Reñidos resultados

Los resultados del Brexit han sido muy reñidos durante todo el proceso de recuento de los votos, que ha durado toda la noche de ayer. A continuación, una imagen que refleja el sentimiento dividido en un país que, como su propio nombre indica, está unido, aunque al mismo tiempo polarizado en cuestiones como ésta. En Londres despertábamos pues, con los resultados definitivos después de que fuera necesario que transcurriera una noche entera para conocer qué habían votado los más de 46 millones de ciudadanos británicos y de la Commonwealth (grupo formado por Reino Unido y sus antiguas colonias) que habían acudido a los colegios electorales. 

Fuente: http://indianexpress.com/article/world/world-news/live-britain-european-referendum-results-updates-brexit-poll-results-2872401/

A favor y en contra del Brexit

Cuotas de mercado

La Unión Europea fue fundada con el fin de facilitar el intercambio de mercancías entre países para así ayudar a que una Europa devastada por dos guerras mundiales pudiera resurgir. Esto conllevó una serie de controles para fijar la cuota de mercado de los países en determinados productos, como la pesca, la ganadería, los lácteos o la agricultura, de modo que “todos” saldrían ganando.

Lo cierto es que esto es sólo la teoría y que la UE tuvo que desembolsar enormes sumas en compensaciones económicas a países que, como España, tuvieron que modificar la producción nacional en favor del mercado común y, en consecuencia, hubo grandes protestas en su momento.

Posteriormente, el problema vino con la anexión a la UE de diez países de la zona este del continente en 2004 a los que los países miembros tenían que ayudar a que sus economías se equipararan a las occidentales (aunque este es un tema sobre el que podríamos escribir otro , y, en 2007, se unirían Bulgaria y Rumanía, que además de recibir fondos, tenían que luchar contra la corrupción latente que tenían, algo que preocupaba en Bruselas. 

Schengen y consecuencias

La entrada de estos países en el espacio Schengen ha provocado la preocupación en algunos países de la UE debido a la “mala fama” que tenían estos países por culpa de la delincuencia, que se ha querido generalizar por parte de los euroescépticos para justificarse cuando se niegan a recibir más inmigración de los países de la UE, tal y como podéis ver en el gráfico de la izquierda, publicado por el diario Dailymail.

Además, se recurre a la falsa idea de que los europeos somos unos vagos y que venimos al Reino Unido (o a otros países como Alemania o Dinamarca) para cobrar ayudas por tener hijos y no para trabajar, a lo cual no puedo decir más que, pese a que hay casos puntuales que indignan a la sociedad, ésta NO es la regla general.

Terrorismo

Esta idea está estrechamente ligada a la inmigración, pero los últimos casos de terrorismo están más vinculados a razones religiosas y a un problema de asimilación de los inmigrantes (o sus descendientes) procedentes de países principalmente musulmanes, por el choque cultural que para ellos conlleva y la falta de interés en integrarse en una cultura que no consideran suya. Además, cabe señalar que en ocasiones, los países de origen de estos individuos están sumidos en guerras civiles y/o controlados por grupos extremistas como Siria o Afganistán. 

Cambio generacional

Mientras que en grandes ciudades como Londres donde la multiculturalidad es latente la población es, por lo general, más tolerante y con ideas más pro-europeístas, y en regiones como Escocia o Irlanda del Norte que ven en la UE una manera de alejarse de la influencia del Reino Unido en sus políticas nacionales. No nos olvidemos que Gran Bretaña, le pese a quién le pese, tiene un modelo federal, y hay muchas otras regiones, como en el centro y suroeste del país donde la presencia de la inmigración no es tal y la población es más conservadora.

Además, en los sondeos publicados por los distintos medios, como el que vemos a continuación, vemos cómo la edad influye y mucho a la hora de tomar decisiones. Eso de que cuanto más mayores más conservadores nos volvemos queda perfectamente reflejado en las encuestas, pues el 58% de las personas mayores de 65 votaron a favor del Brexit, mientras que el 64% de personas entre 18 y 24 años votaron en contra. 

¿Cómo se vive en la calle?

Como ya mencioné anteriormente, cada región es un caso aparte y, al menos en Londres, hay bastante indignación con los resultados. No olvidemos que la mayor parte de la población en esta ciudad es de origen foráneo (aunque puede que lleven aquí varias generaciones), es una de las ciudades más cosmopolita del mundo, y gente joven que ha venido aquí a ganarse la vida.

Además, incluso ha surgido una campaña pidiendo a las autoridades de Londres, una ciudad que tiene nada menos que 8,7 millones de personas, que pidan la independencia del resto del Reino Unido y que pidan ser miembro de la Unión Europea. Por su parte, Escocia e Irlanda del Norte han anunciado que considerarán hacer lo mismo.

Se trata además de una generación que ha nacido ya con la Unión Europea y, en el caso de los votantes más jóvenes, el euro se implantó cuando ellos sólo tenían dos años, por lo que no quieren ver cómo, todo a lo que están acostumbrados, desaparece.

Además, la libra se ha depreciado de 1,5 a 1,35 dólares, valores que no se daban desde hacía diez años, por lo que, para aquel que tiene que viajar o que simplemente necesita cambiar sus ahorros de libras a euros es preocupante pues se está perdiendo nivel adquisitivo.

Al parecer, el descontento y la indignación de algunos ha hecho que se haya creado una campaña pidiendo al gobierno que se repita el referendum, por lo que aún no es definitivo, y el tiempo dirá qué es lo que pasa realmente con estos resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.