TELEVISION BASURA 1 Cada vez estoy más convencida de que los medios de comunicación de hoy en día no venden información, sino drama. Los hechos ya no interesan, sino la historia de telenovela que hay detrás, y las 6 preguntas esenciales que todo periodista que se precie debería responder en su noticia (qué, cuándo, dónde, cómo, por qué y quién) se quedan en una sola: “¿interesa?”, o mejor dicho: “¿vende?”.

En definitiva, a nadie le interesa ya que haya decenas de conflictos en el mundo sin resolver, por eso mismo, por falta de interés. Lo que llama la atención hoy en día es que cuanto más melodramática y escambrosa es la historia, más vende.

Es simple, la sociedad actual está compuesta por seres egocéntricos, morbosos y cotillas hasta la médula. Todo lo quieren saber, pero no para estar al día, sino para poder emplear esos datos a su favor, o para ir a platós de televisión y largarlo.

Lo mismo pasa con los medios de comunicación. Hoy mismo me enteré que una conocida cadena de televisión estaba basando parte de su programación en la situación de los emigrados españoles en el extranjero, y traté de colaborar, ingenua de mí, dando por hecho que estaban buscando a personas que pudiesen aportar sus experiencias personales reales.

No obstante, tras una charla por teléfono con alguien de la cadena me di cuenta de que no. Sólo buscaban vender drama. Sólo querían hablar con gente que lo había pasado mal al dejar atrás su país y a los suyos. No sólo eso, sino que no estaban dispuestos tampoco presentar ellos la historia, tenían que ser los interesados quienes entrasen en directo, a lo que me negué en rotundo. ¿Dónde se ha quedado en buscar la verdad y el no desvelar las fuentes? ¿A eso le llaman periodismo?

Sinceramente, y teniendo en cuenta los antecedentes de esta cadena, no me extrañó nada. Lo que me indignó es que realmente no interesa hablar sobre el hecho de que hay más de dos millones de ciudadanos españoles que han tenido que emigrar y sobre todo lo que esto conlleva (por ejemplo, cómo afecta la ley del “voto rogado” a los resultados de las elecciones). Solamente interesa que esas personas cuenten en los medios lo mal que lo están pasando en un país que no es el suyo y en el que se tienen que sacar las castañas del fuego ellos solitos.

¿Qué van lograr con eso? Si lo que quieren es más audiencia, tv-basuravan por mal camino. Están empleando la situación de determinadas personas en beneficio (aunque cuestionable), y lo único que van a conseguir es que la gente acabe saturándose con “el drama de los emigrados”. Pues bien señores, ni la gente vive bajo un puente, ni a nadie le ha tocado atracar un banco aún.

Estar fuera es duro por muchos factores, pero con positivismo y esfuerzo siempre se sale adelante. Las penas, en el rincón de pensar, y cuando tomen una decisión, sea cual sea, que sea estando siempre dispuestos a luchar por los objetivos con una sonrisa en la cara. Para telenovelas ya tenemos la programación de sobremesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.