Clintonclinton

La primera dama a la que su marido, Bill Clinton, presuntamente engañó con su secretaria.

Graduada por Yale enDerecho en 1973, trabajó como asesora parlamentaria y en 1975 se casó con su marido.

Aunque ella tenía más experiencia que su marido se tuvo que conformar con que la conocieran como “la primera dama” hasta que su marido se retirase de la primera línea de la política, y en 2009 se convirtió en la secretaria de Estado de Barack Obama, 2013.

Clinton es, pues, la primera mujer candidata a Presidenta de EEUU con posibilidades de ganar el cargo.

Trump

VIRGINIA BEACH, VA - SEPTEMBER 06: Republican presidential nominee Donald Trump pauses during a campaign event September 6, 2016 in Virginia Beach, Virginia. Trump participated in a discussion with retired Army Lieutenant General Michael Flynn. (Photo by Alex Wong/Getty Images)
(Photo by Alex Wong/Getty Images)

Hijo de un empresario de origen alemán y de una inmigrante escocesa que llegó a EEUU con 50 dólares en el bolsillo con la intención de no volver, aunque Donald Trump negase esto recientemente, trabajó en el negocio familiar mientras estudiaba en la Escuela de negocios en la Universidad de Pensilvania.

Es famoso por sus comentarios machistas y racistas y representa a una parte importante del electorado de su país.

Otro de los aspectos por los que es polémica su candidatura es que en la década de los 70 obtuvo una deducción fiscal durante 40 años por parte del gobierno de Nueva York, y fue a partir de ese momento cuando empezó a amasar su fortuna.

Además de ser propietario de la Organización Miss Universo y del hecho de que tanto su ex-esposa Ivana (nacida en República Checa) como su actual esposa Melania (nacida en Eslovenia) son ex-modelos, Trump estuvo siempre interesado en la política, hasta el punto de apoyar económicamente al partido demócrata.

No obstante, no sólo los escándalos públicos de Trump y sus declaraciones contra los latinos (la mayor comunidad de inmigrantes en EEUU) están haciendo que los estadounidenses se piensen dos veces a quién votar, sobretodo desde que se hicieran públicos emails de un servidor privado de la Secretaría de Estado sobre la guerra de Siria.

Las contradicciones en materia de guerra no son nuevas en el país anglosajón, y no es de sorprender que los ciudadanos estén confusos.

¿Quién apoya a quién?

Clinton recibe últimamente críticas de todos los frentes. Wikileaks, Putin (por el apoyo de Trump a la anexión de Crimea por parte de Rusia), aunque el hecho de que Trump descalifique a la mujer y a los latinos cada vez que abre la boca ha influido mucho en que estas comunidades apoyen a Clinton.

Por otro lado, Trump sigue teniendo el apoyo de la comunidad evangélica, votantes mayoritariamente conservadores por su oposición al aborto y el apoyo a los valores más arcaicos, y de sectores que, aunque no se consideran republicanos, no quieren votar a su oponente.

Clinton vs. Trump:

Aborto:

Las mujeres deberían poder elegir.

Pro-vida, aunque partidario de la planificación familiar.

Economía:

Una economía que favorezca a todos.

Invertir en el futuro.

Reducir impuestos a empresas en un 20%.

Relaciones exteriores:

“Las armas en sí no harán que EEUU sea más seguro. 33000 personas mueren al año por violencia con armas, por lo que armar a más gente no creo que sea la respuesta al terrorismo”.

Partidario de las armas para auto-protegerse.

“Las zonas libres de armas de armas son un objetivo fácil para los enfermos mentales y los psicópatas […]”, octubre 2015.

Sanidad:

Objetivo: sanidad gratuita universal bien planeada.

El plan Obama es un desastre porque los seguros privados se encarecen a consecuencia.

Seguridad nacional:

Partidaria de apoyar a la OTAN en Siria y acoger a refugiados.

“Hay un gran problema de odio”. “Llenar la bahía de Guantánamo [que plantea mantener abierta] de gente mala”.

Inmigración:

“Tenemos que ser comprensivos”. “Tenemos que frenar la detención de inmigrantes”.

“Construiré una valla y haré que México la pague”. “No aceptaré a 200.000 sirios que podrían ser de ISIS”.

Religión:

“He dicho en muchas ocasiones que soy creyente […] porque es muy difícil imaginar tener la presión sin poder refugiarse en una plegaria y en mi fe”.

“Voy a la iglesia, amo a Dios y me encanta tener una relación con él”.

Matrimonio igualitario:

“Todas las parejas y familias se merecen ser reconocidas y ser tratadas de igual manera por la ley en todo el país”.

“Algunas personas tienen esperanzas de que el Supremo apruebe el matrimonio igualitario, pero no va a pasar”.

 

Visto lo visto, cada vez es más difícil votar a un gobierno sensato, y ya no depende del país, sino de los valores que uno tenga y de lo que quiere para la comunidad en la que vive. Yo, desde luego tengo muy claro a quién no votaría, pero… ¿A quién sí?

¿Y ustedes? ¿a quién elegirían votar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.