Dos pancartas con el mensaje “Huelga general”. Hay una tercera que dice “Mamá, papá, ¿qué es un contrato indefinido?”

 Más huelgas en Francia

El hecho de que en Francia haya huelgas no sorprende ya a nadie, aunque viniendo de un gobierno socialista como el de Hollande, nadie se imaginaba que fueran a caer tan bajo de tratar de imponer una ley del trabajo más propia de un gobierno como el de Mariano Rajoy.

A diferencia de España, los franceses están orgullosos de su poder de persuasión y de sus huelgas y están dispuestos a lo que sea para demostrar al gobierno que se oponen a esta propuesta de ley que creen llevará a las futuras generaciones del país a la pobreza y de esclavitud. No hay más que ver lo que la ley aplicada por el gobierno del Partido Popular ha hecho en España, y los franceses no están dispuestos a aceptar que eso les ocurra a ellos.

Los sindicatos en Francia tienen el suficiente poder como para hacer que el gobierno recapacite, y lo saben, y no dudan en hacerse oír paralizando los servicios básicos, como el transporte, sobretodo en un país donde el ferrocarril y el transporte por carretera son cruciales para la economía.

¿Qué plantea el proyecto de ley?

  • Reforzar la lucha contra la discriminación y el acoso sexual

  • Modificar las reglas que afectan a la jornada laboral y a la remuneración con respecto a la anterior ley.

    • Esto implica, por ejemplo, subir el máximo de horas trabajadas por semana a 48 (60 en caso de “emergencia”), con un máximo de 10 horas de “trabajo efectivo” (incluyendo el transporte y el tiempo que un trabajador tarda en cambiarse) al día.
    • El salario recibido por cada hora extra realizada disminuirá.
    • Además, el trabajador tendría que estar a disposición de la empresa casi de forma permanente.
  • Despidos

    • La empresa podrá despedir a trabajadores si justifica pérdidas o disminución de beneficios durante varios meses consecutivos. 
    • Si un trabajador rechaza un cambio de condiciones en el contrato (en cuanto al horario y al salario) podrá ser despedido.
    • La empresa podrá comunicar al trabajador el despido por carta sin mayores motivos aparentes durante los primeros dos años de contrato. 

5

Huelgas y manifestaciones

Como es de esperar, estas medidas han recibido críticas por parte de todos los sectores y las manifestaciones y huelgas son visibles en cada uno de los rincones del país galo y las consecuencias han afectado a todos los ámbitos, desde los trenes, transporte de mercancías, o los controladores aéreos.

Mientras que el gobierno, por su parte, trataba de disuadir a los sindicatos de organizar manifestaciones con el pretexto de que las fuerzas del orden habían sido desplegadas por todo el país por la alerta de terrorismo y por los acontecimientos deportivos de este mes, los sindicatos han hecho oídos sordos porque consideran que están en su derecho de luchar por los derechos de los trabajadores. 

Cabe decir también que, con la excusa de los ataques terroristas que tuvieron lugar el pasado mes de noviembre en París y posteriormente en Bruselas, Francia aprobó el “Estado de excepción”, que ha prolongado como le ha convenido durante dos meses más. 

¿Qué es el Estado de excepción?

No es más que una situación en la que un gobierno, en papel de soberano, puede tomarse la libertad de establecer quién es el enemigo público y actuar en consecuencia si lo cree conveniente.

¿A quién temen más: a ISIS o al pueblo francés?

Puede que ISIS esté atemorizando a todo el mundo con sus ataques, pero de una cosa puede estar seguro el gobierno de Hollande. El pueblo unido será mucho más fuerte y más eficaz que cualquier ley que quieran aprobar, y si encima tienen la determinación de los franceses, apaga y vámonos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.