Mientras que el gobierno del país insiste en que los docentes de todo el sector educativo sean evaluados para el ‘beneficio’ de los alumnos, los profesores se niegan a esta evaluación, pero no porque no estén calificados o por miedo, como mucha prensa sensacionalista de mi país hace creer, sino porque cada trabajador insiste en una razón convincente y razonable. Ellos, la mayoría se rehúsa a la evaluación establecida e  implementada por el gobierno federal, las cuales por experiencias individuales nos comentan que es una prueba que no se ajusta a su entorno laboral.

REFORMA EDUCATIVA

A raíz de la ya implementada y también obligatoria evaluación docente, el magisterio más grande de América Latina 13 comenzó una revuelta en contra de la REFORMA EDUCATIVA, y por supuesto en contra del gobierno.

Esta eterna lucha del gobierno de la república contra el gremio docente es cada vez peor, donde el gobierno no cede al dialogo y que lanza reformas, descuentos y extrañamientos a diestra y siniestra a todos y cada uno de los maestros que salen de las aulas a defender sus derechos.

En días pasados los reflectores se viraron a mi país, específicamente al estado de Oaxaca, pero no porque algún grupo terrorista de ISIS atacase a esta población, no fue el extremismo religioso lo cual nos puso en el mapa, sino el propio extremismo social que se ha ido acrecentando. 

El extremismo puro que nos quiere mostrar a los docentes como los verdaderos traidores, que, para que una REFORMA, mal estructurada, sin pies ni cabeza y por supuesto que solo beneficia a las cabezas altas del gobierno federal, sea aplicada, que la educación en México ya no es la que era en mi generación hace 15 años, donde la enseñanza todavía era respetada, donde ‘el 12Profesor tiene la razón’, sólo por eso, por ser el profesor, porque en teoría es quien sabe más.

Un plan malévolo que está llevando a este país al borde de una guerra civil, donde el gobierno mata a quien piensa y a quien tiene estudios, y que nos recuerda al inolvidable 2 de octubre de 1968 en donde el gobierno se volvió contra los estudiantes.

¿Cómo un gobierno puede asegurar cosas que no sabe?

El gobierno de Oaxaca asegura que el 97% de las escuelas de educación básica en la entidad concluirá “en tiempo y forma” el ciclo escolar 2015-2016.

El director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Moisés Robles Cruz, precisó que este porcentaje de escuelas está trabajando con normalidad y sin ningún contratiempo. Lo cual todos los que SÍ vivimos en el mundo real, sabemos que no es verdad.

Destaca que estas escuelas cumplen con el calendario escolar completo que establece la Secretaría de Educación Pública (SEP), que son de 200 días de clases. Comentó que 312 escuelas han suspendido actividades de forma irregular, aunque, opinó (que yo más bien veo que sentenció) todavía ‘pueden recuperar el ciclo escolar si reanudan las actividades y extienden las horas y los días de atención, de lo contrario podrían perder el año lectivo.’

Si no es una reforma laboral, ¿por qué urgen que se vuelva a su lugar de trabajo? ¿por qué sentenciar a cada trabajador que se le hará un descuento de un día de salario, solo por el hecho de ejercer su derecho a la manifestación?

Consecuencias económicas

El descuento del día de salario por su paro laboral, asumiendo que sólo haya sido un día, al menos en la Ciudad de México es de $500 a $600 pesos, mientras que el día trabajado es de $355. Si sabemos sumar (gracias a todos mis profesores) esto es un descuento de una jornada y media de trabajo, aproximadamente ¿esto será justo?

A mí no me lo parece, a menos que la cifra insultante de los medios televisivos esté en contra del cheque de mi  hermana, de mis tías y de todos mis conocidos y colegas maestros, los maestros no son los 11malos, están del lado de todos aquellos padres de familia, que, a pesar de los malos tratos, de los insultos, de que creen que es obligación de ellos ser ‘Niñera’ de sus hijos, y de sus sueldos miserables sueldos.

Velan por la educación, se preocupan porque no se paguen los libros de texto, los cuales yo recuerdo tenía una leyenda que decía ‘LIBROS DE TEXTO GRATUITOS’, para que no paguen el agua y la luz, el recibo del teléfono, porque eso en nuestras leyes mexicanas antes de este régimen dictatorial que está tomando nuestro gobierno es lo que se suponía que entraba en el subsidio que se da a educación.

Categories: Acontecimientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.