Sección entrevistas

Queridos lectores,

Empezamos la sección entrevistas de la Revista La Palabra Púrpura hablando sobre el Síndrome de Down y contando una historia de superación que nos ha llamado gratamente la atención. Como todos tenemos a personas estupendas e increíbles en nuestro entorno, pensamos que no era necesario irse demasiado lejos para encontrar gente inspiradora. Así pues, hemos querido empezar hablando de Blanca, quien, a pesar de tener Síndrome de Down siempre ha querido hacer cosas formidables por los demás.

Hola Blanca, antes de nada te queríamos agradecer de todo corazón el haber aceptado que te hiciéramos la entrevista. Hemos de decir que tu historia nos pareció muy interesante desde el principio y por ello queríamos estrenar la sección entrevistas de nuestra revista contándola.

– ¿Tuviste problemas con tus compañeros cuando estabas en el colegio?

En el Colegio siempre llevé el mismo ritmo de trabajo que mis compañeros, claro a mí me costaba más tiempo y más esfuerzo el entender las cosas, hacerlas, aprenderlas, pero siempre lo he conseguido y he sacado todos los cursos sin repetir nada a pesar de que algunos profesores no querían que hiciera el Bachillerato porque pensaban que una persona con Síndrome de Down no podía hacerlo. Tenían expectativas negativas sobre mí por ser Síndrome de Down pero, por el contrario, los directores del colegio y la mayoría de los profesores me apoyaron mucho y lo conseguí.

Con respecto a los compañeros, hubo de todo. Desde los tres años tuve una gran amiga, Vero, y nuestra amistad continuó durante muchos años hasta que se fue a estudiar fuera. Aún continuamos siendo muy buenas amigas aunque nos veamos menos, pero la mayoría no querían saber casi nada de mí, me ignoraban, incluso alguno/a me insultaba. Otros me aceptaban como soy y me ayudaban en algunos trabajos, pero eso en el colegio, fuera no contaban conmigo para salir o ir de fiesta.

Cuando terminé el Bachillerato hice un Ciclo Superior de Integración Social y cuando lo aprobé me di cuenta de que podía seguir estudiando. Los compañeros del ciclo se limitaban a estar conmigo en la clase pero no había ningún tipo de amistad.

Niña con Síndrome de Down. Imagen obtenida de www.guiainfantil.com.

Ahora estoy en la Universidad y estoy estudiando el Grado de Terapia Ocupacional. Mi relación con los compañeros es buena y me llevo muy bien, pero sólo es una relación de clase.

– ¿Podrías contarnos un poco cómo fue tu infancia?

Cuando tenía trece días ya empecé a hacer Estimulación Temprana y así hasta que fui al colegio a los dos años. Cuando salía del colegio mis padres me llevaban a logopedia y seguía con la estimulación en casa, pero eso no quiere decir que no jugara con mis vecinos de la calle que por cierto todos los de mi edad eran chicos.

Mis recuerdos son de una infancia feliz y buena, jugaba, trabajaba y aprendía mucho, según mis padres estaba súper ocupada. He de decir que todos esos esfuerzos por parte de mis padres, de mi hermano y míos han dado sus resultados y he podido llegar donde estoy.

– ¿Cómo es que empezaste a trabajar en una Escuela Infantil?

Estoy trabajando en una Escuela Infantil Inclusiva, con niños con discapacidad y sin discapacidad, de cero a seis años. Empecé a trabajar en la Escuela porque yo iba a unas reuniones de “Comisión de la Mujer”, a las que íbamos mujeres con discapacidades distintas y sin discapacidad, allí conocí a la directora de la Escuela y me dijo que estaban buscando a una persona para trabajar, fui a la entrevista y me dieron el trabajo. Además a mí, ese tipo de trabajo siempre me había gustado y estuve encantada de poder hacerlo y así ayudar a los niños pequeños con alguna discapacidad. De hecho, por eso elegí el ciclo de Integración Social.

– ¿Por qué elegiste esa carrera de Terapia Ocupacional?

Elegí la carrera de Terapia Ocupacional porque me gusta ayudar a las personas con problemas, con discapacidad, porque por mi experiencia personal tengo mucha empatía con ellas. Sé lo mucho que tienen que esforzarse para aprender y los entiendo muy bien. Cuando consiguen alcanzar algún objetivo por pequeño que sea, yo lo valoro mucho, es un logro y eso nos da fuerzas para seguir intentando mejorar.

– ¿Notaste alguna vez que te trataban de forma distinta a los demás? (para bien o para mal).

Algunas compañeras y algunos profesores no me trataban muy bien, pero la mayoría me trataban como una más en los estudios, aunque amigos y amigas no he tenido muchos. Los mejores son el grupo de amigos y amigas que tengo en el lugar donde paso los veranos, en la playa. Voy con ellos desde que tenía 11 años y continuamos juntos todavía todos los veranos y durante el curso, a veces, quedamos y nos vemos, son estupendos porque me aceptan y valoran como soy y me tratan como una igual. De forma distinta no me ha tratado casi nadie excepto alguna persona, pero en general lo que pasa es que no cuentan conmigo para salir.

– ¿Cuál ha sido la mejor experiencia que hayas vivido?

Mis mejores experiencias han sido:

  • Las charlas que doy porque intento transmitir a las personas que me escuchan que con mucho esfuerzo se pueden conseguir muchas cosas y que cada persona debe llegar al máximo y sus posibilidades.
  • La Audiencia con la princesa Leticia, que fui representando como persona con Síndrome de Down y fue estupendo porque puso mucha atención a lo que le decía, estaba enterada del tema y fue muy amable y cercana.
  • Y, por supuesto, mis noches de fiesta en la playa con algún botellón y luego discoteca.

– ¿Tienes algún proyecto a corto o a largo plazo?

Mi proyecto a corto plazo es terminar la carrera de Terapia Ocupacional y continuar con mi

trabajo en la Escuela Infantil de l’Alquería y seguir ayudando a las personas con discapacidad y luchando por defender nuestros derechos. También espero, con el tiempo, poder vivir de forma independiente y autónoma.

Finalmente, me gustaría añadir que a las personas con discapacidad no se les tiene muy en cuenta en la sociedad y eso en un problema que hay que solucionar, se nos mira mucho pero no se nos integra del todo ni se nos valora. En lugar de vernos como personas con DISCAPACIDAD, deberían ver nuestras CAPACIDADES, que son muchas.

Categories: Entrevistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.