Hace unos días hablábamos ya del Brexit y qué supondría si los británicos votan a favor de éste el próximo día 23, y hoy vamos a tratar de nuevo el tema, aunque desde un punto de vista distinto.

En los últimos días, el miedo en los mercados y el asesinato de una diputada del partido laborista a manos de un individuo que se justificaba diciendo que los británicos deberían ser los primeros para los políticos en este país, coincidiendo con una tendencia hacia el sí en el referendum del 23 de junio, ha hecho que la libra se desplome a niveles preocupantes.

Está previsto que, de producirse el Brexit, los grandes capitales desaparecerían de este país, las grandes empresas se irían a otros países donde la economía es más volátil, como los países emergentes o incluso a EE.UU., y las relaciones entre Gran Bretaña y la Unión Europea pasarían a ser relaciones bilaterales entre Londres y cada uno de los países miembros por separado, lo que provocaría que el nivel de negociación de la isla frente a los mercados se iría a pique.

Según el periódico económico FinancialTimes.com, ya a principios de marzo la libra se desplomó en 3,5 puntos con respecto a dos semanas atrás. Para que veáis la diferencia más clara, en verano de 2015 la libra estaba a casi 1,60 dólares, mientras que en marzo de 2016 el cambio apenas rozaba los 1,39 dólares. Además, el Tesoro Nacional apunta a que, en el peor de los escenarios, la libra podría desplomarse en un 15% tras el Brexit

Esto no sólo afecta al cambio de divisas. La inversión ha caído en un 2% en estos últimos meses, pues las empresas están expectantes a los resultados del referendum, y esto sólo puede suponer una cosa: menos empleo, más despidos y una economía que, si los británicos votan que sí, tendría mucho que perder.

No nos olvidamos tampoco de la inmigración, pues una parte importante de los trabajadores en el sector servicios en este país son inmigrantes. Mencionábamos anteriormente que aquellos que ya se encuentran en la isla no tendrían problemas para quedarse si así lo desearan, aunque, visto lo visto, si la economía se desploma, y el motivo principal por el que muchos están aquí es el económico y las condiciones laborales en sus países de origen, muchos perderían los trabajos y ya no tendrían razones por las que quedarse.

Se trataría, en resumen, de un anticipo de una deflación a consecuencia de la pérdida de valor de la moneda nacional. Esto, no obstante, podría suponer un abaratamiento de los precios de los bienes, pero a los británicos les resultaría más caro, por ejemplo, salir al extranjero, que es un tema que en el país preocupa bastante, pues los británicos son uno de los principales grupos de turistas en todo el mundo.

En una encuesta realizada de manera online por parte del gobierno entre el 9 y el 10 de junio sobre una muestra de 1671 personas se vio claramente que la realidad que se vive en estos momentos es muy confusa para todos, pues un 42% de estas personas votaron a favor de seguir formando parte de la UE, un 43% votaron a favor del Brexit, mientras que el 11% de los encuestados se mostraban indecisos. Posteriormente se realizó otra encuesta el día 13, en la que los resultados se igualaron a un 44% para cada una de las posturas y, de nuevo, el 12% restante se mostraban indecisos. ¿Puede esto suponer que se tenga que hacer una segunda vuelta? Habrá que esperar y ver qué pasa de aquí al jueves.

Por ahora, desde el continente llegan amenazas con que, si se diera el caso de que el Brexit sale como opción ganadora, la capacidad de negociación de Gran Bretaña con el resto del continente será, como mínimo, baja, aunque eso no parece preocupar al sector conservador, que siguen pensando que el país es el obligo del mundo y que no necesitan que Merkel se inmiscuya en los asuntos de los británicos y que siempre pueden negociar con otros países, como los miembros de la Commonwealth.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.