La trama, cuyo escenario principal tiene lugar en una antigua fábrica en quiebra, con un toque de aceptación y una pizca de tolerancia da como resultado “Kinky boots”, esta increíble obra basada en una historia real.

Historia

Charlie soñaba con salir de la fábrica de calzado de su padre en el norte de Inglaterra e irse a la gran ciudad a vivir con su novia, Nicole, y trabajar en márketing, pero la muerte de su padre hizo que tuviera que volver a casa y replantearse su futuro.

Simon, hijo de un boxeador a quien su padre entrenó para ser un boxeador de élite, soñaba con que todos, en especial su progenitor, lo aceptara tal y como era en realidad, aunque eso implicara vestirse de mujer y llevar tacones, o lo que era lo mismo, convertirse en Lola.

Al no lograrlo, se muda a Londres, donde la gente era claramente más tolerante y donde trabajaría en espectáculos junto a otros travestis y transexuales.

Sus caminos se cruzan cuando, en un bar, unos hombres intentan agredir a Lola y Charlie sale en su ayuda, aunque no sin llevarse un derechazo. Desde el momento en que la amistad entre ambos comienza, Lola anima a Charlie a perseguir sus sueños y a hacer lo que él quiera hacer y no tanto lo que todos esperan que haga.

Por un lado, Charlie se veía obligado a hacer que la fábrica volviera a ser lo que era para no tener que despedir a los empleados, por otro, su novia lo presionaba para ganar más y más dinero. Además, estaba confuso, no sabía cómo seguir adelante, y estuvo a punto de rendirse cuando se enteró de que una gran cantidad de pedidos habían sido cancelados y que su padre había comenzado el proceso de venta de la fábrica antes de faltar.

Bastó con una conversación con Lauren, una de las trabajadoras de la fábrica, para que se diera cuenta de que, si quería salvar el negocio, tendría que reinventarlo.

Lola, cantante en un espectáculo en la gran ciudad, creció en un pueblo, por lo que sabía de primera mano lo que suponía que todos esperaran algo de ella que ella no quería ser.

De Price and Son a Kinky Boots

Killian Donnelly (izda) y Matt Henry (dcha), Charlie y Lola como parte del elenco en Londres.

Durante el espectáculo en el que se conocieron, a Lola se le rompió uno de los tacones, por lo que Charlie se ofreció a repararlo. Así es pues cómo la idea de crear zapatos de tacón para hombres surgió y Charlie contrató a Lola como diseñadora, pues la empresa de su padre necesitaba un cambio radical y aquella podría ser su oportunidad.

Sólo necesitaban una oportunidad, la pasarela de Milán, para demostrar al mundo de la moda lo que eran capaces de hacer en aquella empresa familiar.

Con los nervios y el estrés, Charlie explotó con Lola y con sus empleados, pero ellos no le dieron la espalda, sino que arriesgaron todo, incluidos sus sueldos, para hacer que la idea, y la fábrica, salieran a flote y poder mostrar a los organizadores que lo iban a lograr. ¡Y vaya si lo lograron!

Dos versiones del musical, uno en Nueva York (en el que actúa nada más y nada menos que Kelly Osborne) y uno en Londres, y una película, más una gran cantidad de premios y críticas estupendas por los periódicos de más prestigio. ¿Qué más se le puede pedir?

Detrás del guión siempre hay una historia

Y en este caso es tan real como la vida misma.

Steven Pateman se hizo cargo de la empresa familiar, situada en Northamptonshire, una localidad de poco más de medio millón de personas cercana a Cambridge, pero la competencia del exterior y los cambios en la industria de la moda hacía que fuera necesario reinventarse. De lo contrario, la fábrica cerraría.

Una llamada de teléfono fue todo lo que Steven necesitaba para despertar de su realidad. La llamada era de una mujer que regentaba un negocio de artículos para personas transexuales y que necesitaba urgentemente nuevos proveedores, y aceptó.

Más tarde, en 1999, la BBC hizo un documental sobre la historia. De la pequeña pantalla pasó a ser la inspiración de una película, seis años más tarde, y más tarde, un musical con múltiples versiones, tan inspiradoras como la historia real.

Premios

Tanto la película como los musicales han sido nominados y/o han ganado múltiples premios, como el Tony en Reino Unido o los Globos de Oro, por ejemplo.

Comentarios de los periódicos sobre el espectáculo

Premios ganados en EEUU

Premios y críticas en Reino Unido

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.