Eurovisión 2016: Resultados de la noche

Resultados de las votaciones de Eurovisión 2016. Fuente de imagen: Google imágenes.

El pasado sábado 14 de mayo, Ucrania se erigió como ganadora del festival de Eurovisión con la canción 1944, interpretada por la joven cantante, compositora y actriz Jamala. No obstante, no es la primera vez que Jamala participa en el gran festival europeo de la canción. Ya lo hizo en 2009 y 2011, pero sólo con este nuevo tema compuesto por ella ha conseguido su sueño de conseguir la victoria para su país. En este caso sí se cumple el dicho: a la tercera va la vencida.

El sistema de votaciones estrenado este año prometía emoción hasta el último momento. Y así fue. Cuando parecía que Australia o Rusia iban a proclamarse ganadoras del festival, el televoto permitió a Ucrania escalar hasta la primera posición y convertirse en la vencedora de la 61ª edición del festival de Eurovisión, con un total de 534 puntos (211 del jurado profesional y 323 del televoto).

Y con un resultado así cabe preguntarse: ¿por qué está siendo tan criticado este triunfo, si se supone que es lo que ha votado la mayoría de europeos y, por tanto, el que más nos ha gustado? Quizá el problema esté en que dicho tema hace alusión a la deportación de los tártaros de Crimea (ahora adherida a Rusia) a Asia Central (principalmente a Uzbekistán) tras la batalla de Crimea. Su abuela, a la que dedica la canción, fue una de las víctimas de esta deportación. A continuación podéis leer un fragmento de la letra y su traducción.

When strangers are coming… -Cuando los desconocidos llegan…
They come to your house, -Entran en tu hogar,
They kill you all -Lo destruyen todo a su paso
and say: -Y dicen:
“We’re not guilty -“Nosotros no somos culpables,
not guilty”. -No lo somos”.
Where is your mind? -¿En qué estás pensando?
Humanity cries. -La humanidad llora.
You think you are gods, -Os creéis dioses,
But everyone dies. -Pero todo el mundo muere
Don’t swallow my soul. -No robes mi alma,
Our souls […] -Nuestras almas […]

Algunos espectadores opinan que el resultado cambió a última hora mediante algún tipo de “tongo” porque Europa no podía permitir que Australia, país invitado, nos arrebatase en nuestras narices y con esa facilidad un título que pertenecía a Europa. Eso es lo que opinan algunos. Otros, sin embargo, creen que es la propia audiencia y el jurado popular los que han decidido ‘poner paz’ de alguna manera entre Ucrania y Rusia y se han servido para ello de este festival. Al ganar Ucrania, se transmite el mensaje de que pueden, que no están solos y que no siempre es Rusia la que está por encima. Algunos, sin embargo, prefieren dejar la política a un lado y argumentar simplemente que 1944 no es una canción para nada eurovisiva, que a excepción del juego de luces que hubo durante toda la actuación, la canción no incita a volver a escucharla porque no llega, no engancha y, en definitiva, no gusta. Estas son algunas de las opiniones de los eurofans más molestos con el resultado.

Sea como fuera, Ucrania se alzó con el micrófono de cristal y será la anfitriona de este festival e año próximo. Si Jamala se lo merecía o no, ya depende del gusto y el criterio de cada persona.

En cuanto a España, ha vuelto a quedar en una mala posición, en el puesto 22° concretamente, con sólo 77 puntos sumando tanto los del jurado profesional como los del televoto. Algo que dejó a la gran mayoría de españoles con un mal sabor de boca porque minutos antes nos llegaba la información de que después de su magnífica actuación, Barei ese colocaba como tercera en las principales casas de apuestas. Pero al final volvimos a lo de siempre, y volvió a quedar demostrado que lo de ganar Eurovisión no es cosa de España. Eso sí, sigue siendo una noche histórica que lleva repitiéndose durante décadas y que, al menos en mi casa, consigue unirnos a todos alrededor de la televisión con ganas de disfrutar de una noche de entretenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.