Nuevo remedio para los odiosos dolores de la regla

Ser mujer nunca ha sido fácil, y de algún modo, hablar sobre los dolores menstruales sigue siendo tabú en una sociedad en la que parece que lo único que importa es la productividad.
Además, parece que ya no logra una hallar la confianza suficiente en su entorno para hablar de temas como este, y hasta pedir consejo sobre qué hacer cuando a una le baja la regla y los dolores se tornan insoportables puede suponer que te tachen de débil.
Por si fuera poco, ir a tu jefe/a y decir que estás enferma por este motivo puede hacer que los demás crean que estás inventando una excusa para no hacer lo que una debe, su trabajo. Total, ya descansarás en tu tiempo libre, ¡como si no tuviéramos nada que hacer entonces!
Si hay algo de lo que me he dado cuenta con el tiempo es que, aunque hablemos de esto con otras mujeres, como nuestras madres o nuestras amigas, no siempre encontraremos las respuestas que esperamos obtener, y no porque no nos entiendan como mujeres, sino porque cada cuerpo es un mundo completamente distinto, y mientras que, por ejemplo, María puede que se recupere rápidamente tomando una pastilla de ibuprofeno, Lola puede llegar a vomitar o a desmayarse. Por eso, responder a algo como “¿qué me tomo?” puede ser una odisea.
Por ello, como mujeres que somos, y porque también creemos que un consejo nunca está de más, hemos elaborado una lista con una serie de métodos que os pueden funcionar, aunque la idoneidad de cada uno de estos métodos dependerá del cuerpo de cada una. No obstante, os recomendamos que no juguéis con vuestra salud y que acudáis a un especialista si tenéis dudas.
1) Remedios caseros
Hay quien huye de tomar medicamentos y optar por remedios más naturales que, además, puedes hacer en casa, y está en su derecho. Un ejemplo pueden ser las siguientes ideas:
  • Tomar algo caliente.
  • Ponerte una bolsa de agua caliente en el vientre.
  • Infusiones con plantas medicinales.
  • Ir a hacer ejercicio, para mantenerte activa y ocupar tu mente con otras cosas para olvidarte del dolor.
2) Descansar y tomar ibuprofeno, al menos el primer día.
 
Éste es posiblemente el método más utilizado, aunque bien es cierto que tumbarse a dormir la siesta no siempre es posible por el estilo de vida tan ajetreado que tenemos.
Hay que señalar también que, o más bien recordar, puesto que esto es crucial y todo el mundo debería saberlo a estas alturas, el ibuprofeno es muy fuerte, al menos el que generalmente se vende en las farmacias en España, que es de 600mg, y que no se debería tomar nunca con el estómago vacío, por lo que remendamos tomarlo después de haber comido algo o después de haber tomado un protector de estómago, como el Omeprazol. Si tenéis dudas siempre podéis ir al médico o a la farmacia.
3) Las píldoras anticonceptivas
Este método de anticoncepción consiste en tomar hormonas, más de la dosis producida por el cuerpo de manera natural. Si se toman de manera regular y siguiendo las pautas de un ginecólogo pueden también ayudar a regular el ciclo menstrual y los dolores para aquellas mujeres que tengan un
ciclo muy irregular con flujo abundante y/o dolores muy fuertes.
No obstante, hay numerosas dosis y, aunque nos repitamos, volvemos a decir que cada cuerpo es un mundo y que las que se tome tu mejor amiga pueden no ser las mismas que te tengas que tomar tú.
Será en todo caso el especialista quien determine si puedes tomarlas y qué dosis es la más adecuada para ti.
4) El DIU
Seguro que habéis oído hablar de este método, pero tenéis que saber que ha de ponerlo el ginecólogo, y que normalmente su coste es de entre 150 y 300€, pero su efectividad dura unos cinco años.
Eso sí, obliga a ir a revisiones continuas, aunque casi no tiene efectos secundarios, a diferencia de las píldoras.
Lo que hace es que impide que el endometrio, la capa que cubre el útero, crezca y esto ayuda a que las menstruaciones abundantes y los dolores desaparezcan. Sin embargo, y porque no hay nada que no conlleve un pero, no es recomendable para mujeres sin hijos, porque en caso de infecciones pélvicas, que se pueden dar por la colocación del mismo o por llevar a cabo relaciones sin protección, la mujer puede quedar estéril.
5) LIVIA (www.myliva.com)
Dispositivo Livia. Fuente de imagen: Fasteas.fr.
Este es un método muy innovador que está por salir al mercado y que consiste en aplicar descargas eléctricas en el vientre para evitar que los nervios envíen al cerebro señales de que hay dolor en esa zona.
¡Muy inteligente! Porque si no sabes que eso ocurre, no te
afecta 🙂
Sus creadores están tratando de conseguir fondos para su comercialización, así que os mantendremos informadas.
¡También podéis reservar vuestro LIVIA en la web que os indicamos en el encabezamiento!
Esperamos vuestros comentarios y sugerencias sobre qué hacéis vosotras en estos casos 🙂

Categories: Ciencia Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.