en Finlandia.

Janne: En mi opinión esta medida es mejor que el sistema antiguo, pero siempre habrá quién haga un mal uso. Además, se trata de un estudio y tendremos que esperar dos años para ver si ha habido un cambio en las cifras del desempleo.

No obstante, y aunque como dije es mejor que lo que teníamos, esta medida acarreará nuevos problemas. Si pudiera elegir, fusionaría el nuevo sistema con el antiguo, pero no cambiaría el viejo sistema por completo. Respecto a lo que pasará en el futuro, no lo sabemos, pero el antiguo sistema es caro e impalpable, pues algunos están haciendo un mal uso de éste, ya que obtienen suficientes recursos y no tienen intención de trabajar.

Chicos, muchas gracias por vuestra colaboración. ¡Un muy cordial saludo desde Purple Words!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *