Desde México nos llega el escabroso caso de “Ángela”, un hecho que pocos de nosotros podemos imaginar cómo ha podido llegar a ocurrir. Por ello, y con el fin de entenderlo mejor, queremos presentaros esta entrevista con el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Edgar Elías Azar y su equipo, a quienes queremos agradecer su tiempo y su interés por este proyecto.

retrato
Fotografía facilitada por el Magistrado. “Ángela”, tristemente conocida como “la niña de la maleta”.

Hola Verónica. Muchas gracias por solicitar una entrevista respecto de este caso, que sin duda ha sido el más desafortunado que me ha tocado conocer como juez. 

Como sabes, Ángela, bautizada así en este Tribunal de la Ciudad de México, fue una pequeñita de aproximadamente entre año y medio y dos años de edad, que falleció de un traumatismo craneoencefálico hace poco más de un año, en 2015; fue hallada oculta en una mochila en una colonia céntrica de la ciudad capital mexicana.

Nunca fue reclamada ni identificada por nadie. Por ello, mientras más medios nos ayuden a poder difundir su caso, quizá pronto logremos esclarecer qué paso y capturar a quienes hicieron que su cortísima vida fuera un infierno.

Cuestión de control de aduanas y pasaportes en Sudamérica. ¿Pueden los menores viajar sin consentimiento paterno?

No sabemos exactamente de dónde Ángela provenía. No está descartado que fuere de alguna nacionalidad centro o sudamericana. Sin embargo no hay un registro de entrada de ella al país, lo cual podría indicarnos que habría nacido en México. En general, las leyes de todos los países y los tratados internacionales siempre protegen a los menores, y ningún menor puede viajar al extranjero sin el consentimiento de ambos padres.

¿Podemos hablar de mafias y de tráfico de menores?

En este caso tampoco lo descartamos. Por ello, Ángela representará a muchos niños y niñas violentados que no tienen suerte al venir al mundo y este se torna un ambiente hostil para ellos. A Ángela no la buscaremos en una urna o en un cementerio, la despedimos para seguirla viendo, y con ella a muchos otros niños en el desamparo. Es un recordatorio de que hechos fatídicos como esos, existen y que hay que combatirlos siempre, todo el tiempo.

Como juez, ¿qué cree usted que falló?

Por el contrario. Nuestro tribunal nunca la envió a una fosa común. Agotamos con las demás autoridades tiempo para esperar a que alguien reconociera el cadáver, pero nadie se presentó. El perfil genético de la niña fue enviado a todas las fiscalías de México y compartido con las bases de datos de la Procuraduría General de la República. Al inhumarla, procuramos darle un cobijo póstumo que tal vez no tuvo en vida. Hicimos con nuestro Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y el Procurador de la Ciudad de México, cuanto estuvo a nuestro alcance en México y ante delegaciones diplomáticas, con otros países para saber más de ella. Los esfuerzos no se han agotado. Pero te comento que en el cuerpo de ese angelito, hallamos una muestra que está en poder del FBI de los Estados Unidos. Esa muestra, nos podrá llevar al responsable y en algún lugar del mundo Verónica, tenlo por seguro, alguien debe estar buscándola.

¿Ha tenido usted que enfrentarse a muchos casos similares al de la pequeña?

Verónica, Nunca habíamos tenido un caso tan dramático. En realidad es el primer caso del que a mi me toca conocer como Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México; además, como mi trayectoria ha estado vinculada siempre al ámbito civil y no al ámbito penal, no había conocido yo de casos similares.

¿Cuál fue su reacción al enterarse del caso?

De profundo coraje. Cuando los médicos  forenses me explicaron que la niña había sido violada varias veces, que estaba desnutrida y que presentaba golpes en su cuerpecito, regresé temblando a mi oficina. Temblando de coraje y de tristeza y de un sentimiento de profunda decepción, porque quizá haya alguien buscando a la niña en algún lugar del mundo. Por eso es importante la difusión que se haga también en Europa y otras regiones.

Hace casi dos meses de la sepultura de la niña y la noticia ha aparecido en los medios de comunicación de todo el mundo. ¿Se han puesto ya en contacto con usted y su equipo autoridades de otros países para colaborar en el caso?

Las autoridades de otros países tienen también este caso en la mira. Seguimos con ellos en contacto y con sus embajadas en tanto conozcan de pistas que nos lleven a encontrar al asesino, donde quiera que esté. Te puedo decir que los países con los que tenemos contacto, están muy interesados en que este caso se resuelva lo más pronto posible. 

Desde Europa da la sensación a veces que este tipo de casos nunca se van a dar en nuestro territorio, algo que, lamentablemente se ha demostrado que no es así. Podemos destacar los casos de Yeremi Vargas o Madeleine McCann, que no han aparecido aún a pesar de que han pasado ya varios años de sus desapariciones. A veces se recurre a la Europol o a la Interpol para, al menos, dar parte de la desaparición a nivel internacional, pero, corríjame si me equivoco, parece que no se da la misma respuesta si esto sucede en otro país más “lejano” como México. ¿Es esto cierto? ¿Han recibido apoyo de algún tipo?

Verónica, lo que sí te puedo afirmar es que hoy por hoy, la cooperación entre los países es distinta. Hay mucho más cooperación y el mundo está, digamos, muy unido, a pesar de las distancias y de las diferencias culturales. Afortunadamente los medios de comunicación contribuyen a poder integrar el planeta y creo sinceramente que independientemente de ser un país lejano a Europa o a Asia, los medios de comunicación y las nuevas redes sociales pueden contribuir a que la justicia sea real en casos como éste y pueda materializarse en un castigo para el culpable de esa monstruosidad.

¿Podría darnos su valoración del trabajo de la justicia mexicana sobre éste y otros casos, como el de los periodistas asesinados o la violación de los derechos humanos?

Los jueces de la Ciudad de México, se esfuerzan en proteger los derechos humanos en todos los casos de los que conocen, y en todas las materias en las que este tribunal es competente, porque así lo manda nuestra Constitución Mexicana. En ese sentido Verónica, no tengas duda que la justicia de esta ciudad capital de este bello y gran país que es México, está al servicio de toda la ciudadanía. Este Poder Judicial que tengo el honor de encabezar, está comprometido con ello, y justamente prueba de eso, son las acciones incansables que día con día el tribunal realiza, conociendo y resolviendo miles de controversias entre los particulares, y buscando se haga justicia con los infractores de la Ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *